Según la policía el hombre llevaba en su coche una máscara, guantes de goma, un cuchillo, munición y una soga. Se encontraba en el exterior de la casa que posee Taylor Swift en Beverly Hills cuando lo detuvieron.

Todo esto sucedió el sábado, aunque ha sido ayer cuando ha salido de custodia policial y las autoridades han revelado esta información. Por lo visto el hombre, que vive en Colorado y se encuentra en libertad condicional en dicho Estado por disparar un arma de fuego, ha declarado a la policía que había conducido hasta Beverly Hills para ver a Swift. También ha asegurado tener depresión, trastorno bipolar, trastorno obsesivo-compulsivo y episodios maníacos, y en su coche se encontraron varios medicamentos prescritos. Ahora mismo continúan las investigaciones.

Este mismo mes, el día 8, era arrestado otro hombre por intentar escalar un muro de la misma propiedad de Swift. La cantante no estaba en ninguno de los dos casos en su casa de California, ya que actualmente está viviendo en Nueva York.