A estas alturas de la jugada sobran las presentaciones y Franz Ferdinand se han convertido, por méritos, propios, en cabeza de cartel de cualquier festival que se precie. Por eso es un placer tenerlos de nuevo en nuestra web como protagonistas del Bilbao BBK LIve y del 101 Sun Festival de Málaga a mediados de julio.

Estáis a caballo entre el indie y el pop, al menos por lo que respecta al número de fans que tenéis en todo en mundo y el tipo de música que hacéis. Os consideráis más indie que pop? ¿Ambos?
BH (Bob Hardy-bajista):  Me gustaría que “indie” siguiera significando lo que se supone, independiente. Nosotros tenemos contrato con un sello discográfico independiente, por lo que supongo que somos una banda indie. De todos modos, creo que indie abarca muchas cosas, no sólo las discográficas, también el estilo, las guitarras. Sí, somos una banda indie con contrato con una discográfica indie.

Del revival post-punk que empezó a principios de siglo, sois probablemente el grupo que ha madurado mejor sin alejarse mucho del post-punk. ¿Cuál es la fórmula de vuestro prolongado éxito?
NM (Nick McCarthy-guitarista): No lo sé, realmente.

BH: Supongo que evitar dormirse en los laureles e intentar hacer un disco tan bueno como podamos. Es algo de lo que fuimos muy conscientes durante la grabación de este disco. Y también, el hecho de tomarnos un tiempo largo de descanso antes de la grabación del disco, lo que nos ayudó mucho y nos hizo recordar por qué lo disfrutamos tanto ante todo. Esto fue muy importante. Y además, somos buenos amigos desde hace mucho, y esto marca la diferencia.

Viendo como han acabado el resto de grupos de aquella escena, con cambios de componentes o con rumores de no llevarse bien, esto tiene mérito.
BH: Sí, es cierto, continuar siendo amigos es una de las cosas más difíciles cuando estás en un grupo desde hace tiempo, porque vivís juntos, trabajáis juntos, y lo hemos conseguido. Y, como decía hace un momento, tomarnos descansos como los de antes de la grabación del disco contribuyen a ello.

¿Cuáles son los ingredientes de la canción perfecta de Franz Ferdinand?

BH: Un buen ritmo, creo, el ritmo es muy importante. De hecho, Nick estudió bajo, con lo que es un tipo rítmico, Paul es un batería impresionante, Alex tocaba el bajo, y yo, bueno, soy el bajista del grupo. Creo que es una de las claves del grupo, todos llevamos el ritmo dentro.

NM: Lo importante es una buena línea de bajo y un buen ritmo de batería.

¿Cómo componéis las canciones? ¿Todos juntos o uno lleva una melodía y trabajáis en ella en los ensayos?

NM: Depende de la canción, pero al final siempre la construimos todos juntos.

BH: El modo estándar sería cuando tú, Nick, tienes la melodía, o Alex escribe una melodía vocal y vosotros dos la acabáis juntos, escribís el estribillo o lo que necesite la canción, y luego todos juntos hacemos los arreglos.

NM: Podemos escribir las canciones en acústico, como hicimos para este disco, en el que compusimos las canciones sólo con las guitarras. Luego, hacer los arreglos y conseguir un buen ritmo y una buena línea de bajo es lo que lleva más trabajo. Es lo que tienes que hacer bien para que a la gente le guste.

En este nuevo disco, ¿queréis explorar nuevos territorios o nuevos sonidos?

NM: Bueno, simplemente no quieres repetirte, es algo intrínseco en los humanos, ¿no? No quiero tocar lo mismo que toqué en el tercer disco, sería aburrido. Hay cosas que no podemos hacer, cosas que aún nos gustan, o sea que hay un poco de reinvención, pero en el fondo somos los mismos Franz Ferdinand de toda la vida, no podemos evitarlo. Hay cosas que nos gustan y siempre nos gustarán, y cosas que con el tiempo acabamos odiando.

¿Creéis que otras bandas cambian demasiado? ¿Quizá quieren evolucionar y se pasan a otro estilo completamente diferente y esto les hace perder fans?
NM: Creo que evolucionar es muy importante para un grupo. Es lo interesante. Yo siempre estoy a favor de los cambios. Obviamente, pueden salir mal, es un riesgo que tienes que correr, pero no es tan arriesgado como repetirse una vez tras otra. En este disco tenemos Fresh Strawberries, una canción tradicionalmente muy inglesa, es lo más 60s que hemos hecho hasta ahora. Tocar otros estilos nos encanta.
RG: Bueno, ya tocasteis los 60s con Fabulously Lazy.

NM: Uau! De esto hace mucho. Es cierto, sí… Fue la cara B del single de Lynsey Wells, ¿no? ¿O era una doble cara A?

Creo que en España salió en un EP, con estas dos canciones, una instrumental…

BH: Brown Onions.

Y otra de la que no me acuerdo.

NM: Oh, me encanta Lynsey Wells. Es genial. Está a punto de casarse, por cierto.

¿Quién? ¿Lynsey?

NM: Sí, qué lástima, jaja!

¿Tenéis alguna estrategia a la hora de escoger los singles del disco? Lo digo porque he notado que el primer single que sacáis no suele ser la canción más comercial del disco, y luego sacáis el bombazo.
NM: A veces hacemos planes, pero muchas veces resultan ser una mierda.

El primer single del primer disco fue Michael.

BH: Sí, en el Reino Unido fue Michael, no sé si aquí en España también.

NM: Luego, Darts of Pleasure.

Pero el hit fue Take Me Out.

NM: ¿Y tú crees que en este disco nos ha pasado lo mismo? ¿El segundo single es mejor que el primero?

Hombre, quizá… Evil Eye y Bullet me parecen dos hitazos, y han sido segundo y tercer single.