MondoSonoro Discos

Ni las filtraciones ni la caída aparatosa en medio de los Brits Awards pueden con ella. Madonna ya ha dejado de avanzarse a las tendencias como antaño y únicamente se limita a crear canciones que no desentonarían en el mp3 de sus hijos. Pero eso no quita que su decimotercer (y gafado) álbum de estudio sea un producto de lo más disfrutable en el que la diva ha aunado muchas de las personalidades con las que con anterioridad cimentó su camaleónica visión de la música pop.

El halo acústico del que se valía “Music” y “American Life” (ahí están medios tiempos como “Joan Of Arc”, el tema titular o “Wash All Over Me”); la Madonna hipersexualizada que como buena Dorian Grey pretende evocarnos a los tiempos de su polémico “Erotica” (la estupendamente producida “Holy Water”, con guiño al “Vogue” incluido, y esa “S.E.X.” que es de los pocos números olvidables del largo), o aquella que no le hacía ascos al R&B y a los sonidos urban en “Hard Candy” (con Nicki Minaj echándole un cable en ese hit encubierto que es “Bitch, I’m Madonna”, producido por Diplo y Sophie, y Nas derrochando verborrea en “Veni Vidi Vici”). Todas esas Madonnas se manifiestan a lo largo y ancho de un disco que, sorprendentemente, no se ve afectado por su extensa duración.

Indiscutiblemente, “Living For Love” es lo único parecido a un rompepistas que aquí vamos a poder hallar. Aunque, como anteriormente hemos señalado, “Rebel Heart” nos pone en bandeja momentos igual de interesantes como esa “Illuminati” maquillada por Kanye West, una “Iconic” de proporciones épicas que seguro que será un highlight de su próxima gira, algunos de los mejores baladones que en años ha firmado como “Ghosttown” y “HeartBreakCity”, o una “Inside Out” melódicamente bellísima que para quien esto firma es de sus favoritas. Incluso los bonus tracks de su versión extendida, con las cuerdas disco de “Beautiful Scars” a la cabeza o esa “Addicted” tan Avicii que no hubiera desentonado en su anterior “MDNA”, suman puntos a un conjunto que, aun derrochando un gran eclecticismo, suena compacto y cuaja como el gran entretenimiento que en realidad es. La ‘Reina del Pop’ aún tiene cuerda para rato.

MÁS SOBRE MADONNA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies