SOBREVIENE LO INESPERADO
Entrevistas / Calexico

SOBREVIENE LO INESPERADO

Redacción — 06-07-2000
Fotógrafo — Archivo

CALEXICO HAN VUELTO. NUEVAMENTE DE LA MANO DE CITY SLANG, AUNQUE AHORA Y EN CONSECUENCIA ADOPTADOS POR UNA MULTINACIONAL. DE TODOS MODOS, POCO IMPORTA PORQUE AL FIN Y AL CABO LOS PROTAGONISTAS DE “HOT RAIL” (CITY SLANG/VIRGIN, OO) SIGUEN SIENDO, POR ENCIMA DE TODO, CALEXICO.

<B“Con “Hot Rail” queremos rozar lo inesperado. Sé que cuando el A&R de City Slang escuchó el disco, no se lo podía creer, y chillaba: ¿Qué ha sido de Ennio Morricone, y del salvaje oeste? ¿Estáis tratando de ser Chicago? Sin embargo, el resto de la gente del sello, nos dijo que es lo que esperaban. Pero claro, son gente con un pasado mucho más asociado al jazz. Y a nosotros nos gustan los estilos diferentes, y “Fade” demuestra esa madurez instrumental en el estudio”. Joey Burns, mirada límpida, voz y guitarras, no quiere repetir la misma fórmula de la maravilla dos veces. Por eso, en esta ocasión, sin dejar de ser Calexico, suenan mucho más urbanos, y oscuros; mirando hacia España y hacia el Chicago vanguardista. “Hemos intentado no hacer lo mismo que “The Black Light” (98). Te puedo contar una historia del disco si quieres, pero te fastidiará un poco, así que será mejor que te montes tu propia historia en la cabeza. Antes había una historia detrás de cada canción, pero no queríamos contarla, porque está bien que la gente haga su propia interpretación de la música, porque cuando das todas las pistas, arruinas la belleza que puede percibir cada individuo. En “The Black Light” había una historia que se iba descubriendo, en la que la música podía vivir sola”. Y eso que esta vez han intentado “grabar el disco en un estudio normal”, y no en los almacenes donde lo solían hacer antes, manteniendo la fijación por Tom Waits, pero sustituyendo gran parte del sonido Americana, por el aroma mínimo de Eric Satie.
“Las trompetas mariachi ahora me parecían una vuelta atrás, por lo que contactamos con Rob Mazureck de Isotope 217, que toca más como Miles Davis”. “Hot Rail” está dividido en tres partes desordenadas. Una experimental. Una pop. Y una (aún) un poco mariachi, con títulos taurinos, dedicada a un toro pacifista que no quiere ser toreado, como una parábola instrumental sobre el orgullo de la incomprensión, algo que han propuesto en “Hot Rail” a base meter píldoras más enérgicas entre sus propuestas ambientales. De hecho, se han pasado unos cuantos meses de gira junto al “teórico del escenario” Kurt Wagner (Lambchop). “Ellos han sido una influencia muy grande, porque siendo tantos, son capaces de rozar el silencio sin sobreactuaciones de ningún tipo. Y eso nos ha enseñado a montar un concierto en condiciones”.

La gente debería saber a qué tipo de sensación se van a enfrentar con Calexico, porque empieza a ser injusto que tanto Lambchop con “Thriller”, como Calexico con “Hot Rail” tengan que hacer ejercicios de voltaje rítmico para acallar a la platea que nunca calla. “Incluso si se quedan sólo con el tópico de que somos un grupo de mariachis, estará bien, porque terminarán sabiendo que estamos metidos en proyectos como Giant Sand y OP8, o tocando junto a Victoria Williams o Vic Chesnutt”. Pero han realizado uno de sus sueños, participando en la banda sonora de la fríamente recibida “Committed”, en la que el argumento y la belleza evidente de Heather Graham (Marifé Lación, sí), se pelea en la pantalla con el sentimiento profundo de estos Calexico de los que han dicho que sonaban como si Lou Reed se jubilase en México. “Le gustamos al equipo de producción de “Committed”, pero cuando mandamos algunos temas, contrataron a un par de compositores de Hollywood para que tocasen nuestras canciones porque éramos muy jóvenes para hacer bien el trabajo. Pero no funcionó, así que llamaron a varios de Devo para que nos controlasen en el estudio”. Y con un Gran Hermano (el de Orwell, no el otro), entraron por la falsa puerta grande de las bandas sonoras, confirmando que aunque la juventud se vista de genio, desconfianza se queda; al menos en el gran negocio del espectáculo. Por eso Joey prefiere hablar de sus viajes musicales por el mundo y de la muerte de Amalia Rodrigues, por lo que juego con él a las comparaciones. “Tengo un problema, estoy en España y he intentado que algunas de las canciones sonasen españolas, y no sé cómo se puede tomar eso aquí”. Bueno, puede ser un halago, todo depende del respeto o del nivel de transgresión. Pero, al contrario, ahora hay unos cuantos músicos franceses grabando sus discos en Tucson y usurpando la esencia americana, igual que Calexico se meten en el fado portugués y en el folk húngaro. Se trata de The Married Monk junto a Yann Tiersen, de Amor Belhom Duo (con el marido de Marianne Dissard, la voz de “The Ballad Of Cable Hogue”) y de Little Rabbits. “Dan una interpretación nueva a la cultura americana, y nos aportan influencias nuevas. Por una parte, hacen cosas que son muy parecidas a las nuestras, pero ver la música americana a través de sus ojos, nos ayuda a darnos cuenta de muchas cosas que normalmente no veríamos”. Sin palabras.

Un comentario
  1. So glad you had fun on your run and so jealous that you got to run with Margaret! She’s a great trianing buddy Sorry again for being so lame/sick last night Laura recently posted..

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.