Courtney Barnett se ha convertido en una de las féminas más interesantes de la actualidad. Tras dos Ep’s más que recomendables, publica ahora “Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit” (House Anxiety/Popstock!, 15), un disco en el que se muestra más eléctrica e igualmente interesante.

Courtney Barnett ha tardado poco tiempo en reaccionar. Si con la edición conjunta de “The Double EP: A Sea Of Split Peas” (13) se lanzó de cabeza a las turbulentas aguas de la actualidad del pop rock alternativo a base de canciones de aúpa y directo para recordar, ahora publica un disco más irreverente, eléctrico y sólido bajo el nombre de “Sometimes I Sit And Think, And Sometimes I Just Sit”. “En realidad estuvimos diez días para grabar el disco y otros diez para mezclarlo, pero lo que ocurrió es que luego nos pasamos bastante tiempo enviándonos mensajes y haciendo sesiones de skype para acabarlo todo, aunque en realidad el estudio está cerca del lugar en el que vivo. En cuanto al método, asumimos que son dos años más de experiencia los que tengo ahora mismo, así que sonamos más maduros. En general te diría que darle forma a este disco ha sido algo más normal y no una locura como lo que fueron los dos Ep’s, para los que trabajamos con mucha gente y en muchos sitios distintos. Ahora nos hemos centrado en un pequeño equipo de cuatro personas en un lugar concreto y durante un período concreto”. Las palabras de Barnett dejan claro que la dinámica para escribir y grabar las canciones no ha sido muy diferente, pero lo que sí ha cambiado es su sonido. La Courtney Barnett de 2015 suena al mismo tiempo más pulida y más enérgica. “Nos hemos sentido muy cómodos tocando juntos. Supongo que estar un año entero girando nos ha permitido dar con el sonido que más nos gustaba. Para mí ha sido muy importante conseguir que las guitarras sonasen como quería. Adoro tocar la guitarra y que suene muy rotunda, con empaque”.

Aunque pueda parecer irrelevante, la realidad es que el título del disco y la portada tienen un significado meditado y que refleja la trayectoria de Barnett hasta el momento. “El título trata sobre cómo aprender a ir despacio en la vida y a fijarse en lo que tenemos a nuestro alrededor. Las personas solemos distraernos muy fácilmente con todo. La frase me la inspiró un póster que había en casa de mi abuela con ese texto”. En cuanto a la portada, puede recordar a dibujos de Daniel Johnston o la portada de “A Distant Shore” de Tracey Thorn. “La portada recuerda a cuando era una niña y mi padre coleccionaba sillas baratas de época. Es lo que refleja el título, son unas líneas básicas que dibujan esa teoría de la simplicidad”.