Hasta hace poco era una de las mayores promesas de la escena reggae barcelonesa, pero tras escuchar “Bassically” (New Beats/Kasba Music, 17) podemos confirmar que ya es uno de los mayores talentos musicales que posee la ciudad condal. Alex Bass, quien ha unido su excepcional voz a la formación The Same Song Band, presenta este excelente LP y nos habla sobre él y sobre su reciente viaje a Jamaica en busca de inspiración. El 15 de diciembre estará actuando en directo en Bombastic Club (Barcelona).


 Empecemos en orden cronológico, por el nacimiento de la banda. En 2015 comienzas a trabajar con los miembros de la “A4 Reggae Orchestra”, dando luego origen a “The Same Song Band”. ¿Con que intención se creó esta nueva formación, que particularidades tiene TSSB”
La formación surgió a raíz de que durante ese mismo verano de 2015, tuve la oportunidad de compartir escenario en varios shows consecutivos con la A4 Reggae Orchestra. Durante su show me dejaban un slot para poder soltar unas cuantas rimas al público y al ver que funcionaba seguimos apostando por ello. Recibíamos un buen feedback de la gente en los minutos que estábamos juntos en el escenario, así que les propuse iniciar este nuevo proyecto como The Same Song Band y ellos aceptaron casi sin pensar, cosa que yo les agradeceré eternamente. Es una banda muy versátil, que está trabajando en 3 proyectos a la vez, agrupando músicos jóvenes y de gran calidad a la escena estatal.

Vuestra carta de presentación fue el EP “Thanks for Life”. Háblanos un poco de este trabajo, qué música lo componía y qué supuso para vosotros
“Thanks for Life” fué nuestro primer paso. Decidimos realizar cuatro temas en los que se viera que disfrutábamos de la música Reggae a la par que mostrábamos a la gente que también entendemos sobre esta cultura. Los riddims o instrumentales de este EP, surgen de una mezcla de otros riddims clásicos jamaicanos, como podría ser el “Real Rock” o el “My Conversation”, y nuestra intención principal era y es recuperar esa esencia que se percibe con los ritmos más de la época, ya que el “Groove” y el mensaje es bastante diferente al que escuchamos hoy en día. Creo que supuso un cambio radical en nuestra vida musical ya que año y poco después ya tenemos un disco largo entre las manos.

Tras este trabajo realizaste un viaje a Jamaica, la cuna de la música reggae, suponemos que en busca de aprendizaje musical. ¿Qué tal ha sido tu experiencia en La Isla, encontraste lo que buscabas?
Tener la oportunidad de cruzar el charco y sumergirme de lleno en la cultura jamaicana ha sido una de las mejores experiencias que he vivido sin duda alguna. Tuve la posibilidad de ver en directo a muchos de los artistas que llevo escuchando a lo largo de toda mi vida e incluso he podido compartir momentos con alguno de ellos.. Poder caminar por las calles de Kingston y conocer la realidad de la isla más de cerca, me ha hecho comprender lo importante que es la música en su vida diaria, motivo que me ha ayudado a encontrar esa energía que me ha hecho cargar las pilas al máximo. Así que sí, podríamos decir que encontré esa razón por la cual me dedico a esto.

Jamaica es un lugar en constante evolución musical y cultural; sus tradiciones se modifican aunque respetando siempre sus raíces y origen. Cuéntanos, ¿Qué te encontraste tú al llegar allí? ¿En qué situación está ahora mismo el reggae en Jamaica según tu experiencia?
Las primeras impresiones fueron de gran contraste. Pasamos los primeros días entre Ocho Ríos y Port Antonio, situados en la zona norte de la isla donde ellos le llaman el “country” , la zona más rural y más calmada. El impass entre Ocho Ríos y meterse de lleno en la capital Kingston, es brutal. Pasas de la calma absoluta a un inmenso bullicio de coches y música a todo volumen sonando por todas partes. En cuanto a la música, el Dancehall es lo que más se escucha en la isla hoy en día. Todas las emisoras de radio lo promueven y suena en todas las fiestas. Claro que hay mucho Reggae, hablamos de Jamaica, pero de cara a la palestra hoy en día quizás el Dancehall tenga un peso más importante el vida de los jamaicanos.

A tu vuelta presentas tu esperado LP, “Bassically”. Un exquisito compendió de 12 canciones que gira en torno al rocksteady el y el lovers rock. ¿Qué otra manera se te ocurre para describir este disco?
Creo que hablo en nombre de toda la banda cuando digo que “Bassically” es el reflejo de cómo Alex Bass & The Same Song Band entienden el reggae. Como bien dices Alfonso, el disco gira en torno a un aire Rocksteady ya que es uno de los estilos con los que personalmente la banda y un servidor disfrutamos más tocando. Cuando se juntan esta serie de melodías junto a un mensaje positivo o quizás más “romántico”, al escuchar caminar a la banda se puede palpar que vamos todos a una, en bloque. Creo que este es el punto clave de este álbum, más allá de el nombre que representa el proyecto, hemos conseguido plasmar esa sintonía conjunta haciendo música.

En tu anterior banda “The High Connection” firmabas gran parte de las composiciones de las canciones que publicabais. ¿En este disco has tenido el mismo papel o te has limitado al apartado vocal?
La verdad es que en este álbum he podido producir las demos de gran parte de los temas. La idea principal de las canciones suele empezar conmigo y una guitarra al lado, pero otras veces la misma banda propone ritmos para que yo pueda pensar alguna melodía vocal. Suelo dar directrices de por donde encaminar el tema pero como bien decía antes, la banda tiene un gran peso en el proyecto y es de vital importancia que los músicos puedan expresarse con su propio estilo en vez de retratar cómo robots una idea que se plantea.

En tu página web te describes como un artista que forma parte “de la nueva ola de singjays de Barcelona”. Háblanos un poco de esta nueva ola, ¿Quiénes la componen y por qué, qué tiene de particular?
Dentro de esta ola de la que hablamos yo soy de los recién llegados y podría nombrarte a algunos de los que residen en Barcelona por ejemplo Sr.Wilson, Adala o Paula Bu entre muchos otros.. Quizás la particularidad de esta escena es que cada uno de los cantantes tiene un estilo muy peculiar, más bien propio. Durante las sesiones de Sound System , es habitual que hayan 2 o varios cantantes y que estos vayan pasándose el micro entre ellos. La magia de esto es que puedes ver 3 o 4 estilos diferentes sobre una misma instrumental, cosa que hace que hayan diferentes reacciones del público en menos de 3minutos que dura el corte musical.

Y si hay una “nueva ola”, ¿existe también una “vieja”? ¿Existen conflictos generacionales también en el reggae como los hay, por ejemplo, en el rap?
Si existe algún conflicto dentro de la escena la verdad es que lo desconozco por completo. Una de las frases más emblemáticas del estilo dice; “Reggae is a mission, not a competition.” Es decir, esto en lo que trabajamos y que al final se resume en música, no es una competición. Algunos querrán que se convierta en su trabajo y ganarse la vida de ello, para otros será un estilo de vida o incluso un simple hobby. Pero todos coincidimos en que es una vía de escape donde expresarse y compartir el respeto que todos tenemos hacia esta cultura, así que para mí, la unión siempre hará más bien que mal.

A lo largo de tu carrera has cantado en importantes escenarios como Rototom, Nowa reggae, U-zona Reggae, Lagatavajunto,… y te muestras muy activo dentro del reggae. ¿Crees que la escena estatal del reggae está viviendo actualmente su mejor momento o aún es una música “minoritaria”?
Creo que ha habido un aumento de público que escucha reggae en la península. No sé si está en su mejor momento pero sí que está en auge. Durante los últimos años la escena reggae ha pasado por grandes países europeos como Francia, Italia o Alemania (no menciono UK ya que el Reggae ya lleva en la isla desde hace más de 40 años a raíz de la gran migración jamaicana) y era de esperar que tarde o temprano pasara por aquí, de la mano de las bandas y del Sound System.

También te hemos visto formar parte de la escena dub (sobre la que recientemente publicamos un reportaje en MondoSonoro), concretamente con el Green Light Sound System, con el que has participado en varios conciertos, y además incluyes versiones dub en tus trabajos. ¿Qué tiene de especial para ti este género, que te transmite el dub?
El Dub es otro de los subgéneros que me llama la atención, ya que hay muchas maneras distintas de entenderlo y ponerlo en práctica. Mueve mucha gente y las “vibes” que se respiran son completamente diferentes a lo que la gente podría esperar. Cuando notas la presión del Sound y ves a la gente gozar y saltar como locos, te cambia la percepción de muchos detalles que no tienes en cuenta normalmente musicalmente hablando. Línea de bajos y subs elaboradas, sonidos que no podrías discernir tan fácilmente en los altavoces que tienes en casa , quizás es lo que más ha captado mi atención.