Erigidos, y no precisamente por elección propia, en uno de los cabezas visibles de aquel género mal llamado crossover -algunos se atrevieron incluso con funk metal-, Faith No More siempre fueron a la suya. Combinando hip hop con metal, versioneando a Commodores, NKOTB, Black Sabbath o John Barry, componiendo temas salvajes,piezas en alemán o portugués, instrumentales de diversa factura,clásicos perfectamente bailables… Suena bien, ¿no es cierto?Sólo que en 1997 y con “Album of the Year” el barco hace aguas a la velocidad de la luz, sin que sus cinco miembros sean capaces de drenar lo suficiente como para mantenerlo a flote.

Sí, la banda está absolutamente disuelta“.Tremenda sorpresa. Como si no llevásemos meses convencidos de que Faith No More era una banda agonizante y a punto de hacer aguas de forma definitiva. El descalabro que generó ya en su día la publicación de “King For A Day, Fool for A Lifetime” y el desinterés con el que se topó “Album of the Year” no podían llevarles a buen puerto. Así es como, semanas después de su actuación -provocó opiniones muy diversas- en la pasada edición del Espárrago Rock (“ese día estábamos mal; nos habíamos reunido después de un breve descanso en una gira de tres meses y no teníamos ganas de volver a encontrarnos“), Faith No More deciden separarse definitivamente. De forma oportunista -no esperábamos menos- su sello discográfico decide lanzar un recopilatorio (“Who Cares a Lot?”) para recordarnos a todos que los estadounidenses empezaron bien y acabaron teniendo menos gracia que un directo de Cornershop (lo siento, pero es un recurso que siempre viene como anillo al dedo). Para conseguir cierta repercusión en los medios, se nos brinda la oportunidad de conversar durante unos minutos con Bill Gould, bajista y miembro fundador del quinteto, aunque no dejo de pensar en lo extraño que debe resultarle hablar sobre una banda que, por fin, se ha decidido a tirar la toalla. “Claro que es extraño hablar de una banda que no existe, pero no creo que te sorprenda que te diga que lo del recopilatorio ha sido una idea de la discográfica.Yo me he implicado porque no me gustaba la idea de que… quería que todos los discos estuviesen representados y apareciesen en orden cronológico para que la gente fuese capaz de observar la evolución del grupo sin dificultad. También hemos decidido añadir algunos temas extras que no son nuevos, pero que no se habían publicado hasta ahora“.

Pero no nos engañemos, a nosotros los periodistas lo que más nos interesan son los trapos sucios -o eso se supone-, por lo tanto deberíamos saber cuáles fueron los verdaderos motivos por los que la banda se disolvió. Suponiendo que el propio Gould los conozca. “Claro que conozco los motivos. Hemos estado juntos durante diecisiete años y llevamos diez haciendo disco-gira-disco-gira… ninguno teníamos vida personal o privada. Mike y otros estaban casados y nunca podían ver a sus mujeres. Era algo muy duro para todos. Faith No More era un grupo muy democrático en el que todo se votaba, por lo tanto todo era un argumento y un compromiso a la vez. Creo que nos acabamos cansando de esa rutina. Todos nos hacemos mayores y ya no queremos comprometernos tanto con nada. La gente quiere mantener su visión personal y lo entiendo perfectamente“. Aunque tampoco estaría mal descubrir porqué echaron a Courtney Love o a Chuck Moseley como vocalistas para dejar paso a un Mike Patton que acabó convirtiéndose en elemento fundamental de la banda. “Con Courtney no teníamos nada en común musicalmente. No tengo nada contra ella, pero tampoco estamos en contacto.En cuanto a Chuck… bueno, era muy difícil trabajar con él.Las cosas iban mal y yo dije que dejaba el grupo, Ruddy que él también y así hasta que nos dimos cuenta de que Chuck era el único que no se quería ir, así que le echamos a él y todovolvió a la normalidad“.

Debo repetir que muchos teníamos claro que la banda no iba a dar mucho más de sí, especialmente después de los batacazos de “King for A Day” y “Album of the Year”.Pero como lo importante siempre es la opinión del entrevistado, mejor descubrir en que momento Gould se dio cuenta de que la continuidad de la banda peligraba.Lo que no podía imaginar era una respuesta tan rotunda.“La primera vez que tuve esa sensación fue en 1985. En ese momento ya sentí… no, no me equivoco. He dicho en 1985, pero eso no significa para nada que no esté orgulloso de los últimos discos que acabamos editando. Siempre tuvimos claro que con cada nuevo álbum nos la jugábamos. Y eso es bueno porque subraya el hecho de que estás evolucionando, creciendo. Si te preocupas siempre por lo que dirán,acabas por no hacer nada. No me preocupa que mucha gente considerase que”King for a Day” fue un fracaso. Para mí seguirá siendo uno de nuestros mejores discos y con el tiempo habrá más gente que pensará igual. En cuanto a “Album of the Year”,estoy convencido de que es el mejor disco que hemos hecho nunca. El mejor“. Bien, pues hablemos ahora brevemente del futuro. Mientras Rudy Bottum se dedicará a promocionar su nuevo disco con Imperial Teen y Mike Patton se volcará completamente en Fantomas (junto a Buzz Osbourne de Melvins, Trevor Dunn y Dave Lombardo, ex-batería de Slayer y ahora en Grip Inc.), ¿qué proyectos tiene en mente Bill Gould?¿Continuar trabajando con Brujería? “Por supuesto, voy a pasarme una buena temporada trabajando con Brujería y después volveré a producir a más grupos nuevos. Acabo de trabajar con CMX y estoy a punto de entrar a grabar el nuevo disco de Think About Mutation. Por otro lado voy a poner en marcha un nuevo sello discográfico que va a llamarse Culero Records. El primer disco que voy a editar está cantado en castellano y en inglés y se llama “Spanglish Vol. I”,será un éxito…“. Claro está amigo Gould, así que ahora centrémonos en el papel de Faith No More en la evolución del rock alternativo, del crossover o del mal llamado funk metal. Vayamos por partes. En primer lugar, hablemos de rock alternativo. “Ya no queda nada de aquello que se llamó rock alternativo. Ahora podrían serlo Poison o Mötley Crüe, porque lo alternativo se ha convertido en una etiqueta comercial, como la música. Para mí, alternativa sería la música que no está de moda o la que se refiere a movimientos culturales. Por ejemplo la música española que jamás llegará a escucharse en los Estados Unidos o la música de Etiopía, la que compone gente verdadera y no una mierda de grupo de power-core con base funk. Eso es una jodida mierda y una mentira“.Entonces, puedo suponer que no debe estar demasiado contento de que a Faith No More se les englobase en ese fugaz movimiento crossover que tanto dio que hablar hace unos siete años. “Nosotros teníamos personalidad,pero puede decirse que pertenecimos en cierta manera a un movimiento, sólo que fue interpretado de forma distinta a lo que esperábamos. La gente hablaba de crossover y no creo que nadie sonase a eso. El concepto es brillante,pero nunca se llevó realmente a la práctica“. Bueno, pues adiós. Lástima que Faith No More lo dejen tras ir dando tumbos, que lo dejen sin dejarnos buen sabor de boca y tras haber ensombrecido a aquellos grandes discos que nos brindaron a principios delos noventa (“Introduce Yourself”, “The Real Thing” y “Angel Dust”). Quizás solamente nos quedaría saber cómo le gustaría a Gould que la gente recordase a Faith No More. “Sabes, éramos una banda real, escribíamos nuestras canciones, trabajábamos duro e intentamos ser lo más honestos posible durante toda nuestra carrera. Y nunca, nunca, hemos hecho un disco de mierda, ni apestamos y muy pocas bandas pueden decir eso. Estoy muy orgulloso de haber pertenecido a Faith No More y no voy a arrepentirme ahora. Eso sí, creo que solamente volveríamos por cinco billones de dólares.¡Todos para mí, por supuesto!“. El bajista empieza a reír y se despide entre carcajadas. Unas carcajadas que no dejaré de escuchar durante un par de horas. Será cosa de brujería, sí, eso debe ser.

“Who Cares a Lot?” está publicado por Polygram.