Ramón Rodríguez, más conocido como The New Raemon, publicó recientemente “El Yeti” (B-Core, 15), Ep de inéditos y versiones. Ahora va a presentarlo en gira, así que hemos aprovechado el momento para que nos conteste algunas preguntas descerebradas.

¿Ser fan de las películas casposas es algo que se puede mantener hasta los cuarenta años de edad?
Es muy bueno no tomarse nada demasiado en serio, incluído el cine. Hay obras ligeras tanto en el cine, como en la literatura o la música que son mayúsculas por eso mismo: no se toman en serio. Resumiendo: hay momento para todo, uno no va a estar todo el día leyendo a Tolstói o viendo filmes de Alain Resnais, ¿verdad?

¿Qué es lo peor que les has enseñado a tus hijas hasta el momento?
Enseñarles el culo alguna vez, para hacerlas reír.

¿Qué tres cantantes te influyeron más a la hora de convertirte en cantante de un grupo?
Joe Strummer, Jeremy Enigk y sobre todo Eric Bachmann.

¿Y qué tres guitarristas te marcaron para meterte a guitarrista?
Mick Jones, Andy Summers y Eric Bachmann.

¿Por cuántas tribus urbanas o modas has pasado hasta llegar a ser The New Raemon?
Siempre he sido un pijo de Cabrils, pero fui heavy y muy fan de Iron Maiden (aún sigo siéndolo) e intenté ser punk durante la edad del pavo, de aquel experimento me quedé el rechazo absoluto a la autoridad y la injustícia y descubrir a The Clash, que fue lo que me cambió la vida.

¿Cuál es tu superhéroe favorito y cuál tu superheroína favorita?
Por nostalgia, aunque sea un blandengue… Spiderman, aunque reconozco que Batman y Daredevil son los mejores. Superheroína me quedo con Catwoman, que no es ni buena ni mala, y eso mola bastante.

¿Recuerdas el primer tebeo que te marcó de pequeño?
Claro, jamás olvidaré al Juez Dredd y a Robo Hunter. ¡Qué tiempos los de Ediciones Zinco!

¿Cuál es la mejor adaptación de cómic al cine que existe?
La mejor película de superhéroes llevada al cine sigue siendo el Superman de Richard Donner, envejece muy bien.

¿Qué es lo mejor que vas a dejarle al mundo cuando ya no estés aquí?
Dejaré al mundo en paz, eso seguro.

¿McEnroe son mejores que The New Raemon?
Lo son.

¿Qué es lo peor que te hicieron Manos de Topo cuando grabaste con ellos?
Nada, son inofensivos, es todo teatro.

¿Qué es lo peor que has leído sobre tu música y qué es lo que se ha escrito que más te ha emocionado?
Siempre puedes aplicar algún apunte de las críticas a tu próximo trabajo, a excepción de las malintencionadas claro está, pero lo importante es componer sin pensar demasiado en qué pensarán los demás. Si piensas demasiado en un proceso creativo, te paralizas y al final no haces nada de provecho.

¿Cuántas canciones tienes ya listas para ser grabadas? Y de todas ellas, ¿cuántas son buenas?
Ahora mismo tengo siete canciones listas para grabar. Yo no soy quién para decir si son buenas o no. Sí tengo claro que a mí me gustan. Irán en el disco compartido con McEnroe.

¿Qué pensaste cuando, en una ceremonia, te presentaron como “el hombre que quería ser un lemur”?
Me hizo gracia, porque entiendo que la gente pueda pensar que esa canción es mía, no todo el mundo lee los créditos de los discos, más en estos tiempos digitales. Esa información y costumbres se han ido perdiendo.

¿Le gustó a Estanislau Verdet tu versión? De hecho, ¿le han gustado tus versiones a artistas como Nueva Vulcano, Mishima o Lluis Llach?
Lluis Llach no lo sé, pero al resto sí y muy agradecido de tener la suerte de versionar a artistas que admiro.