Se acerca el estreno de “T2 Trainspotting” y toca repasar un buen puñado de películas generacionales producidas en las Islas Británicas. Una lista variopinta de títulos que repasan casi seis décadas, diversas tribus urbanas, y varias modas musicales. Si algo une a estos títulos, más allá de su condición generacional e impacto en la juventud de la época, es su apuesta por unas bandas sonoras cuidadísimas que ilustran a la perfección los periodos históricos donde sitúan sus historias. Un consejo: si tienen a mano la banda sonora de “Quadrophenia” o del primer “Transpotting”, denle al play y deslícense por esta lista que no pretende sentar cátedra pero si dar, al menos, una visión global del cine británico que se ha aproximado a la cultura juvenil con éxito.

“¡Qué noche la de aquel día!”
(Richard Lester, 1964)

El primer filme de The Beatles sigue siendo la mejor aventura cinematográfica de los Fab Four y un testimonio lleno de vida de los años sesenta y el Swinging London. Richard Lester, padre del cine pop, supo captar con su cámara el espíritu de esos años de ebullición cultural e ir más allá de la simple loa a la beatlemania. De hecho, “¡Qué noche la de aquel día!” es un canto a la anarquía y al libre albedrío lleno de ideas visuales brillantes que anticipó el lenguaje de los videoclips modernos.

“If….”
(Lindsay Anderson, 1968)

El fin de los felices años sesenta encapsulado en una película, y una de las historias de rebeldía juvenil más conseguidas de toda la historia del cine. En este obra maestra de Lindsay Anderson, un grupo de jóvenes airados liderados por Malcolm McDowell protagonizan una rebelión en una escuela pública británica, hartos de seguir la autoridad y toda clase de normas absurdas. “If….”, que en su momento fue calificado como un filme X por su mensaje anti-sistema, tuvo un fuerte impacto en la juventud de la época interesada en la contracultura (era pleno mayo del 68).

“Jubilee”
(Derek Jarman, 1978)

La película punk por excelencia que también se adelantó a la llegada de la new wave y el post-punk posteriores. Derek Jarman se sacó de la manga un argumento loquísimo (la reina Isabel I viajando en el tiempo hasta la Inglaterra de finales de los setenta), para realizar un retrato alucinado y librepensador de la juventud punk de la época. “Jubilee” está llena de cameos ilustres: Adam Ant, Wayne County, Siouxsie And The Banshees y The Slits. Y ojo, la banda sonora lleva la firma de Brian Eno.

“Quadrophenia”
(Franc Roddam, 1979)

Muchos (los que no éramos mods) descubrimos esta película gracias a Blur. Me explico. El protagonista de “Quadrophenia”, Phil Daniels, fue rescatado en 1994 por Damon Albarn y compañía. como voz invitada en “Parklife”. De ahí que rebuscáramos entre su currículum hasta llegar a este filme dirigido por Franc Roddam. “Quadrophenia” retrata con aires neorrealistas el Brighton mod de mediados de los sesenta y las trifulcas que los modernos tenían con los rockers. Por cierto, se estrenó en el momento perfecto: 1979, justo en pleno revival mod con The Jam en lo más alto de las listas.

“Principiantes”
(Julien Temple, 1986)

Una de esas películas que merecen una revisión urgente; además de una de las pocas aventuras en la ficción del celebrado documentalista Julien Temple. “Principiantes” es un musical sobre el Londres de finales de los años cincuenta que refleja los conflictos raciales y la revolución sexual de la época. Los protagonistas son una pareja de jóvenes, un fotógrafo (Eddie O’Connell) y una diseñadora de moda (Patsy Kensit), que intentan abrirse camino en sus respectivas carreras. David Bowie y Ray Davies aparecen como actores, y la banda sonora es excepcional: Tenpole Tudor, The Style Council, Jerry Damers, Sade y, claro está, Bowie y Davies.