Stormzy contó en su cuenta de Instagram cómo el personal de seguridad registró a su equipo, todos negros, porque el supuesto peligro de que alguien llevara un arma.

La lacra del racismo sigue presente en todos los ámbitos, y la industria musical no es la excepción. La enésima víctima ha sido el MC de grime Stormzy. Unas horas antes de actuar en el festival austríaco Snowbombing Festival, el equipo que le acompañaba sufrió una identificación con trato racista por parte del personal de seguridad. Según parece, existía una amenaza de que alguien pudiese entrar al festival llevando consigo un arma. Hicieron una descripción de esta persona y los acompañantes de Stormzy no encajaban en el perfil. Aun así, fueron parados y registrados de forma agresiva. Ya que no había otra razón por hacerlo, la conclusión era lógica: lo hacían porque eran negros. Ante este hecho el rapero decidió cancelar su actuación y denunciar en redes lo que había sucedido. En concreto, publicó en su cuenta de Instagram varios stories disculpándose con sus fans, pero también explicó que está harto que se trate estos episodios como simples errores (“honest mistakes“), porque no lo son. También considera que no actuar es algo necesario para luchar contra el racismo, aunque pueda parecer drástico.

No es la primera vez que Stormzy cuenta que ha sido víctima de un episodio racista. Una situación recurrente en la que se ha encontrado el británico es que la policía le pare cuando va conduciendo porque es negro y lleva un coche de lujo. The Guardian recoge algunos de estos episodios. Puedes leer más detalles sobre la noticia aquí.