MondoSonoro Discos

paradise

No deja de asombrarnos la segunda juventud que viven los británicos Paradise Lost desde hace algunos años. Tras valientes experimentos de dispares resultados, y cuando “The Plague Within” (2015) parecía lo mejor que podían brindarnos a estas alturas, “Medusa” llega para desmentirlo. El disco arranca con la calma tensa de unos órganos eclesiales, pronto interrumpidos por la cadencia lenta y grave de unas guitarras lóbregas y densas: la cadencia doom domina los compases de “Fearless Sky”, que retoma las cosas donde las dejó “Beneath Broken Earth”, el mejor tema de su anterior obra. Parece que la recuperación íntegra de “Gothic” que oficiaron en la última edición del Roadburn Festival les ha permitido ajustar del todo la brújula gothic doom de sus raíces. También las incursiones en “Vallenfyre” y “Bloodbath” de su dúo creativo, Mackintosh y Holmes. Y es que la mayoría de nuevas canciones, salvando algunas voces limpias, basculan entre “Gothic” y “Shades Of God”, con una producción corpórea y envolvente a cargo de su colaborador habitual Jaime Gomez Arellano (Ghost, Ulver, Cathedral) que conecta con el diseño de portada del barcelonés Branca Studio. “Gods Of Ancient” y “From The Gallows” (hermana bastarda de “Falling Forever”) avanzan por el mismo sendero que el tema de apertura, pedregoso, frío y cubierto por un manto de espesa niebla; las guitarras vibran y aúllan, monolíticas, quejumbrosas y afiladas a un tiempo. El primer single, “The Longest Winter”, incide más en la melodía, aunque se mantienen las atmósferas opresivas y la lentitud predominantes. El tema título constituye uno de los mejores medios tiempos que han firmado en lustros, épico, melancólico y reverberante, con Holmes dibujando sinuosas y evocadoras líneas vocales, aunque en la apesadumbrada “No Passage For The Dead” regresa a los guturales, esta vez apuntalados con episódicos coros femeninos. En “Blood And Chaos”, segundo avance del álbum, potencian el groove y el ritmo se acelera; pero pronto vuelve a ralentizarse en las finales “Shrines” y “Symbolic Virtue”, dos piezas menos acertadas en su combinación de intermitentes brotes de intensidad y fragmentos que no desentonarían en sus trabajos más discutidos. Un cierre algo deslucido para un disco, por lo demás, descomunal.

MÁS SOBRE PARADISE LOST
paradise
Discos 04 septiembre, 2017 PARADISE LOST

Medusa

rock
Conciertos 06 julio, 2017 AEROSMITH

Grandes clásicos

Conciertos 29 abril, 2016 NEUROSIS

Superando expectativas

Entrevistas 29 agosto, 2012 PARADISE LOST

La sonrisa de la muerte

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies