El 10 de mayo ve la luz el primer álbum de Osopardo, banda formada a caballo entre Valencia, Madrid y Bilbao por los hermanos Sam y Pablo Alonso en 2017. Tras arrancar como “rock duo” basando su sonido en estilos como el stoner o el rock, su trabajo con otros músicos hizo evolucionar el proyecto para finalmente establecerse en Bilbao en 2018 y completar el cuarteto con Mikel Bidaurrazaga e Izaro Hoyuelos.

El año pasado se estrenaron con un Split vinilo 7” que incluía dos grabaciones inéditas hasta la fecha, “Calavera de la Reina” (Osopardo) y “Huracán” (Pelícana), y en mayo será el turno de su primer largo, “Nervión”, que será publicado por Bestia Parda Records, sello que nace en Bilbao a comienzos de 2018 con el afán de impulsar nuevas propuestas y sonidos, apoyando proyectos de autogestión y promoviendo la colaboración entre artistas con la mayor libertad y autonomía creativas posible.

Con este primer aperitivo del álbum de Osopardo, el potente “Buitres”, el cuarteto nos muestra sus armas: desert rock con cadencia hardcore punk, donde los melódicos riffs y la voz en castellano contienen al caballo desbocado para llevarlo al galope por la senda del rock duro pero emocional.

El videoclip ha sido realizado con las ilustraciones de Álvaro Cubero y la animación de Aleksandra Kawalec: