MondoSonoro Comics

Que Autsaider Comics, la editorial más macarra (y entrañable) del Estado, presente al nuevo enfant terrible de nuestro cómic… acojona. Como en aquellos subproductos nipones en los que Godzilla se medía las fuerzas con Motra, King Kong o cualquier otra criatura marina con una potencia similar a la de una bomba de neutrones, el resultado de esa colisión sólo puede producir caos, destrucción, un gusto pésimo y muchísima diversión (tanto para los responsables del artefacto en cuestión como para su selecta nómina de seguidores). Un vistazo fugaz al “arte” de Puchalski (lo que viene llamándose “leer los libros por la cubierta”) nos descubre al típico joven solitario que ha empleado miles de horas de colegio a dibujar a tíos cachas en la libreta en vez de atender a las explicaciones del profesor. Y el resultado a la vista está: “Kann”, su puesta de largo en Autsaider, es un muestrario de tipos cachas en tanga escapados de una portada de Manowar, aspirantes al casting de la adaptación a imagen real de “He-Man” o y figuras de Mattel pobremente articuladas. Característica ésta (la escasa naturalidad de los movimientos de sus personajes) que comparte con su compañero de editorial Benjamin Marra. A Puchalski también le une a Marra y al Johnny Ryan de “Pudridero” el gusto por la violencia gratuita y el combate cuerpo a cuerpo hasta que la muerte (y el desmembramiento) los separe, tal y como las máquinas Arcade lo definieron en los 80: sus personajes llevan “underground” tatuado en el pene.

Delimitados los dominios de su reino, al comiquero valenciano le definen por encima de cualquier otra cosa en este “Kann” dos detalles estéticos: el uso de un “technicolor” plano e histriónico, acorde con la naturaleza de sus historietas; y un diseño de página muy original, un desplegable de 1,20 x 28,75 cm que le permite al autor dibujar su particular Waterloo sembrado de muerte y destrucción, tal y como un hombre de las cavernas lo plantearía dentro de su cueva. Si lo que quería con este debut era llamar nuestra atención desde luego que lo ha conseguido.

puchalski

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies