MondoSonoro Discos

“Tempest” tiene lo mejor del Bob Dylan que se conoce en este siglo. Sin exagerar. Este álbum tira más hacia el folk, mientras que anteriores anteriores se familiarizaban más con el fango de la ampulosa electricidad. No obstante, hay algo de eso en este disco, como en “Narrow Way”, pero la mayoría de los temas se componen de patrones cadenciosos muy sutiles que lindan con el folk y hasta con pequeños detalles del rock and roll old school y el country, como en “Soon After Midnight”, atesorando un pedal-steel precioso o la ironía y el “ego” como andamiaje de “Long And Wasted Years”. La propia canción que da nombre a este artefacto se desarrolla durante quince minutos en los que manda la lírica de Dylan cantando desde la perspectiva del iceberg. Con cuentagotas, algunas de las secciones de “Tempest” que aparecieron días atrás (como “Early Roman Kings”, “Scarlet Town” y el single “Duquesne Whistle”) podían llevar la cabeza a algo más cercano al blues, pero no es así una vez escuchado todo en su conjunto cuando “Roll On John” le pone el broche final haciendo de la obra de Dylan una materia de obligada enseñanza en los colegios.

MÁS SOBRE BOB DYLAN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies