JEFF TWEDDY SE LO ESTÁ PONIENDO DIFÍCIL A JAY FARRAR. EL LÍDER DE WILCO ACABA DE SACAR TRES ÁLBUMES DE UN TIRÓN: CON GOLDEN SMOG, CON BILLY BRAGG Y CON SUS COMPAÑEROS DE FATIGAS. EL QUE FUERA LÍDER DE UNCLE TUPELO JUNTO A JAY FARRAR GANA A SON VOLT EN PROLIJIDAD, AUNQUE NO QUIERE HABLAR DE LA MUTUA ENEMISTAD. DESDE CHICAGO Y CON SABOR AÑEJO.

Uno tiene la esperanza de que Jeff Tweddy no sea tan parco como su antiguo compañero de Uncle Tupelo, Jay Farrar, pero parece que en las raíces del rock americano la parquedad es una virtud. La actitud punk del country más puro encuentra en Jeff Tweddy un vehículo expresivo. Su nuevo disco «Summer Teeth» es considerado raro para los fans de «Being There» pero muchas de las canciones ya estaban escritas en 1996. «Sí, muchas ya estaban preparadas cuando hicimos «Being There», otras las hicimos estos dos últimos años mientras estábamos de gira, algunas tienen sabor de habitación de hotel». Sin embargo, Jeff Tweddy no es de piedra y reconoce que el éxito de «Being There» ha afectado de algún modo a las nuevas canciones. «Bueno esto nos ha dado satisfacción y ha hecho que las cosas fueran más fáciles y estuviéramos más excitados». Quizá sea por eso que «Being There» suena más melancólico y «Summer Teeth» más… ¿positivo? «Bueno yo creo que los dos discos suenan melancólicos para algunas personas a veces. Otras veces queremos que la música suene esperanzadora». Lo que es innegable es que el nuevo disco de Wilco está mucho más orientado hacia el pop que el anterior, como si quisieran sonar más amables o como si se hubieran dejado influenciar por sus amigos de The Jayhawks. Una, dos o tres canciones del disco parecen influenciadas por los Beatles. «Bueno, yo creo que todo el disco es más pop, queríamos hacer un disco de pop». Así que se trata de un giro intencionado, porque Wilco parecen haber abandonado su parte más arisca en favor de composiciones más amables si bien un tanto más psicodélicas, algo que ya se aleja del country más ortodoxo. «Bueno, estuvimos mucho más tiempo en el estudio probando instrumentos». «Being There» era un disco doble con diecinueve cortes y «Summer Teeth» con diecisiete, quizás exista alguna extraña razón que explique a la vez su prolijidad compositiva y su laconismo verbal. «Bueno, la próxima vez intentaremos hacer uno más corto». Diecisiete canciones que hablan de lo mismo pero desde distintos ángulos. «De relaciones que llevan al desastre». Como en desastre derivó la relación con Jay Farrar cuando el actual Son Volt dejó Uncle Tupelo. A Jeff no le gusta hablar de ello, ni del movimiento neocountry No Depression que protagonizaron Uncle Tupelo. «A mucha gente le gusta relacionar a Wilco con todo esto, pero yo no tengo idea de que existiera ningún movimiento que pueda describirse con una frase. Ya no escucho esos álbumes, yo miro hacia delante, ya hay otra gente que mira hacia atrás por mí». Entre los dos últimos trabajos, Wilco hicieron un disco con Billy Bragg, «Mermaid Avenue», en el que pusieron música a algunos textos inéditos del padre del folk americano, Woodie Guthrie. «Fue una experiencia maravillosa, lo mejor fue que colaboramos con Woodie Guthrie (¡!)». Lástima que el maestro de Bob Dylan esté criando malvas desde hace treinta años. Sin embargo, Jeff no se pasa la vida escuchando música de los años cuarenta como hace Jay Farrar y, de hecho, no está seguro de querer preservar la tradición. «Cuando pones música en un disco ya estás haciendo tradición». Respecto a Golden Smog, que acaban de lanzar «Weird Tales», no recuerda quién tuvo la idea de crear este supergrupo. «Esos chicos son todos amigos míos y soy feliz de formar parte de ellos». Tres discos en un año y sin racanear canciones, Jeff se lo está poniendo difícil a Jay. «Summer Teeth» está publicado por Warner.