Celebramos la década del Mono
Noticias / Son Estrella Galicia Monkey Week

Celebramos la década del Mono

REDACCIÓN — 19-11-2018
Fotógrafo — JM Grimaldi / Miguel Páez

Del 19 al 24 de noviembre el Son Estrella Galicia Monkey Week celebra su décima edición. Una década que coincide con un periodo de profesionalización de la escena musical en el Sur de España. Desde aquellos fines de semana de locura en el Puerto de Santa María, hasta su reciente consolidación en Sevilla. La vida del Mono ha sido reflejo de una industria en busca de un árbol sólido en el que agarrarse. Hacemos un ejercicio de memoria histórica con aquellos monetes que en 2008 lanzaron un palo al aire. 2008-2018 una odisea en el espacio.

¿Que recordáis de aquella primera edición en 2008 en el Puerto? Dos imágenes. Pony Bravo en Alfonso X y los grupos del circuito desorientados buscando donde tocaban ¿no?

Tan desorientados como nosotros, jaja. Tuvo todo lo bueno y todo lo malo de una primera edición: mucha ilusión, también muchos nervios. Pony eran colegas además, éramos todos mucho más jóvenes e intentábamos abrirnos paso, cada uno en lo suyo, y diez años después ya ves, volvemos a coincidir todos: ellos, nosotros, y el mono. Así que tampoco lo debimos hacer tan mal aquella primera vez.

Hubo un intento de crecer como gran festival, con los conciertos en el Monasterio y aquella edición en Puerto Sherry ¿misión imposible?

Más que nada en la primera edición, que pecamos de ambiciosos y pensamos que podíamos alternar dos escenarios como el Monasterio y Puerto Sherry. La hostia fue considerable, jaja. La experiencia sin duda te curte, los años y las ediciones nos hicieron darnos cuenta de nuestros propios errores e ir limando los detalles… y fíjate que, en realidad, abandonar el Monasterio –en principio no era nuestra intención y fue casi más una obligación por decisiones ajenas- hizo que el Monkey encontrara finalmente su dinámica y su fórmula más adecuadas.

monkey week

La apuesta por el circuito de showcases fue decidida en los últimos años en el Puerto. ¿Vuestro mayor logro?

Sin duda. Desde el principio sí que apostamos por ese “descubre hoy las bandas del mañana”. Pero cuando decidimos que la naturaleza, la esencia del festival era precisamente ésa, fue cuando todo comenzó también a encajar mejor: la condición de festival urbano con pequeños y medianos escenarios; la creación de espacios singulares y acciones no habituales; la conexión entre los profesionales, las jornadas y los showcases… Si de algo debemos estar orgullosos y satisfechos diez años después –además de haber formado una auténtica familia Monkey- es sin duda haber apostado por el talento emergente.

También los conciertos singulares, especiales ¿recuerdas alguno en de ellos especialmente?

Bueno, siempre tendremos la espinita de un espacio singular que nunca conseguimos que arrancara, el Muelle del Vaporcito en El Puerto de Santa María. La lluvia nunca nos lo permitió. Pero conciertos especiales ha habido muchos. La palma creo que se la lleva aquél en el Monasterio con Ken Stringfellow, Ledatres y algunos colegas más versionando “Hedwig and The Angry Inch”, el musical. Pero también recuerdo la cola para ver a Amaral en acústico en La Pontona, cuando ya eran unas estrellas, o ese combo imposible que formaron Mikel Erentxun, Joaquín Pascual y Paco Loco versionando a Duncan Dhu en plan Suicide. Todavía nos reímos con la cara de algún fan despistao de “Cien gaviotas”.

Los encuentros profesionales ha supuesto un esfuerzo por vuestra parte desde el principio.  ¿Ha cambiado la industria musical española en estos diez años? ¿Qué percepción tenéis o tienen de nosotros los pro que vienen de fuera?

Claro que ha cambiado. Quizás ahora, o al menos es una percepción personal, hay más nichos donde crecer, más oportunidades para pequeñas y medianas empresas. Por supuesto es complicado también, pero a pesar de la crisis que aun colea, veo más optimismo. Más futuro también. Y más diverso. Y creo que los profesionales que vienen de fuera se llevan una buena impresión: hay una generación nueva de personas que se dedican a la música que tienen las ideas muy claras y saben cómo desarrollarlas.

¿Qué queda por hacer?
Mucho. Ahora y siempre. Pero para eso estamos, ¿no? Trabajar y trabajar y trabajar. Hay un largo camino aun por recorrer, y consideramos que además hay muchas oportunidades de crecer hacia fuera, seas profesional o artista. Es una de las claves: no solo salir adelante, también hacerlo hacia fuera.


El décimo Son Estrella Galicia Monkey Week tiene lugar en Sevilla del 19 al 24 de noviembre.

 

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.