Erigidos -sí señor, parte de culpa tuvieron- en los señores absolutos de la tachuela, la muñequera hasta los sobacos y esa indumentaria a medio camino entre los sueños húmedos de Freddie Mercury (etapa “Screaming for Vengeance”)y un mosquetero real venido a menos (“Turbo”), Judas Priest están de nuevo en activo. El último gran dinosaurio del heavy metal ha vuelto y, visto lo expuesto en “Jugulator”, para hacerle la vida muy difícil a todos sus sucesores.

Después de una larga espera, reaparece una de las bandas más queridas y apreciadas del heavy metal de todos los tiempos. Siete años les ha llevado el lanzarse de nuevo a un mercado plagado de nuevas tendencias y modas, de sonidos industriales, de fusión entre estilos de diversa procedencia. La cuestión es que “Jugulator”, el nuevo álbum de Judas lleva vendidas en nuestro país más de 30.000 copias,situándoles en el no.20 de la lista del AFIVE en España.¿Quién se atrevió a decir que el heavy más clásico había muerto?. Judas Priest -para regocijo de nostálgicosy azote de modernos- han despertado de su letargo, y era obligado ponerse en contacto con K.K. Downing (guitarra junto a Glenn Tipton) y el nuevo vocalista Ripper Owens, para ponernos al día con respecto a su presente,pasado y futuro.

Ripper Owens procedía de la banda Winter Bane. ¿Por qué se la ha intentado ocultar a la prensa?
R: He formado parte de varias bandas, ninguna demasiado importante. Con Winter Bane llegué a grabar un álbum, eso es todo.

¿Es cierto que fuiste escogido a través de un vídeo de un show tributo a Judas?

R: Sí, es totalmente cierto. En esos momentos estaba participando en un espectáculo de tributo a Judas. Cuando ellos lo vieron, les gustó y decidieron ponerse en contacto conmigo y aquí estoy.

¿A qué creéis que se debe el que las carreras en solitario de los grandes vocalistas del metal hayan sido estrepitosos fracasos?Por ejemplo, las de Bruce Dickinson e incluso Rob Halford.
KK: Debo reconocer que para ellos debe ser una gran tentación. Cuando ves que tus fans andan por ahí te debe pasar por la cabeza que quieres emprender una carrera en solitario. Pero también ocurre algo parecido con las bandas a las que dejan. Nosotros tuvimos un poco de miedo al verlos fracasos de algunas bandas al cambiar de vocalista. Decidimos que no cundiese el pánico y nos planteamos no editar ningún tipo de material nuevo hasta que no estuviésemos totalmente seguros de haber dado con la persona indicada.

¿Durante estos siete años no habéis intentando en ningún momento reconciliaros con Rob Halford?
KK: No, nunca. Ten presente que la decisión de abandonarnos fue suya,en ningún momento nos argumentó los motivos por los que iba a dejarnos. No sé, creo que cuando Rob decidió emprender su carrera en solitario algo raro pasó por su cabeza.

Tengo entendido que “Jugulator” llevaba un buen tiempo grabado y listo para editar. ¿Por qué motivos habéis tardado tanto tiempo en publicarlo?
KK: Llegó un momento en el que decidimos tomarnos unas vacaciones.Fue entonces cuando Rob decidió comentarnos que estaba interesado en emprender una carrera en solitario y juzgamos que lo mejor sería darle un poco de tiempo para que volviese a pensárselo. A las pocas semanas, Glenn decidió que también iba a grabar un álbum en solitario y Robert, el batería, optó también por abandonarnos. Casi a la vez nos ofrecieron el celebrar de forma especial el veinte aniversario. Al cabo de unos meses, Glenn y yo volvimos a juntarnos y nos pusimos a buscar a un nuevo vocalista. Y eso fue lo más difícil de todo. Nos tiramos tres años enteros, y mientras, compusimos y escribimos todo lo que después ha acabado siendo “Jugulator”.

¿Qué ha aportado Ripper a “Jugulator”?
R: Mi voz, creo que eso es suficiente. Hemos adaptado los temas a mi tono de voz… Además me siento genial en la banda, aún estoy flotando,no me lo creo.

¿En algún momento pensasteis que no habría ningún cantante adecuado para los nuevos Judas Priest?
KK: Era muy difícil encontrar un sustituto para un vocalista como Rob Halford y encontrar a alguien que fuese igual o mejor; sabíamos que iba a ser muy duro. Lo que teníamos claro Glenn y yo era que si no teníamos a un vocalista que estuviese a la altura, no íbamos a publicar el disco.

¿Qué os parece la forma en que se fusionan los distintos tipos de música en los últimos tiempos?
KK: Creo que la música está atravesando un momento un tanto extraño. Nada parece lo que es, todo se mueve estrictamente por cuestiones de moda.

¿Entonces, os molestaría ser un grupo de moda?
KK: La verdad es que no lo sé con certeza… No creo que estando de moda se vendan más discos. Todo el mundo debe demostrar lo que vale. Las modas pasan y al final uno no vende. No creo que sea tan importante vender por vender. Nuestros fans nos conocen y para nosotros eso es lo más importante, que los fans estén contentos y estén con nosotros.

¿Por qué motivos habéis cambiado de compañía discográfica?
KK: Estábamos un poco cansados de trabajar con Columbia. Lo más lógico es que la gente siga pensando que la compañía trabaja bien, pero continúa teniendo muchos fallos. Además siempre hemos pensado que cambiar de compañía sería beneficioso para todos nosotros…

¿Remezclaríais vuestros temas?
KK: Oh no. Creo que nunca haremos algo así. Francamente, tampoco me haría demasiada gracia que alguien lo hiciera, creo que entonces no sería la música de Judas. Cada banda es libre de hacerlo que quiera con su música, por eso precisamente Judas Priest no tiene ninguna obligación de hacer remezclas de sus temas.

¿Cuándo empieza la gira?
KK: En enero. Tenemos verdaderas ganas de volver a los escenarios; ofreceremos un directo con mucha fuerza, con muchas luces, motos… será uno de esos shows que tienen que verse. De momento, estaremos en España sobre marzo.

“Jugulator” está publicado por SPV y distribuido por Mastertrax.