Distribuir y vender su propio vídeo es para YACHT la única forma de tener cierto control sobre él, tras su reciente filtración.

A través de un comunicado en Facebook, Jona Bechtolt and Claire Evans han contado cómo un vídeo privado entre ambos ha salido a la luz “debido a errores tecnológicos y a una persona moralmente despreciable”. Habiendo emprendido acciones legales contra esta persona, ambos han buscado la manera de mantener algún control sobre su vídeo.

El vídeo está ahí fuera. No podemos hacer nada para cambiarlo“, dicen en un comentario en Facebook en el mismo comunicado lanzado. Agradecen el apoyo que reciben de sus seguidores y aprovechan para contar que, a partir de ahora, su vídeo está disponible para compra y descarga en una web que su amigo Daniel Bogan ha dispuesto para la ocasión. “Si tenéis la necesidad de ver el vídeo, no lo veáis en streaming o lo descarguéis por torrent“, pide la pareja, “descargadlo directamente de nuestra web“.