La veterana banda vizcaína se ve obligada a cancelar los conciertos tras aterrizar en el país americano, ofrecer el primer concierto y ser objeto de engaños y cambios de condiciones pactadas previamente.

La veterana banda vizcaína de ritmos jamaicanos Akatz viajaba llena de ganas e ilusión a México a principios de mes para ofrecer una gira por diversas salas y festivales, con un público que estaba ansioso de recibir por primera vez a la banda vasca en sus tierras. El acuerdo firmado era simple, firmaron con un solo promotor que les organizaba la gira y la promoción simplemente a cambio de los gastos de desplazamiento, ofreciendo los conciertos gratuitamente. Una muy atractiva experiencia que, según nos cuenta su frontman Unai Quecedo “Bita”, comenzó a torcerse muy pronto: “Una vez allí vimos que se había vendido el concierto de Monterrey, que hicimos, y asociado con otras dos promotoras para los conciertos de DF y Estado de México, y a partir de ahí, desconfianzas, raterismo, falta de comunicación, y robo porque las entradas se vendieron más de 350 en DF y los números no daban. Y claro, hay empezó la plática”.

Tras el exitoso concierto en Monterrey, en el que no hubo ningún problema y el promotor local cumplió, las cosas comenzaron a torcerse. Abiertamente les plantearon unas condiciones que no les cubrían ni el 40%,  así que “por respeto a nosotros y con una pena horrible porque el público nos ha tratado increíblemente…decidimos no tocar y comunicar la historia”.

Sensaciones encontradas según nos cuentan ya que tras el disgusto, han sentido el aliento de los cientos de fans, que incluso conocían sus letras, y la posibilidad de de grabar en los grandes Estudios IMER tres temas. Tristemente han comprobado de igual manera que no es un hecho aislado y que un gran número de bandas profesionales han pasado por una situación similar, pero que en muchos casos no lo han denunciado públicamente.

El comunicado que ha emitido la banda a través de las redes sociales es el siguiente:

“Estamos muy tristes y defraudados por todo lo sucedido ayer. Estamos a 14.000 km de nuestras familias y no terminamos de entender cómo se ha podido jugar con el dinero de tanta gente, pero sobre todo y lo que más nos ha dolido es que han jugado con la de aquellos cuyo humilde sueño era asistir a un concierto de música. Música la cual amamos, tal y como pudieron comprobar los amigos que asistieron a nuestro concierto en Monterrey.

Akatz ha venido a Mexico a tocar gratis, únicamente a cambio de los gastos de desplazamiento, lo cual no se ha cumplido por parte de todos y cada uno de los colectivos de promotores de Mexico DF y Estado de Mexico. La consecuencia es que estamos muy endeudados y cada día que pasa más.

Pensamos que la única forma de protegerles a ustedes hubiera sido no haber aceptado la invitación de viajar a México sin haber recibido el dinero de los vuelos de antemano, como se acordó por contrato, pero la ilusión de tocar para ustedes nos hizo confiar en que aquí recibiríamos el dinero, como nos prometieron en numerosas ocasiones a lo largo de estos días.

La acogida ha sido fantástica por parte del público, hemos recibido la hospitalidad, el calor, el cariño… Compartimos su tristeza y su enfado, que son los nuestros.”

Puedes ver el video que también han publicado aquí. La banda ya se encuentra de vuelta, haciendo la escala obligatoria en Madrid, y en los próximos días desgranará con más detalles lo ocurrido.