Segunda entrega de la sección que te presenta las bandas más interesantes de la escena musical de Euskadi, Navarra y La Rioja.

Seguimos con el repaso de las propuestas que consideramos más interesantes de la edición de Euskadi, Navarra y La Rioja de nuestra publicación. En esta entrega hemos seleccionado a cinco bandas referentes en su género que facturan estilos musicales muy distintos: indie-pop, post punk, rock, electrónica y thrash-metal, por ponerles las malditas etiquetas, pero su música va mucho más allá.

1. Señores

Hay gente que tiene las cosas claras y las identifican como deben. Los que sí somos señores en cuanto a edad no podemos por menos que sentir esa pizca de emoción cuando unos jóvenes, aún con la energía airada y la rabia casi incontenible, se califican así para hacer sonar sus guitarras, abrasivas y plenas de tensión, en la línea de un independentismo musical que desfoga pasión en directo. Los que a veces vivimos entre toboganes anímicos agradecemos que estos Señores compartan su “Curso Práctico de Autoestima” (Cuatro Barbas, 13), diez canciones sin frustración alguna que juegan entre melodías brillantes pero capaces de retorcerse y saturarse en mil pedazos, para que al final quede la esencia, un estupendo ramillete del mejor indie-pop. Los que pateamos las calles de Bilbao disfrutamos viendo cómo cada día más estos cuatro auténticos Señores hacen lo propio por cuanta calle y escenario se les ponga por delante. Con el valor del creyente en unas capacidades que sin duda poseen.

Josetxo Río Rojo


2. Last Fair Deal

Last Fair Deal no deberían estar en esta lista… porque desde hace tiempo merecen máxima repercusión. LFD es un power trío joven y pródigo – o pródigo y joven- en los avatares del rhythm and blues and roll, perfeccionistas en el estudio e inmensos en directo (en la última visita a Bilbao de Sex Museum, a los que teloneaban, se los merendaron, y ya es decir). Y es que la banda liderada por Gonzalo Portugal está en su mejor momento, mientras su segundo álbum, “Once” (North Side River Records, 2013) va a cumplir un año y se resiste a salir del equipo de sonido. Avisaron con “I” (Autoeditado, 2011), y ahora, su guitarra-bajo-batería y los sinuosos Hammond y Wurlitzer del último elepé han provocado que hasta sus “hermanos mayores” Sara Íñiguez (Rubia), Jokin Salaverria (Jonny Kaplan) o Miguel Moral (ex Positiva, Mountain Men) se hayan rendido a ellos y han montado un proyecto paralelo, de nombre Landslide, que promete igual que su grupo matriz.

Álvaro Fierro

3. Belako

La irrupción de Belako en nuestro panorama musical ha sido sin duda una de las más destacables de los últimos años. Se dieron a conocer el año 2012 ganando el concurso de maquetas de Euskadi Gaztea y el año siguiente sacaron su primer disco titulado “Eurie”. Un trabajo sobresaliente en el que se aprecia su estilo post-punk  pero donde principalmente destacan las canciones, que son en definitiva las que marcan la diferencia. Temas como “Sea of Confusion”, Haunted House”, “Southern Sea (Beautiful World)” o “Molly and Pete” nos muestran que nos encontramos ante una banda con mucho talento. Este año como el anterior no han parado de tocar en festivales por todo el Estado. Por otra parte, han sacado dos nuevos EP titulados “AAAA!!!!” y “Bele Beltzak Baino Ez”, uno más crudo y el otro más elaborado, apostando además por la autogestión. En ambos se podrían destacar canciones como “Monster”, “Eat Me!”, “Crime” o “Mum”. En definitiva, un grupo que nos da y que nos dará muchas alegrías.

Tom Hagen

4. El_Txef_A

El Gernikes Aitor Etxebarria es el músico que se esconde tras el seudónimo de El_Txef_A. Aunque muchos no lo conozcan es uno de los dj´s vascos más internacionales: los últimos meses ha estado en Japón, Estados Unidos, Dubai y la mayoría de ciudades europeas, y en el pasado ha actuado en ciudades como Moscú, Rio de Janeiro y México D.F.. “We walked home together” es su segundo larga duración que viene tras su aclamado debút de 2012 “Slow dancing in a Burning Room” que le sirvió para actuar en festivales como el Sonar. Uno de sus puntos fuertes, además del buen gusto y elegancia a la hora de crear sus ambientes sonoros, es el modo en el que funde la electrónica con los instrumentos tradicionales. En su segundo disco nos propone un viaje ácido por las experiencias que ha vivido los últimos años. Muestra una madurez en la composición que transmite principalmente en temas ambientales aunque también se acerca a la pista de baile en el fabuloso “Claim of Planet Earth”.

Arkaitz Villar

5. Horn Of The Rhino

¿No te gusta el metal? Ya. Lo oigo a menudo, y es una auténtica tragedia: dejamos que todo se infecte de etiquetas y de parámetros, decidiendo de antemano qué música nos gustará y cual no lo hará. Bien, aquí está ese empujón que necesitas para descubrir una banda que va más allá del rock y del metal. Lo suyo es personalidad bien formada a partir de influencias bien entendidas que parten de una amalgama de subgéneros que incluyen doom, stoner, old-school trash, death, grindcore y todo el rock de enormes cojones que se te ocurra. Para resumir, digamos que Horn Of The Rhino son puro carácter y que son una banda que no tiene ningún miedo de evolucionar y de echar todo lo que les apetezca en la hormigonera para facturar cada vez un disco más acojonante que el anterior. Ahora sacan el aplastante “Summoning Deliverance”, una obra redonda que muestra todas las caras de una formación a la que cualquier etiqueta le queda pequeña. Lo suyo es música oscura, contundente, densa y brutal.

Yahvé M. De La Cavada