El puertorriqueño Kevin Fret, considerado el primer artista abiertamente gay del trap latino, fallecía ayer tras recibir ocho disparos.

Kevin Fret ya había sufrido una agresión en Miami el pasado verano, tras la que se había reafirmado declarando, tal y como informan varios diarios de la isla, que no iba a permitir que se le convirtiera en una víctima de la discriminación. Esta vez, sin embargo, no tuvo opción: según informa la policía, el rapero recibió ocho disparos mientras conducía una motocicleta por San Juan, la capital de Puerto Rico, y fallecía poco después en el hospital al que había sido trasladado de urgencia. Tenía 24 años.

Fret era reconocido principalmente por su faceta como activista LGTBI dentro de un panorama en el que aún predomina la masculinidad tóxica y la homofobia. Tal y como expresaba en una entrevista recogida por El Mundo, “mi objetivo es marcar la diferencia y estar en el juego del trap aunque sea gay, que digan de mí ‘el chamaquito es gay pero creó la diferencia y le está abriendo las puertas a otros que ahora mismo están con bullying'”.

Su mayor éxito hasta la fecha era “Soy así”, que acumula algo más de medio millón de reproducciones y tenía un mensaje claro: “Por más que me quieran odiar, es que soy así”.