Hemos intentado enviar un mensaje de optimismo a Mac McCaughan pero no ha funcionado. Sostiene que la democracia en América (léase Estados Unidos) se está derrumbando y que esa emergencia marca el tercer disco de esta nueva ola en la vida de Superchunk. Canciones cortas y desprovistas de adornos fieles al espíritu de una banda que no negocia a estas alturas. Con la nueva gira que les traerá a España en marcha (estarán en el festival Tomavistas en Madrid el 25/26 de mayo), McCaughan responde rápido a nuestras preguntas sobre What a Time to Be Alive (Merge Records, 2018), Donald Trump o la salida a bolsa de Spotify.


¿Qué crees que hace este álbum distinto de los dos álbumes anteriores que marcan esta nueva etapa para Superchunk?
Creo que hemos tenido un buen ciclo desde que volvimos de un largo receso para hacer Majesty Shredding en 2010, pero de todos nuestros discos, incluidos los dos últimos, este es probablemente el más directo y conciso desde No Pocky for Kitty. Hay menos “textura”. Por ejemplo, no hay teclados, hay más guitarras y canciones cortas.

¿Cómo enfocasteis las canciones? ¿Grabaste demos y las compartiste o trabajasteis más en ensayo?
Grabé demos en mi estudio casero y las compartí con la banda. Para proteger los oídos de Laura, ensayamos solo con guitarras y bajo, y luego un ensayo separado solo con guitarras y batería. ¡Así que la primera vez que tocamos todas estas canciones juntos fue en el estudio, cuando estábamos grabando! Lo cual fue bastante emocionante.

Diría que no os resulta difícil mantener viva esa energía punk rock hoy en día. Admito que me sorprende un poco. No estoy hablando de envejecer, sino del ataque a las canciones y al espíritu de Superchunk. ¿Dirías que es la única forma de hacerlo, ser leal a ese espíritu?
Creo que el espíritu de tocar el tipo de música que hacemos es lo que nos hizo comenzar a tocar música en primer lugar, por lo que es bueno mantenerlo en nuestros discos incluso en esta etapa de nuestra carrera.

“Este es probablemente el más directo y conciso desde ‘No Pocky for Kitty'”

La última canción es Black Thread. Uno tal vez podría esperar más de este tipo de canciones con un tempo más controlado, un punto más “adultas”. No sé si sabes a lo qué me refiero…
No estoy seguro de si sé lo que quieres decir, pero ¿te refieres a que esto es lo que pensaste que sería el disco?

No exactamente. Break The Glass y Erasure son mis canciones favoritas. ¿Cómo vinieron?
Break The Glass de alguna manera resume lo que trata el disco, tratando de vivir en los tiempos de locura en que vivimos sin enloquecer, pero reconociendo que hay una emergencia. Musicalmente vino inspirada por la banda A Giant Dog (publican sus discos en Merge, el sello propiedad de Laura y Mac), así que le pedí a Sabrina Ellis que cantara y afortunadamente dijo que sí. Ella es alucinante.
En cuanto a Erasure, tuve la idea de la letra antes de la música y luego quería escribir algo más a mitad de tempo que todas las canciones súper rápidas que había estado escribiendo. Me recuerda a los Pixies. Realmente quería una voz más abajo que la mía y una más que la mía en esta canción. Stephin Merritt era la elección perfecta para la voz grave y Katie Crutchfield, cuya voz está realmente en el mismo rango que la mía, puede cantar alto si quiere. Vino cuando estaba en la ciudad de gira y grabó su voz en media hora.

¿Qué puedes decirnos de la nueva gira? ¿Qué se siente al hacerlo de nuevo?
Es divertido ir a todos estos lugares, la mayoría de los cuales hemos visitado anteriormente, porque no podemos hacerlo muy a menudo. Es verdad que no me gusta estar lejos de casa y lejos de mi familia, pero estoy deseando que llegue el espectáculo.

Hablemos de las elecciones de 2016. Nadie sospechaba que Donald Trump se convertiría en candidato, no digamos ya en presidente. Desde tu punto de vista, qué ha sucedido en los EEUU para que alguien como él ocupe la Casa Blanca.
¡Uf, esa es una respuesta demasiado larga para esta entrevista! La América corporativa, dirigida por ricos blancos, despidió a los trabajadores estadounidenses en la década de 1980 y luego externalizó toda su producción en el extranjero. Entonces, los beneficios empresariales aumentaron pero los trabajadores estadounidenses perdieron sus empleos. Esos mismos blancos ricos, muchos de ellos republicanos, les han dicho a los trabajadores que culpen a las minorías por sus problemas en lugar de a sus jefes. Los republicanos han estado apelando a las tendencias racistas y xenófobas de los blancos pobres y de clase trabajadora durante mucho tiempo. Trump llega al final de este ciclo. A los conservadores les gusta mantener a las personas pobres, sin educación y enfadadas porque les conviene a su agenda y les permite permanecer en el poder. Combinan este enfoque con la supresión sistemática de votantes para las minorías. El obsoleto sistema de “colegio electoral” le dio a Trump las elecciones incluso cuando más personas votaron por Clinton.

“No soy optimista. Los republicanos están ayudando a desmantelas las instituciones de mi país”

En mi opinión, la administración de Trump es una buena prueba de estrés para la democracia estadounidense y sus instituciones. Soy optimista, creo en la fuerza de esas instituciones. Con la perspectiva que tienes de tiempo ahora, ¿cómo lo ves?
No soy optimista. Si los republicanos estuvieran mostrándose firmes con Trump, diría que sí, que las instituciones están en posición de detenerlo. Pero están ayudando a desmantelarlas. Están permitiendo sus impulsos autoritarios.

Hace años te preguntamos sobre las nuevas formas de escuchar música. Hay cifras recientes sobre los servicios de streaming y sabemos que las escuchas están muy concentradas en los discos más populares de todos los tiempos. Esto significa que muchos suscriptores no están respaldando lo que escuchan. Sabremos más porque, por ejemplo, si Spotify sale bolsa los inversores necesitan información. ¿Cuál es tu opinión sobre esta situación de cara a los próximos años? ¿Crees que los oyentes veteranos y los más jóvenes deben ser “educados” de alguna manera o simplemente dejar que las cosas y la tecnología sucedan?
Al igual que las discográficas grandes, que están obteniendo mejores acuerdos que las independientes por parte las empresas de streaming, cualquier empresa que cotice en bolsa se mueve por los beneficios para sus inversores, y para obtener beneficios debes pagar lo menos posible a la gente. Creo que si los oyentes quieren apoyar a los artistas que aman necesitan comprar sus discos además de escucharlos por streaming.