Ya les hemos contado durante los pasados meses que la formación que estuvo defendiendo el anterior disco ha cambiado. “Las jugadas imposibles” (Grabaciones en el Mar) ha sido fruto de tanta movilidad, un trabajo más directo, más eléctrico, más masticable.

Hay que documentarse, y nada mejor que subir a La Bernardina, la furgoneta de Tachenko, y acompañarles durante el estreno de disco y banda en la Ricoamor de Castellón. La excitación se puede cortar, la puesta de largo de su segundo disco es inminente y las expectativas por parte de un público conocedor de cada nota de “Amable” o “Coche Real”, hits de su primer trabajo “Nieves y Rescates” (GELMAR, 04) deben ser cumplidas. Tachenko entregan pop, pero también más rock. “Entrada de artistas” podría definir lo primero, lo segundo queda explicado con, por ejemplo, “Natural”. Ambas son cara y cruz del esfuerzo de una banda que ha apostado por dejarlo todo para dedicarse a ella. Se lo creen, vaya. Parada en bar de carretera, compra del “Grandes éxitos de Chiquito de la Calzada” (este hecho marcaría el resto de la gira levantina) y entrada en Castellón escuchando a todo trapo el adelanto del disco que Violadores del Verso sacarán en octubre.

“El pop o el rock son música popular, están en la calle, no en los despachos, ¡joder!”

¿Asombrados? Tachenko tiene nuevo disco y banda, y así ve los cambios Sebas Puente: “Somos más rockeros, hay más contundencia”. A lo que Sergio Vinadé, la otra mitad original añade: “…bueno, tampoco creo que seamos más rockeros, sino que somos más directos. Nos perdemos menos en florituras y vamos más al grano. A la melodía, a la canción, a que se nos oiga… no a hacer tres arreglos y que no se oiga ninguno”. Se refieren al directo, ya que los violines, violas y metales registrados en la grabación pueden despistar a quien lea estas declaraciones. Pero les aseguro que detalles como la Gibson SG de Vinadé como guitarra de directo hacen que sus palabras tengan todo el sentido. En concierto suenan más eléctricos, supliendo arreglos con energía, con una mayor agilidad sobre las tablas y una actitud más rockera. Edu Baos (bajo y responsable de la grabación) y Alfonso Luna (batería) han aportado una bocanada de aire fresco a la banda, aunque no sin ciertas presiones originales. (Alfonso) “Bueno, cuesta un poco, por la presión del disco, por conocer lo que se estaba haciendo antes, pero es al principio”. Nadie lo diría viendo esos cruces de miradas y sonrisas sobre el escenario. La complicidad es total, y se contagia. (Edu) “¿Sabes lo que pasa?, que nos llevamos muy bien tocando y nos divertimos mucho”. Vinadé sonríe y sentencia: “Es lo que dice Alfonso. Hay unas expectativas con Tachenko, y eso les ha podido presionar, pero se lo han currado mucho. La forma que tienen de ser ha ayudado mucho, lo bien que nos llevamos los cuatro es clave”. Por si no lo sabían, y aprovechando que no durará demasiado la “oferta”, les contaré que Tachenko regalan el disco en su web, aun así, la mitad de los asistentes a su primer concierto lo compraron en la sala. (Vinadé) “La gente no es tonta. Quiere escuchar música, le gusta la música, y se van a comprar el disco que les guste. No nos va a quitar posibles ventas, ya lo has comprobado en el concierto de ayer. El que tenga pasta se comprará más discos, pero es que a todos nos gusta comprarlos”. ¿Y qué opinan los que dirigen los destinos de los creadores? (Puente) “Lo quitaremos, no vamos a pagar el canon desorbitado que nos pedirá SGAE. Tendríamos que pagar por regalar nuestras canciones, es de locos, es absurdo”. Pero ya habrán roto una lanza a favor del libre devenir de la cultura, ¿no? (Vinadé) “El día que nos lo quiten ya habremos dado un paso más en lo que creemos que es justo, que es que la música pueda llegar a todo el mundo”. Cada uno usa las técnicas de las que dispone para hacerse escuchar, al fin y al cabo, cada vez somos más los delincuentes o cómplices. (Vinadé) “Nosotros no tenemos los canales de promoción que tienen otros grupos apoyados por los mass media. Debemos aprovechar los que tenemos que son la web, los conciertos, la prensa como vosotros… Hace quince años todos nos grabábamos cintas y nadie nos llamaba piratas, ¡madre mía! Si un chaval de quince años no tiene dinero para comprarse discos tendrá que bajárselo de algún lado o grabárselo de algún amigo. El pop o el rock son música popular, están en la calle, no en los despachos, ¡joder!”. ¿Jugadas imposibles frente a una defensa como la que existe? Ya se verá. Por lo pronto lo que les importa es acabar de consolidar para el directo, algo que tiene bastante buena pinta. (Vinadé) “Estamos contentos, hay que pulir fallos, pero lo veo claro, estamos en el camino, estamos en el rock (risas)”. Lo están, Tachenko saben hacer canciones y saben regalarlas sobre cualquier escenario, frente a sesenta personas y frente a dos mil.