Duffy comparte su dolorosa historia de secuestro y violación
Noticias / Duffy

Duffy comparte su dolorosa historia de secuestro y violación

Redacción — 07-04-2020
Fotógrafo — Archivo

Duffy ha compartido su dolorosa historia de cuando fue secuestrada y violada en la que define la violación como un “arma de guerra“.

La artista galesa, Duffy ha definido la violación como un “arma de guerra” en un relato doloroso explicando su experiencia al ser secuestrada, drogada y agredida sexualmente. La cantante lanzó el álbum “Rockferry ” en 2008 y “Endlessly” en 2010, antes de desaparecer de la vida pública. En febrero, la artista rompió el silencio sobre su ausencia después de una década, explicando que había sido “violada y drogada y mantenida cautiva durante varios días” y que su recuperación posterior “tomó tiempo“.

Ahora, Duffy ha decidido publicar un relato en su página web Duffy Words, titulada “The 5th House“. En él, comparte toda su historia, todo lo que le sucedió, así como su vida después la agresión. “Si estás leyendo esto, debo advertirte que contiene información que algunos pueden encontrar perturbadora“, aconseja. “Si no puedes asumir el sufrimiento de otra persona o el relato de lo que pasó, te recomiendo que no sigas leyendo“. Duffy dijo que al no hablar de su terrible experiencia sintió que estaba “permitiendo que la violación se convirtiera en una compañera“: “Ya no quería sentir esa intimidad, esta última década ha sido destructiva“, escribe. “Tuve que liberarme. Me hice daño y hubiera sido peligroso hablar desde el dolor“.

Compartió que tenía miedo por revelar lo que le había sucedido y pensaba que “destruiría por completo mi vida“, pero dijo que ocultarlo la estaba destruyendo “mucho más“. “La violación me despojó de mis derechos humanos, para experimentar una vida en la que solo reinaba miedo. En realidad, ya me ha robado un tercio de mi vida”, explica. “En el fondo, sé que habría sido un error continuar con la música y utilizarla como refugio tras lo sucedido“.

La artista continuó explicando que había sido drogada en un restaurante en su cumpleaños, antes de ser drogada durante cuatro semanas y trasladada a un país extranjero. “No recuerdo haber subido al avión y me desperté en la parte trasera de un vehículo en marcha”, escribe. “Me dejaron en una habitación de hotel y el agresor regresó y me violó. Recuerdo el dolor e intenté mantenerme consciente en la habitación después de lo que pasó. Estuve atrapada con él otro día, no me miró, tenía que caminar detrás de él, estaba algo consciente y retraída”.

Duffy afirma que intentó escapar de su secuestrador y violador, según su relato. “Contemplé la idea de huir a la ciudad o un pueblo vecino, mientras él dormía, pero no tenía dinero en efectivo y temía que llamara a la policía por mí, por huir, o que me matara; seguí mis instintos“. “No sé cómo tuve la fuerza para soportar esos días, sentí la presencia de algo que me ayudó a seguir con vida“, continua. Después de lo sucedido recuerda su regreso “Volé con él de vuelta, permanecí tranquila como cualquiera podría estar en una situación como esa. Cuando llegué a casa, me senté, aturdida, como un zombie. Sabía que mi vida estaba en peligro, varios días confesó que quería matarme. Con la poca fuerza que tenía, mi instinto era correr, correr y encontrar un lugar donde vivir para que él no pudiera encontrarme“.

Aunque Duffy contó su historia a dos policías en distintas ocasiones no tuvo el valor de denunciarlo en ese momento. “Sentí que si algo salía mal, él me encontraría y me mataría“, escribe. “No podía arriesgarme a estar en todas las noticias durante esa época que estaba en peligro”.

Tras confesar lo que le había sucedido, Duffy afirma que recibió mensajes de apoyo gente que también había sufrido abusos sexuales y violaciones, y, además, muchas personas se ofrecieron a compartir sus propias historias con ella y eso le ayudó a sobrellevarlo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.