Más pólvora para el Rencontres Trans Musicales de Rennes. Como cada año, desde hace 38 ya, centenares de actuaciones del 30 de noviembre al 4 de diciembre se darán lugar en el festival, que además tomará el pulso al ‘street art’ y las expresiones urbanas. También habrá representación española; combativa, cómo no, con el Niño de Elche.

“Quería mostrar el espíritu del Trans: la fiesta y los nuevos horizontes… Los que realmente cambia los escenarios”. Así define War!, artista callejero de Rennes, las motivaciones que le hicieron asumir el reto de ilustrar la 38 edición del Rencontres Trans Musicales, uno de los festivales decanos de Europa.

War! entiende el Trans como una “aventura musical”. Una aventura longeva –cerca de cumplir los 40 años de celebración– que año tras año se marca el reto de estirar un poco más las convenciones. A su base de centenares de actuaciones de diversas nacionalidades, se suma en esta edición –del 30 de noviembre al 4 de diciembre– el reto de concienciar sobre las expresiones urbanas: el impacto del año pasado tras los atentados en Bataclán todavía colea en Rennes. El Trans fue el primer gran festival –y el primer evento masivo en Francia en 2015– tras los atentados en París.

Su gesto simbólico el año pasado animó al resto de eventos similares a no cancelar. Y es que el festival de Rennes se mantiene, para desgracia de la música en vivo, como una anomalía en Europa. ‘Showcases’ y medio formato se dan cita durante una semana en más de una quincena de escenarios: asistencia profesional para los artistas –la mayoría de ellos primerizos– con llenos asegurados gracias a los precios módicos. Una mezcla pensada para público local pero también para prensa y promotores de todo el mundo.

El ambiente que esa combinación asegura lo vivirá de primera mano uno de nuestros nombres con más proyección: como ya informamos, el Niño de Elche ha sido el elegido como representante de la vanguardia del sur de Europa. Pero su flamenco deconstruido no estará sólo: lo acompañarán, entre otros, Aïsha Devi, Barbagallo, Canari, Dagga Domes, Kondi Band, Lucky Chops, M.A Beat!, Sauropod, Sônge, The Barberettes, The Jacques, Tsu Shi Ma Mi Re, Volontiers o Weval.

En las últimas décadas, el festival ha puesto de relieve nombres como Justice, MGMT, Jamie Woon, Calvin Harris, Ben Harper, LCD SoundSystem o The Rapture. Este año tampoco habrá tregua: apostará de nuevo por una colección de bandas prácticamente desconocidas que, si se obra de nuevo la magia del festival, no lo serán tanto en unos meses.

Tanto los abonos como las entradas de día están disponibles en la web del festival.