20.- Vetusta Morla

Mismo sitio, distinto lugar

(Pequeño Salto Mortal / Sony)

(ROCK-POP) La primera impresión que ofrece Mismo sitio, distinto lugar es la de una banda que, sin romper con las directrices básicas de un discurso y un sonido que los ha llevado a convertirse en un nombre propio importante dentro del panorama musical nacional (que no teman los fans, aquí sigue habiendo épica y estribillos coreables), decide dejar de lado el posible encorsetamiento en el que podría caer y, de forma consciente, toma la decisión de abrazar el riesgo y llevar al extremo la intención de abrir su música dando cabida a una exuberancia instrumental y creativa a la que no nos tenían acostumbrados. Ricky Lavado

 


 

los punsetes

19.- Los Punsetes

¡Viva!

(Mushroom Pillow)

(POP) En una lectura literal, las exclamaciones en el título del quinto álbum de Los Punsetes nos podrían hacer pensar en una celebración o, si acaso, en un robótico soniquete militar. Pero va a ser que no. El grupo madrileño vuelve a situarse en ese punto en el que no se sabe si asistimos a la enésima broma de su colección o bien estamos ante la puesta en escena de una verdad incómoda; en realidad, lo sabemos de sobra, pero esa media sonrisa al escuchar algunas de sus letras nos viene de miedo para quitarnos un peso de encima. No es algo nuevo, pero ahora rasca más, abriendo un disco en el que sería ridículo esperar sorpresas. Su sonido -aquí menos producido- está tan perfectamente delimitado que cuesta mucho imaginar una vuelta de tuerca. Enrique Peñas

 


 

Unfinished

18.- The Unfinished Sympathy

It’s A Crush!

(BCore)

(ROCK) Se despidieron en el 2010, pero posteriormente pisaron los escenarios en un buen puñado de ocasiones dejando la puerta de nuestra esperanza entornada. Teníamos motivos para creer en un sexto largo de The Unfinished Sympathy, pero no podíamos imaginar que volverían con un disco tan superlativo como It’s A Crush!. Grabado por Santi García en Ultramarinos Costa Brava, hará las delicias de los seguidores más exigentes de esta banda barcelonesa surgida a finales de los noventa. Canciones irresistibles, redondas y adictivas, con esa equilibrada mezcla de garra y emotividad que siempre les ha caracterizado. Luis Benavides

 


 

17.- C. Tangana

Ídolo

(Sony)

(MÚSICAS URBANAS) Pese a las cadencias latinas, C.Tangana no se ha convertido en J Balvin. Olvidémonos. Tampoco se trata de su álbum de confirmación (sus capacidades estaban ya de sobra probadas desde 10/15). Más bien estamos ante su Rubicón personal; el paso definitivo con el que pasa a jugar en una nueva liga sin traicionarse a sí mismo. Más que un vellocino de oro, Ídolo es un caballo de Troya; el artilugio con el que toda una escena se va a colar en la corriente principal de la música en nuestro país. Su particular “asalto al cielo” es ya un hecho consumado. Este es su momento, y se lo ha ganado con creces. Tomás Crespo

 


 

maravillosa

16.- La Maravillosa Orquesta del Alcohol

Salvavida (de las Balas perdidas)

(PRMVR)

(FOLK-ROCK) Si en lo sonoro hay una ligera evolución, que acaba confirmando la aparición de instrumentos que nunca habían aparecido en sus trabajos anteriores, el salto cualitativo de las letras de David Ruiz es más que evidente. Trazando un álbum prácticamente conceptual sobre la naturaleza del ser humano. Ahondando en sus sentimientos para hacer que acabemos formando parte de ellos. Psicoanalizándolos a base de acordes y melodías, o incluso de textos recitados. Porque se han atrevido hasta a algo tan poco comercial como eso, y lo han hecho bien una vez más. Edu Izquierdo