“Lo más importante para nosotros es lo que te engulle, lo que te compromete y te atrae”
Entrevistas / Pape

“Lo más importante para nosotros es lo que te engulle, lo que te compromete y te atrae”

Antton Iturbe — 06-05-2022
Fotógrafo — Pablo García Esparza

Pape destilan una especie de caos sucio, rugoso y a la vez minuciosamente pulido, coherente y extrañamente atractivo te engulle sin remedio. Sales sin aliento, ligeramente mareado, preguntándote qué es lo que ha pasado exactamente, exhausto pero feliz y deseando volver de nuevo a la mínima oportunidad.

¿Cuáles son las motivaciones, el impulso que os lleva a juntaros y en qué medida se diferencia de vuestros otros proyectos?
Germán: Hola! Un placer escuchar que te gusta y que te engulle “extrañamente”. Creo que nos vale como respuesta a tu primera pregunta de por qué surge el grupo y cuál es la motivación. Pape es un proyecto encontrado y no de encuentro, un refugio, un bunker, más que un cómodo y confortable lounge creativo. Creo que es importante para nosotros asumir que no vivimos ese relato ideal del grupo de rock y también creo que es importante que quien se acerque a la música desde fuera lo sepa. Y creo que en Pape le damos mucho valor a eso. Lo más importante para nosotros es lo que te engulle, lo que te compromete y te atrae. Es curioso porque somos un amasijo de sentidos y sonidos, pero no especialmente un grupo al uso. El grupo de colegas o la ilusión son cosas que quedaron atrás en este proyecto. Quizá sea la mayor diferenciación. Pape no es un grupo. Hay belleza, sí, pero no hay mucha conversación más allá de lo que ocurre en un ensayo. Obviamente somos gente educada y tratamos de que fluya la cordialidad, pero no te voy a engañar, no hay mucho más allá de lo que llega a tus oídos en forma de canciones. Quizá de ahí esa crudeza. Así ha surgido la identidad de esta banda, así sea.

Esa crudeza casi quirúrgica de las letras te golpea de vez en cuando con frases e imágenes que te remueven las entrañas, te incomodan y en cierto modo, despiertan preguntas e inquietudes que rara vez salen a la luz. La nota de prensa califica el disco de “intransigentemente personal”, ¿cuánto hay de autobiográfico en estas letras? Da la impresión de ser consecuencia de un proceso de catarsis, de algo que quema dentro y tiene que salir por algún lado, independientemente de si llega a o no a otras personas y el impacto que pueda tener en ellas…
Germán: Esa pulsión entre lo que ocurre en cada uno de nosotros y lo que compartes cuando publicas algo es innegable. No creo que sea ajeno a ningún artista que conozco. Personalmente, compartir sentimientos creo que es innegociable. Y las contradicciones alimentan nuestro día a día. Creo que es ridículo ir de “true” por la vida. En cuanto a la catarsis lírica, pues sí, hay mucho de esto. Apenas escuchamos ninguna letra hasta llegar al estudio, y ver lo que Javi sacaba era bastante sorprendente. Está claro que ahí hay mucho amor y mucho cabreo. Son pensamientos dichos en alto diría yo.

¿Cuál ha sido el proceso para elaborar estas letras?
Javi: Nunca había estado tan bajo de espíritu y te toca enfrentarte a estas canciones repletas de largos momentos reflexivos y oscuridad en plena pandemia.
¿Y qué cuentas? ¿Se puede objetivar parte de la vida en unas canciones? ¿Poner tu vida en valor? Lo intenté. Y así recordamos el “Amor” en el mejor momento del amor, el deseo frenético que nubla la razón (“Tamara”), la soledad (un suspiro), las cosas perdidas y las edades del hombre (“No hay señal”), volvemos a juzgar el pasado y los recuerdos (“Little China”) para concluir que todo carece de sentido, porque lo vivido nos parece importante, pero somos nada (“Creo en mí”). Y surge la idea de la muerte como compañera necesaria para poner todo en perspectiva (“El paseo”). Y concluimos que la vida es presente y no futuro. Y miramos a los lados de la vida y no solo al frente en “Un millón de euros).

“Las contradicciones alimentan nuestro día a día. Creo que es ridículo ir de “true” por la vida”

Sin embargo, esas letras se ven envueltas en una masa sonora que a menudo las hace casi indescifrables. Ahí parece haber un cierto juego con el oyente, con aquello que se desvela y aquello que debe ser buscado y exige un cierto esfuerzo. Sugiere una idea de trabajar el sonido como una masa, como una mezcla espesa de oleos de diferentes colores brochazo a brochazo hasta dar con algo nuevo ¿Cómo trabajáis el sonido del disco y las composiciones?
Guille: El grueso del disco se compuso durante el confinamiento de la primavera de 2020. Vía mail nos mandábamos ideas, ritmos, samplers, notas de voz de ensayos y Germán iba haciendo un boceto del disco. Cuando nos pudimos ver, estuvimos varias semanas poniendo en orden esos borradores en el local de ensayo, pero nos gustaba la idea de dejar cierta flexibilidad, no cerrar nada al 100%, para que, a la hora de grabarlas en el estudio, poder de esta manera seguir caminos espontáneos en función de lo que se iba creando en la grabación. La producción artística fue cosa de Germán y yo me encargué de la ingeniería técnica. En cuanto a sonido, la idea era fusionar de una manera equilibrada el ruido con la belleza, la síntesis con lo orgánico, la electrónica con punk, tratando de llevar cada instrumento hasta cierto extremo donde todo se entremezcla y todo recibe un poquito de los demás.

Obviamente se pueden citar infinidad de referencias e influencias (sin restar un ápice de personalidad a vuestra música) pero quizá hay dos que me han venido a la mente que me gustaría compartir con vosotros: Corcobado y Suicide.
Pues Suicide te diría que hay mucho en este disco. Aunque fíjate, sería más Alan Vega para mí. Corcobado no forma parte de nuestro universo Pape, pero sí que entiendo la importancia de la lírica en castellano como protagonista.

Y ¿hay intención de seguir adelante con el proyecto o se trata de más de una colaboración puntual?
German: Es curioso que hagas la pregunta porque de algún modo has percibido esto como un proyecto sin una continuidad asegurada. Es un tema interesante y que hila con tu pregunta del principio. Es para reflexionar el porqué se presupone una carrera de largo recorrido en las bandas e incluso porqué se idolatra esa trayectoria y se gana prestigio conforme avanza. A nosotros nos gusta hacer cosas, lo que sea que te haga disfrutar. Esto de que esas cosas tengas que agruparlas, ponerles un nombre, apellidos, un wikipedia… ¿Has visto algún nombre más absurdo que PAPE? ¿Crees que merece la pena que continuemos pese a eso?

Por muchos motivos, a mí personalmente me ronda por la cabeza la idea de colectivizar PAPE. Como hemos comentado antes no somos un grupo. Colaborar y que las bandas sean una excusa donde experimentar relaciones con los demás y no únicamente un show es de las pocas cosas que creo que tienen sentido. Pero todo se verá.

Para terminar, os pediría algunos detalles sobre la grabación del disco y los participantes en el mismo y la sensación que os ha quedado al escucharlo y verlo acabado.
El disco lo grabamos hará ahora un año en MOTU, el estudio de Guille, que en realidad es casi nuestro local de ensayo actualmente. Verlo acabado siempre es un sensación agradable y además apoyado por la gente de Repetidor y Mamma Vynila. Por otro lado, son canciones que conviven con nosotros desde hace ya mucho tiempo y eso hace que pierdas un poco la perspectiva de lo que en su día significaron y de dónde surgieron.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.