Entrevistas “Make Your Own Way by Vans & Mondo Sonoro”: Carrión
Entrevistas / Carrión

Entrevistas “Make Your Own Way by Vans & Mondo Sonoro”: Carrión

Joan S. Luna — 16-06-2021
Fotógrafo — Vic Ruiz

Después de charlar con un dúo de rock duro del calibre de las gallegas Bala y con el enérgico trío mallorquín de garaje Go Cactus, le llega el turno a otro de nuestros géneros favoritos, el rap. Hoy el protagonista de nuestra entrevista Make Your Own Way by Vans & Mondo Sonoro, es el rapero Carrión.

En solitario o colaborando con otros grandes del rap de nuestro país, el malagueño Carrión va dando pasos adelante en una trayectoria a la que cada día se adhieren más seguidores. Por si no hubiera suficiente, también forma parte del colectivo Space Hammu, una auténtica familia del rap andaluz en la que milita gente como Delaossa, Raggio, Easy-S o J. Moods.

En primer lugar me gustaría saber en qué proyectos andas metido ahora mismo después de “BMW (Be My Woman)” y “True Love” y cómo estás llevando estos momentos tan complejos para todo el mundo.
Muy buenas jefe. Pues ahora mismo ando con varias cosas en funcionamiento. Un proyecto de tres canciones con tres visuales, con J. Moods que saldrá después de verano. Estoy muy contento con cómo va sonando y con las ideas de los clips. Creo que es lo mejor que he hecho hasta ahora. El nombre no quiero revelarlo pues todavía quedan cosas por cerrar [risas]. Así que lo mantengo en secreto por ahora. Después de este trabajo, tengo en mente sacar unos one shot bajo el nombre de ZODIAC, relacionando el tema del espacio con mi manera de ver las cosas y que cada tema tenga su signo, ¿sabes qué te digo? Rollo Zodiac sagitario, Zodiac cáncer, Zodiac tauro, etcétera. Además con cada corte saldrá alguna sorpresita. Y si al margen de todo esto van saliendo proyectos nuevos, pues a tope [risas].

En el mundo del rap, e imagino que más todavía en Málaga, la actitud es algo que suma enteros a la hora de caracterizar propuestas musicales. ¿Consideras que la actitud es uno de tus fuertes o es menos importante de lo que podamos imaginar desde fuera?
Por supuesto tío. Tu actitud como artista es lo que hace que conectes con la peña, y no solo en la música si no en todos los ámbitos de la vida. Cada artista muestra su actitud acorde a la marca que quiere transmitir. Para mí, mi actitud es ser yo mismo, tío. El Tote dice: “la naturalidad la más difícil de las poses”, y creo que es totalmente cierto. Yo conecto con artistas que muestran su luz interna en sus obras, ya sea una luz cálida y esperanzadora o una luz oscura y tenebrosa y ese es el camino que quiero seguir.

Carrion Vans 3 by Vic Ruiz

Space Hammu se ha convertido en uno de los colectivos fundamentales del rap hecho en este país, sobre todo en los últimos años. ¿Cómo entraste en el colectivo y desde qué momento se puede considerar qué eres un miembro más como el resto?
Pues, antes de ser Space Hammu, éramos los colegas del barrio que andábamos rapin todo el día, de arriba para abajo con rap, enseñándonos los cachos nuevos entre nosotros, con un altavoz en los miradores cantando y liándola. Teníamos una movida guapísima desde chicos, la verdad. Muchas veces íbamos a centro y, antes de bajar, montábamos unos corros que duraban horas. La peña flipaba con nosotros. Total, que muchas veces ni bajábamos al centro [risas]. Nos tirábamos hasta las cinco haciendo rap. Bueno, que me lío. Yo siempre he escrito y rapeado, pero nunca he tenido constancia, hasta que hace unos años me di cuenta de que lo que quería hacer era esto. Y aunque desde el inicio sea un integrante más, no me lo tome en serio hasta hace unos años.

¿Y de qué te sientes más orgulloso por el hecho de formar parte del colectivo?
Fácil tío, de que seamos colegas de toda la vida a los que nos unía el rap. Amigos que se pegan giras juntos y que, a día de hoy, seamos unos referentes es algo que todavía no me termino de creer mucho.

Andalucía es una de las cunas del rap que se hace en España, y tú has citado a gente como Toteking en alguna letra. Pero ¿cuáles fueron los raperos y los productores que te llevaron a querer dedicarte a esto?
Como bien dices, Tote es uno de ellos. El resto son Kase.O, 7 Notas 7 Colores, SFDK, a nivel nacional. Internacional te diría a Gang Starr, Eminem o Notorious Big. Seguramente habrá gente a la que olvido mencionar, pero en general tuve buenos referentes.

¿Haces canciones porque necesitas contar cosas que tienes dentro, o cuentas cosas que llevas dentro para darle un fondo a las canciones?
Un poco de ambas. Considero que tengo un poco mente de escritor a la hora de gestionar emociones y la necesidad de llevarlas posteriormente al papel. Desde bien enano ya necesitaba a ese psicólogo en forma de libreta y esa adrenalina a la hora de acabar y decir “¡Qué guapo es esto que acabo de escribir!”. Y, por otro lado, vuelco esa condición de escritor en los ritmos para llenar mis canciones de mensajes y conceptos que me molen.

“Considero que tengo un poco mente de escritor a la hora de gestionar emociones y la necesidad de llevarlas posteriormente al papel. Desde bien enano ya necesitaba a ese psicólogo en forma de libreta”

¿A qué le das más importancia en las canciones que escribes?¿A la letra, a que tu flow se deslice como quieres, a que base y rimas encajen perfectamente?
Depende tío, depende del día, de lo que me transmita el ritmo, del momento emocional en el que esté, de si son las cuatro de la mañana y escribo sin base y quiero contar algo en concreto… Pero bueno, normalmente intento darle importancia tanto a la letra como al flow y al ritmo del silabaje.

¿Quienes te han servido como inspiración a lo largo de toda tu carrera en ese sentido? ¿En quién te has fijado para aprender a la hora de levantar tu propuesta en las letras y en los temas sobre los que hablas?
He aprendido muchísimo de la peña con la que he convivido musicalmente hablando. Por ejemplo, en Space Hammu todos nos hemos retroalimentado y aprendido unos de otros. Al margen de eso, artistas de fuera de mi movida que me han inspirado podrían ser Mac Miller, Joey Badass, Anderson .Paak, James Brown, Kendrick Lamar, Michael Jackson, Chet Baker, Drake, J. Cole, Vic Mensa… y así podría tirarme todo el día [risas].

En cierta manera, tanto tú como Space Hammu sois gente que suena cien por cien actual, pero que, al contrario que algunos nombres de la generación trap, respetáis mucho a todos los que han venido antes y, de hecho, algunos temas tienen un espíritu hip hop muy clásico. ¿Cómo lo ves?
Nosotros hemos aprendido de los que estaban antes que nosotros y a los que vendrá después de nosotros les pasará igual. Y creo que ese respeto es fundamental, joder. Aunque la movida rap ya no sea tan cultura hip hop como antes, creo que esas cosas hay que respetarlas. Hip hop era una filosofía y para algunos todavía lo sigue siendo, y el respeto es uno de los valores que promueve. No sé, para mí si no respetas a quien está a tu lado o a aquel que te encuentras en tu camino, no tienes valor.

Desde que empezaste a colgar temas en plataformas, era evidente que tu rap funciona sobre todo porque combina un registro vocal bastante particular con tu sensibilidad. ¿Es ese equilibrio que se refleja en tu música parte de tu personalidad?
Totalmente. Hay una cosa en la que pienso a menudo. Yo no hago canciones que quiero escuchar, bueno algunas veces sí, pero quizás más por suerte que por otra cosa y no porque no lo intente [risas]. Sino que hago las canciones que me salen y creo que esa espontaneidad es lo que hace que mi personalidad salga a la luz en los temas que hago.

¿Entenderías tu vida sin haberte dedicado a la música, fuera de la forma que fuese? ¿Has trabajado de muchas cosas distintas a lo largo de tu vida?
La música me ha salvado la vida, tío [risas]. Si no fuera por ella no sé qué sería de mí. Aunque también es cierto que trae quebraderos de cabeza y no todo es el país de la piruleta en el mundo de la música. Pero sí me ha dado un propósito y creo que eso es fundamental para sentirte completo en la vida. O al menos así lo veo yo. En cuanto a la segunda pregunta, sí tío. He trabajado de bastantes cosas [risas]. He sido obrero, cocinero, barman, camarero, profesor de artes marciales y otros deportes, he trabajado en producción de alguna serie, he sido vendedor en tiendas y no recuerdo si alguna cosa más.

Teniendo en cuenta que eres un artista joven, pero que ha aprendido de los grandes, cuando se habla de old skool, ¿qué supone el término para ti?
Buena pregunta tío. Me cuesta contestar a esto. A ver, vieja escuela está claro que, como término, hace referencia a la peña con la que he crecido escuchando, pero también puede ser un sonido, un ideal, ¿sabes? Rollo que tu cabeza ande entre garajes de trenes y la película del hip hop sea la tuya. Me mola ese rollo.

“La música me ha salvado la vida, tío [risas] Si no fuera por ella no sé qué sería de mí. Aunque también es cierto que trae quebraderos de cabeza y no todo es el país de la piruleta en el mundo de la música”

¿Qué canción de las que has presentado al público hasta el momento crees que refleja mejor lo que eres como artista?¿Coincide también con la que te refleja mejor como persona?
Tío, soy súper exigente conmigo mismo y normalmente las cosas que hago y salen a la luz suelo desvirtuarlas al poco tiempo, pensando en que ya no me representan tanto. Aunque hay excepciones. Por ejemplo, creo que el EP “Ladies” junto a mi hermanote Saske dice muchísimo más de nosotros de lo que pueda parecer de primeras, ya sea en las letras, en los ritmos… No sé, creo que es digno de investigar a fondo [risas]. Y eso creo que sería lo más representativo junto a “Hammu Nation”, con los míos, de Space Hammu, claro está.

Si tuvieras que quedarte con un icono del mundo de la música, del skate o del cine que represente todo lo que te gusta de la forma de vida que siempre has llevado, ¿quién podría ser?
¿Uno? ¡Joder, qué chungo! [risas]. Creo que Mac Miller define muchos ámbitos en los que me veo reflejado o al menos me gustaría verme en un futuro. Eso por lo que respecta a la música; en cuanto al skate, Wes Kremer es mi referente número uno. Sin duda, skate, rap y birras, nada más [risas].

Carrion Vans 2 by Vic Ruiz

Siguiendo en esa línea, ¿existe alguna canción que alguna vez hayas sentido que te representaba plenamente, que hablaba de ti, aunque estuviera escrita por otra persona?
Mías por supuesto [risas]. Escritas por otra persona, creo que muchas, pero eso le ha pasado a todo el mundo, ¿no? Diría que eso es parte del duende de esta cultura, lo que hace que conectes con ese tío o esta tía que te está diciendo “eh, tronco, yo he vivido lo mismo que tú”. Y lo que me ha pasado también es escuchar una canción y decir “¡Ojalá se me hubiera ocurrido esto a mí, joder!” [risas].

¿Desde cuándo utilizas Vans Old Skool y por qué motivo son tus favoritas?
Pues aunque pueda sonar a topicazo, fueron las primeras zapas de skate que me pillé para patinarlas. Había patinado con otras zapas antes, pero digamos que eran multiusos. Cuando me pillé las primeras Vans Old Skool fueron las primeras que pillé pensando “quiero unas zapas para el patín”.

¿Consideras a Vans una marca amiga porque siempre ha estado ligada al mundo de la música alternativa, al hip hop, etcétera?
Cien por cien. Además creo que representa a muchísima peña, tanto en el mundo del skate como de la música, del surf, e incluso del break dance.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.