Baluartes del rock clásico facturado en nuestro país, Biscuit vuelven con un disco en el que les degustamos más maduros y decantados por el lado más americano de su música.

Baluartes del rock clásico
facturado en nuestro país, Biscuit vuelven con un disco en el que les degustamos
más maduros y decantados por el lado más americano de su música. “El rock
americano más clásico, desde The Byrds o Buffalo Springfield hasta Tom Petty o
Son Volt, siempre ha estado en nuestro elenco de influencias. En los discos
anteriores ya se notaba, aunque estoy de acuerdo en que en éste está algo más
presente”
. A pesar de que nadie duda de su
raíz setentera y de finales de los sesenta, el universo de Biscuit no termina
ahí. “Como siempre, el paso del tiempo ha separado el grano de la paja de la
música de los noventa. Hay cosas que hoy me parecen infumables y otras, como
algunos discos de Love Battery, ‘Dookie’ de Green Day, todo lo de gente como
Screaming Trees, Bevis Frond, The Posies y muchos otros, me siguen pareciendo
muy grandes”
. Su radio de acción, sin embargo, apenas alcanza la
actualidad. “Cada vez estoy más desconectado de lo que se cuece hoy en día.
Los dos últimos grupos con los que me he sentido identificado y me han
influenciado son australianos: You Am I y Johnny Casino & The Secrets, con
los que tuvimos el honor de compartir cartel en el Xiria Pop. Como ves, no
hablamos de advenedizos precisamente”
. Por otra parte, se consideran una rara avis de la escena hispana. “No
se me ocurre ningún grupo español con el que poder sentirme afín estilísticamente.
Hay muchos grupos buenos, algunos muy buenos, con estilos musicales que me
encantan y, por lo poco que sé, la escena underground
está pasando por un gran momento. Aún así, creo
que nuestro cóctel es bastante exclusivo”
. La presentación en vivo de “Cinnamon Fadeout” ya está en marcha y nuestro interlocutor, Xavi,
aprovecha para hacer una llamada a los promotores del país. Que tomen buena
nota, desde aquí garantizamos que estos tipos rockean de lo lindo.