Mucho ha llovido desde aquellos lejanos días en que el pop independiente español empezaba a emerger de las catacumbas. El optimismo era generalizado ¡podíamos disfrutar aquí de versiones nacionales de las bandas que adorábamos de fuera!. Todo el mundo estaba muy contento y decía que estábamos viviendo una nueva “movida”. Pero hoy, cinco años después ,las cosas se ven de muy diferente manera. De las bandas que surgieron en aquella época sólo se mantienen -obviamente- las mejores, pero ninguna de ellas ha conseguido ni la mitad de repercusión que cualquier banda de la “movida”, básicamente por dos razones principales. La primera es que cantan en inglés y la segunda es que todos tienen el aspecto (y la actitud) de tu vecino del tercero, tu compañero de clase, o el repartidor de pizzas; o sea, entre ellos no hay ninguno con la pinta, ni las ganas de ser famoso y estar en todas partes que tenían Alaska, Loquillo, Jaime Urrutia o Santiago Auserón.

Y así están las cosas hoy en día: distribuidoras independientes tan importantes como Comforte o Running Circle se han ido al garete, los colaboradores de Mondo Sonoro se olvidan de votar el último disco de Penelope Trip entre los mejores del pasado año, las multinacionales se comienzan a despertar ahora y fichan (bueno, hacen los famosos contratos de yo-te-presto-dinerito-y-si-funciona-me-los-quedo) a La Buena Vida -Polygram-o Chucho -Virgin- justo cuando RCA, la primera en despertar y que ya cuenta en sus filas con Australian Blonde, El Niño Gusano, Los Planetas y Penelope Trip, comienza a fichar a Reincidentes o Ska-P. ¿Conclusión? pues que de momento, en lo que respecta al negocio, el gallinero sigue casi tan revuelto como al principio aunque ya se ha desinflado todo lo que había de globo. Artísticamente el momento es inmejorable (ahí están Manta Ray, Beef o Penelope Trip para dar lecciones) por otro lado, los más accesibles, poco a poco se van haciendo su hueco publicando discos cada vez más consistentes. Éste es el caso de lo gijoneses. Ellos tienen muy claro que el proceso es lento porque el público masivo aun no está acostumbrado al sonido que ellos proponen (Tito) “Sí, sí, es despacito, nunca basado en un salto. Mira por ejemplo “Chup Chup”, una canción que es BS de una película y anuncio de Pepsi. Si la canción fuese en castellano y estilo Rosana, probablemente estaríamos hablando de unas ventas de medio millón de discos, sin embargo nuestras ventas de “Chup Chup” no han llegado a las 20.000″. El sonido de Australian Blonde corre por las mismas latitudes (quiero decir, es tan personal) que la de unos Lemonheads, unos Buffalo Tom o unos Posies, pero como apunta acertadamente Ramón Lluvia, “estoes pop, y si le damos más vueltas de las necesarias corremos el peligro de estropearlo”. Así es, pop-rock descrito con la particular voz de Fran. La búsqueda de la canción por la canción, la canción redonda, canción que Australian Blonde encuentran muy a menudo.

Las cosas comenzaron con “Pizza Pop” (Subterfuge, 93). Francisco Martínez, Tito Valdés y Roberto Nicieza son los responsables de esta pizza entre cuyos ingredientes se encuentra el único hit del indie nacional: “Chup, Chup”. Contaban con varias bazas fuertes. La primera era un indudable talento melódico -(Paco) “Yo creo en las canciones, la construcción de las canciones… hay que ser honrado cuando haces una canción: si dura un minuto, dura un minuto, para qué vas a darle vueltas”.- que crea unas sencillas pero preciosas melodías marcadas por la personal voz de Fran -segunda baza- (Fran) “Cuando canto, canto de una forma natural, que puede que sea característica, pero eso surge ya con los componentes del grupo. Por ejemplo la manera que tiene de tocar Paco. Pero eso no es buscado, es como él toca”. Pues esa era su tercera baza, el directo. Un potente directo (lo siento, tenía que decirlo) que recibió desde el principio el apoyo de Paco Loco a la guitarra y que les situaba a la altura de cualquier banda internacional. (Paco) “Nuestro directo es bastante enérgico, bastante libre, no es cerrado”. (Tito)“Somos honestos, lo que ves es lo que hay, lo hacemos porque nos gusta, no representamos, no vamos de ninguna actitud, tocamos las canciones tal y como las sentimos”.

Llega el 94, y gracias al tirón de la onomatopéica canción, grupo y sello estrenan una forma de contrato con RCA que luego se repetirá con otras bandas. (Tito) “Bueno, la decisión a partir de “Aftershave” la tomamos nosotros cuando firmamos con RCA, es cuando tuvimos la discusión de la pizzería, si nos íbamos a dedicar a ésto o no, del miedo que teníamos a tomar ese paso. A partir de allí nos tomamos las cosas más en serio, más profesionalmente…”.Las ventas de “Aftershave” (Subterfuge, 94) hacen que Australian Blonde pasen automáticamente a formar parte de RCA (Fran). “Ya con “Aftershave” pasamos a ser un grupo de RCA y en el momento que ellos quisieran, nos cogían. Había una cláusula según la que, superado un cierto número de ventas, pasábamos a ser de RCA”. (Tito) “De hecho fue una decisión a tres bandas. Fue Subterfuge quien nos dijo, ´este disco es mejor que lo hagáis con BMG porque no podemos daros lo mismo que ellos´, queríamos que el disco sonara bien, hacer la masterización en América… que no sonara más bajo que un disco extranjero, tiempo de estudio y tal”. Lo que no está tan claro es la buena predisposición de Subterfuge y su actual relación, ellos responden con un lacónico “sí, sigue siendo cordial”. ¿Pero es que no se puede conseguir la profesionalidad desde una discográfica independiente? (Paco) “El problema es que es otro tipo de circuito. Una independiente quizás no puede meter tus discos en el Corte Inglés, y es importantísimo… No se trata de tocar siempre en la misma sala, lo que mola es que un día actué en Barcelona en un sitio y otro día poder mirar otro más grande. Con una independiente es más difícil, igual Subterfuge sí puede, que vayas a tocar en una ciudad y estén tus carteles en la calle”. Habla Paco Loco, el que comenzó siendo productor de la banda (y de decenas de ellas más dentro de la “escena”)y pasó de guitarra de apoyo en directo a convertirse en parte integrante de Australian Blonde con la salvedad de que no sale en las fotos.

Así las cosas, llega el 97 con la publicación de “Australian Blonde” (RCA). Pero cómo es presentado un grupo como Australian Blonde dentro de los circuitos comerciales? (Tito) “Los circuitos son los mismos… nos presentan así como presentaban a Nirvana, como movida joven alternativa”. (Paco) “De todas formas ha cambiado mucho la cosa, la frontera entre lo comercial y lo alternativo ya casi no existe. ¿Green Day es un grupo alternativo-comercial o comercialmente alternativo? Yo creo que es una cuestión de actitud, no importa lo que vendas. Puedo vender un millón de discos y seguir siendo alternativo a Revólver. Yo sigo siendo alternativo a Revólver. El movimiento alternativo salió a una manera de ser y de trabajar de los 80, que para mi eran patéticos, y salió una cosa alternativa. En ese sentido Australian Blonde o Penelope Trip eran alternativos a Gabinete Caligari, Loquillo…y siguen siéndolo aunque vendan más”. (P.Martínez) “Yo estoy un poco con Paco: Cuando me hablan de música alternativa, no sé de qué cojones me están hablando…Es absurdo”. Hablan animadamente, es palpable la relación de amistad que existe entre Tito y Fran. El recién llegado Paco Martínez (Roberto Nicieza se descolgó por el camino para acabar fundando Astro Discos) se muestra circunspecto. Todos escuchan a Paco Loco como a un hermano mayor, entre el cachondeo, el cariño y el respeto. La toma de decisiones tiene todo el aspecto de ser democrática. (Fran) “Sí, más que de forma democrática, siempre hay alguien que en un momento dado tiene que tomar la decisión, pero en general siempre se busca que haya el mayor consenso posible. En el caso de que no lo haya, suele ser Paco el que de alguna manera sutil… Es un poco la labor del productor, la de tomar las decisiones últimas, no sé, supongo que por eso se les paga, para que tomen decisiones, sino los artistas producirían sus discos…”. Pero como dice Paco, “en este caso para estar en esta labor hay que ser un poco psicólogo y tener un poco de visión de lo que pueda opinar la gente. Sobretodo hay que saber ceder en el momento adecuado. Se trata de hacer una cosa intermedia. De todas maneras, siempre están bastante cerca las opiniones. Creo que una cosa fundamental de los grupos es hablar, en el momento que no hablas todo se empieza a ir al garete. Una de las razones por las que quería que grabáramos todos juntos era precisamente por eso, para lograr hablar mucho y llegar a entendernos, porque la relación puede estar deteriorándose un poco por las presiones de la prensa, de la gente y un poco el ego de cada uno. Pero conseguimos que todo fuese tan bien como antes, yo creo que el disco demuestra eso, cuando lo escuchas te da la sensación como de amistad, por eso hay tantas canciones, porque salieron muchas, y tanta variedad, porque se volvió a conseguir un ambiente de amistad muy importante”. Cierto que es importante, recientemente Los Planetas, el grupo que más cercano tienen en cuanto a su situación, ha sufrido grandes desbarajustes. (Tito) “Los Planetas son muy diferentes a nosotros, somos muy amigos pero son diferentes. Eso no quiere decir que no nos pueda pasar.. no lo sé”. (Fran)”Creo que igualmente los lazos entre nosotros son muy fuertes como para que nos pasen este tipo de cosas”. (Paco) “La diferencia es que Los Planetas están rodeados por una gente que ahora pueden ser amigos, pero sólo ahora. Sin embargo, la gente que nos rodea a nosotros son amigos de verdad… es negocio, está claro, pero hay mucha amistad en el negocio y Los Planetas tuvieron que recurrir a gente que no eran amigos en su momento. Nosotros somos un grupo… de amigos”. Aun así debe ser difícil mantenerse unidos. (Tito) “Yo creo que no sólo en la música, sino en todo tipo de cosas. Es convivir con una serie de gente que tienen sus virtudes y sus defectos”. (Fran) “Es muy difícil porque en una banda tienes que tomar decisiones todo el tiempo”. (Paco) “Aparte de eso te influyen muchas cosas. Simplemente el tener una novia que venga de fuera te puede influir para ponerte en contra de tus amigos… Eso dicen que les pasaba a los Beatles. Tiene que ser bastante fuerte, cuando vas de gira tienes que aguantar. El objetivo en este juego es divertirte, si no te diviertes pero eres Pink Floyd o eres Genesis, pues tiene su compensación , pero si no te diviertes siendo un grupo normal… eso ya es más complicado”.

Pero vayamos a lo que nos ocupa, la edición de “Australian Blonde”. Un título que se presta a aquello de que “es como si fuera un primer disco”, “el comienza de una nueva etapa y esas zarandajas”. (Paco) “Estuvimos mirando títulos y no senos ocurría ninguno. No dimos con un título que nos gustara a todos”. (Tito) “Lo único en que pensé cuando lo propuse fue en el disco de la Velvet “Velvet Underground””. Queda claro.

Veinte canciones son las que componen un trabajo de ameno discurrir. (Fran) “Teníamos 25 temas… Llevábamos dos años sin grabar porque estábamos tocando y no nos apetecía ponernos a ensayar. Nos metimos en el estudio con apenas dos o tres canciones pero con la ventaja de estar en RCA podíamos disponer del estudio el tiempo que quisiéramos, íbamos ensayábamos, grabábamos los ensayos, íbamos para Gijón, lo escuchábamos, volvíamos a grabar… Fue todo entre verano y octubre y quizás por eso el material también sea más variado y mejor porque en los otros dos discos yo lo hacía todo, y en este los escribíamos entre todos. Llegaba uno con una idea y los demás lo desarrollábamos y lo grabábamos, podíamos escuchar el material y seleccionarlo. Yo creo que en ese sentido se nota un trabajo más pulido. Siguen siendo canciones de bajo/batería/guitarra pero hemos tenido tiempo para pensar las cosas más, y si están allí es porque han superado la selección natural de arreglos y concepto, sin embargo seguimos con la misma filosofía de hacer cosas muy sencillas y muy austeras. Metemos un arreglo de cuerda o un sampler o este tipo de historias con la idea de que no se te haga monótona la escucha del disco, que haya variedad de instrumentos, que sea algo muy simple, bonito pero que no sea nada ampuloso ni barroco. Más que nada porque el concepto del grupo en directo es que estemos los cuatro tocando, entonces si haces arreglos que son experimentales o lo que sea, luego en directo se echarían mucho en falta”. Por primera vez Tito se lanza a componer y cantar algún tema. (Tito) “Esencialmente fue eso, como estábamos en el estudio antes de que se grabara el disco y no teníamos prácticamente nada, dijimos: `vamos a poner sobre la mesa todo lo que tenemos, independientemente de lo que consideremos, y a trabajar sobre ello´. Quieras o no tú siempre tienes ideas, tus cositas, un acorde.. y lo montamos. Yo no estaba nada convencido, entonces entre todos me echaron una mano y conseguimos hacer algo parecido a buenas canciones”.

También por primera vez introducen temas en castellano (“No puedo dormir”, “Alguien diferente”, “Rápido” y “Sobrevuelas”), Los malpensados lo tienen a huevo: multinacional, temas en castellano… (Fran) “Si el disco hubiera sido con Subterfuge habría sido el mismo disco. Respecto a lo de castellano, no es algo buscado. De hecho los temas en castellano tampoco son singles muy claros, son canciones para escuchar… Nunca nos planteamos de antemano cómo va a ser una canción. Además es la compañía la que elige el single. Nosotros no nos poníamos de acuerdo. Y ellos son los más indicados para tomar este tipo de decisiones, son los que se encargan del aspecto del negocio y creo que la elección de un single es algo relacionado con el negocio. Yo no puedo saber cuáles la canción que mejor va a funcionar porque soy incapaz de ponerme en la psicología de un oyente de los cuarenta principales”. Al disco quizás le falte un pelotazo como “Chup, Chup” pero estas canciones no se pueden premeditar. (Tito) “porque tu haces lo que te sale, tío, como intentes hacer algo más fuerte o más suave.. allí la cagas”. (Fran) “Nos gustarían tener un pelotazo por tenerlo, pero nuestro planteamiento es el de crecer gradualmente con cada disco”.

La producción, obviamente, ha corrido a cargo de Paco Loco pero la masterización se hizo en EE.UU. con Bob Ludwig en los Gateway Studios. (Paco) “Una producción es una labor desde que entra el grupo en el estudio hasta que tienes el disco… y en esa labor hay grabación, mezcla y masterización. La grabación la hicimos nosotros solos, la mezcla la hicimos en Madrid con un técnico y la masterización la hice yo en America con Bob Ludwig. Cuando ya está toda la voz mezclada en un DAT, tienes que ponerla en un orden, las 20 canciones no te suenan igual de brillo, ni de potencia, ni de intensidad. Se trata de darle a todas las canciones la misma intensidad y potencia. En el extranjero, con los equipos que tienen, claro, hacen que las canciones suenen fuertes, siempre suena más alto un disco de fuera. El volumen te da más brillo y potencia al sonido… Todos subimos el volumen para disfrutar mejor de la música. Bob Ludwig utiliza sus aparatos para que todo suene al mismo volumen y con el mismo color tonal, el mismo brillo, el mismo grave… Lo mete todo en un ordenador y con diez minutos por canción tiene suficiente,cobra su dinero y ya está. Es un tío muy respetado en América.Lo conocí por su trabajo para “New York” de Lou Reed, ya había estado liado con él en el “Metal Machine Music”. Ha masterizado para Pearl Jam, Bruce Springsteen…”

El disco se cierra con una broma en clave techno. (Paco) “A mi siempre me gustó mucho. Desde hace mucho tiempo que tengo cosas de este tipo de música, y simplemente es tener un poco de control sobre tu equipo. No sé si puede hacerlo cualquiera, pero yo pude hacerlo. Detrás de gente como Chemical Brothers, Orbital… hay un gran trabajo creativo. A mi no me suena a techno éso, a mi me suena guay. Bueno, los Chemical Brothers me suenan a un grupo de techno, pero tampoco me parece nada nuevo, cuando yo era pequeño estaban los Daft, Kraftwerk y a mi me gustaba mucho”. (Tito) “Respecto a la música de baile, a la gente joven no le interesa comprar discos y escuchárselos, prefieren ir a la discoteca, ligar y beber… La forma que tienen de consumir música es ésa. Pero yo creo que siempre habrá alguien al que le guste ir a ver una banda de rock, poner un disco y escucharlo”.

En Festimad tendremos la oportunidad de disfrutar las nuevas canciones en directo. Comienza el tema de los festivales. (Tito) “Yo me lo paso muy bien”. (Paco) “Yo me lo paso muy mal, porque los festivales son una degradación total para los grupos españoles. Hay un racismo y un clasismo increíble, a los grupos extranjeros se les permite todo y a los españoles no se les permite nada. A los grupos españoles no les dejan probar sonido, no les dejan llevar su back-line, tocan con menos equipo… Que nos hagan tocar en un escenario más pequeño que Jesus and Mary Chain a mi me toca los huevos. Si vamos a competir, que sea con las canciones, no con los medios. El año pasado, cuando tocamos en Benicàssim, recibimos peor trato que cualquiera. Tocó Australian Blonde y cuando salió Gene, a mi me daba vergüenza cómo sonaban ellos y cómo habíamos sonado nosotros. En general en todos te dicen que, como te están haciendo un favor porque te va a ver mucha gente y tal, tienes que bajar tu precio de caché, no probar sonido, ir a un hotel de mierda, no entrar en backstage hasta el día que tocas… porque como te va a ver mucha gente… Lo único que quiero es igualdad, me parecen muy bien los festivales, porque hay muchos grupos que no tienen la oportunidad de tocar delante de tanta gente, pero pido igualdad, o dignidad como mínimo. No tiene sentido que se de ese trato de favor a bandas extranjeras que no conoce ni Dios, y a los grupos españoles nos traten como a una mierda”.