Mareando la perdiz

No han dejado de sorprendernos durante años, más bien desde que descubrimos las virtudes de «Slanted And Enchanted». Partiendo del descaro amateur de aquel, se amansaron en «Crooked Rain, Crooked Rain», se tornaron insolentemente ariscos al siguiente álbum, culminaron algunos de sus temas más maduros en «Brighten The Corners», para acabar manteniéndose en un punto intermedio con «Terror Twilight». Sólo que algo hacía presagiar que las cosas no andaban viento en popa. Bien lo demostró su torpe paso por nuestro país. A los tres días se separaron, al siguiente desmintieron esa disolución y al otro volvieron a confirmar una separación que, finalmente, se va a quedar en descanso temporal. De hecho, un representante del sello británico de la banda confirmó que «el grupo se retira temporalmente para: 1-empezar una familia, 2-navegar por el mundo, 3-meterse en la industria informática, 4-bailar y 5-recibir atención». Si los motivos son ciertos o no, difícilmente lo sabremos. El caso es que vamos a tener que pasar una temporada sin Pavement. O por lo menos sin una parte del grupo, puesto que algunos de sus miembros han comentado ya estar trabajando en otros proyectos. Spiral Stairs –alias del guitarrista Scott Kannenberg- se pondrá manos a la obra con la intención de publicar un trabajo en solitario, mientras que Steve West va a editar en unos meses «Sunset Sprinkler», el segundo álbum de su banda paralela Marble Valley. Luego, Dios dirán.