El diseñador ha utilizado el mítico smiley en negro y amarillo de Nirvana para su última colección “Redux Grunge 1993/2018“.

Los representantes legales del grupo que otrora liderara Kurt Cobain han denunciado al estadounidense Marc Jacobs, uno de los diseñadores más importantes del momento. La demanda fue presentada el 28 de diciembre en el Tribunal de Distrito Central de California en Estados Unidos, calificando las acciones de Marc Jacobs de “opresivas, fraudulentas y maliciosas” por presentar la mítica simbología de Nirvana en algunas piezas de su nueva colección lanzada el pasado noviembre.

El logotipo original fue diseñado por el mismo Cobain en 1991, y se trata de una cara sonriente que tiene dos “x” por ojos y la lengua fuera. La banda se acoge a la ley de derechos de autor, puesto que Jacobs ha substituido el nombre del grupo por heaven y las dos “x” de los ojos por sus iniciales, la M y la J. Con la intención de homenajear la estética y género musical grunge en una colección que tiene como modelos a Gigi Hadid o Slick Woods, el diseñador ha servido la polémica de manera “intencional” según los representantes de la banda, tal y como recoge la revista Forbes.

El propio Marc Jacobs ha compartido su respuesta en Instagram a través de un vídeo en el cual aparece un niño diciendo “no tengo tiempo para cotilleos”, un post que ha titulado como “mis sentimientos exactamente”. Días atrás compartió una fotografía con la camiseta, la misma que en la web oficial del diseñador va acompañada de un “smells like teen spirit“.