El sindicato de policía acusa a Beyoncé de dividir a los americanos con su mensaje anti-policial en su canción “Formation”.

Después de la actuación de la cantante en la Super Bowl con la que pretendía celebrar el 50º aniversario de los Black Panthers, se ha desatado una fuerte polémica contra ella, con varios colectivos acusándola de  promover un mensaje anti-policial. Los hechos llevaron incluso a convocar una protesta anti-Beyoncé en Nueva York a la que solo acudieron tres personas.

El sindicato de policías de Miami, descontento con la conducta de la cantante, ha decidido boicotear su actuación dejando de colaborar con el dispositivo de seguridad. Este sindicato habla en nombre de más de 1.000 oficiales, sin embargo, el resto de fuerzas y empresas no se han opuesto y controlarán el evento que tendrá lugar el mes de abril.

No es la primera vez que la policía trata de boicotear un concierto. Lo mismo sucedió en el año 2.000 con Bruce Springsteen cuando lanzó el tema de “American Skins (41 shots)”, en referencia a la muerte del inmigrante Amadou Diallo en manos del Departamento de Policía de Nueva York.