"En este disco ha habido una intención de ir más allá"
Entrevistas / Morgan

"En este disco ha habido una intención de ir más allá"

Don Disturbios — 21-10-2021
Fotógrafo — Archivo

El runrún persigue a Morgan desde su primer disco y, lejos de cesar, aumenta. Por eso la expectación es máxima y su tercer largo The River And The Stone (North Records, 21) es uno de los lanzamientos más esperados de este otoño. Y lo mejor de todo es que no va a defraudar. Al contrario.

Las reglas del espectáculo siempre están por escribir. A priori un grupo como Morgan, que canta la mayoría de sus canciones en inglés y practica un soft-rock de aroma californiano amparado en el blues, el folk, el pop, pero sobre todo, en el magnífico timbre vocal de Carolina de Juan 'Nina', no tendría que haber recibido tanta atención. Lo suyo se debería haber limitado a esos clubs o cavas desgastadas y decadentes de las grandes ciudades, en los que actuarían como banda residente. Sin embargo, algo hay en el directo de Morgan que ha logrado, gracias al boca a boca, que cada día sus seguidores fueran más numerosos. Y, claro, han sido muchos y muchos los conciertos que llevan ofrecidos hasta la fecha. Aunque Morgan han aprovechado este periodo pandémico para darse un respiro, pensar, conversar de puertas para dentro y, sobre todo, tocar mucho para que surgieran las ideas que iban a alumbrar River And The Stone”. Su tercer disco va a ofrecer una cara de Morgan mucho más hecha, diversa, sólida y dinámica. Una cara que les va a confirmar como lo que son: Una de las bandas con mejor directo de nuestro país y una bendita anomalía en estos tiempos de sonidos urbanos, verbeneros o mundanos.

Al escuchar este tercer disco, te das cuenta de que hay una clara intención de evolucionar, de crecer. Es un trabajo más variado y con un mayor número de registros. ¿Cómo lo veis vosotros?
(Ekain Elorza, batería) La filosofía a la hora de hacer el disco ha sido la misma de siempre: Juntarnos, disfrutar, no ponernos en ningún momento ninguna barrera y probar cada idea que saliese en el local de ensayo, y ver hasta dónde nos podía llevar. Pero sí que en este disco ha habido una intención de ir más allá, de cuidar el sonido y ver qué otras posibilidades teníamos para forzarnos a hacer cosas que no habíamos hecho hasta ahora y disfrutar de ese proceso. Ya sabes, cometer errores, volver atrás.. Y sí que hemos tenido un montón de tiempo para probar todas esas opciones y creo que eso se ve reflejado en el disco: una nueva cara de Morgan.
(Paco López, guitarra) Es verdad que queríamos hacer lo que cuenta Ekain, pero también queríamos que fuese algo natural, que ahí reside la dificultad. Porque hacer algo distinto a lo que estabas haciendo es fácil, pegas un volantazo y ya está. Pero lo difícil es mantener la misma filosofía y que te lleve a otros sitios. Esa es la dificultad. Por eso estamos tan contentos con este disco. Porque, sin ser muy distinto, es la manera distinta que nos ha salido natural.

'“Alone” para nosotros ha sido la canción que ha supuesto el mayor reto del disco' (Ekain) 

¿Hasta qué punto han influido esas ganas de cambio en la decisión de cambiar de productor? Porque habéis dejado de trabajar con José Nortes, que había grabado vuestros dos primeros discos, para pasar a grabar en Francia con Carles 'Campi' Campon (Jorge Drexler, Vetusta Morla, Xoel López)?
(Ekain) A ver, antes de juntarnos con 'Campi' ya llevábamos muchos meses trabajando en las canciones. Nos fuimos a una casita en la Sierra y estuvimos allí como seis meses ensayando a diario y componiendo. Así que todo este cambio viene más de un proceso interno de trabajo entre nosotros cuatro a partir de muchas conversaciones. Un proceso de ir probando todas esas cosas nuevas que nos iban gustando. Pero lo que sí que ha hecho muy bien 'Campi', ha sido entender lo que queríamos hacer, la intención que teníamos con este disco. Y, además, lo ha sabido gestionar muy bien. Generó el ambiente idóneo para culminar todos esos meses de trabajo en los quince días que estuvimos en Francia, y supo muy bien como manejar al equipo y hacerlo sonar como nosotros queríamos. Por eso ahora, cuando escuchamos el disco, vemos que está ahí todo lo que teníamos en la cabeza cuando estábamos en esa casita de la Sierra.
(Nina, cantante) El estudio Le Manoir de León también ha sido importante porque, al haber estado componiendo los temas en esas condiciones, teníamos claro que queríamos un estudio que fuera a la vez residencia sobre todo porque ya nos habíamos acostumbrado a trabajar de esa manera. Te levantas por la mañana y ya puedes empezar a hacer las cosas que se te han ocurrido y estás como muy metido en ese universo. Eso facilita mucho las cosas.

¿Hay algún tema que marcara la senda que ha sido luego el disco? Porque desde fuera da la impresión de que ha sido “Alone”, que es la canción-río que dura siete minutos con más cambios y variaciones. ¿Ha sido ese tema o ha habido otros?
(Nina) “Alone”, pero también “River” o “WDYTYA?” son los temas que ya desde el principio teníamos la intuición de que iban a quedarse en el listado final de canciones que iban a formar el disco. Y sí, fue con “River” y con “Alone” con lo que partió un poco todo, pero esa es mi percepción. Igual los chicos tienen otra.
(Ekain) Piensa que con tantos meses de ensayo nos dio tiempo a hacer un montón de canciones. Ahora no recuerdo cuantas, pero fueron unas treinta o treinta y cinco y, claro, la selección de temas ha dependido mucho de que todo tuviese una coherencia y un sonido unificado, porque teníamos de todo. De hecho podríamos haber grabado hasta un disco muy folkie, porque nos podríamos haber ido hacia cualquier lado. Pero sí que vimos claro que “Alone”, “Late”, también “River” e incluso alguna que se quedó fuera, llevaban un camino nuevo que nos gustaba mucho. Entonces alrededor de esas canciones fuimos eligiendo el resto para que el disco tuviese cohesión. Y sí, “Alone” para nosotros ha sido la canción que ha supuesto el mayor reto del disco y el día que nos llegó la mezcla vimos claro que tenía que ser la canción que escuchara primero la gente porque, a parte de que estábamos muy orgullosos de cómo había quedado, a la vez estábamos lanzando el mensaje de que no nos íbamos a acomodar y que no estábamos para hacer canciones que funcionasen de primeras, sino que nosotros estamos aquí para hacer música que perdure y sin pensar en ningún tipo de estrategias, ni que nos pongan en la radio. Además es curioso porque “Alone” de primeras era un tema muy básico de guitarra y voz y lo fuímos construyendo poco a poco y al final acabó siendo un lío [risas].

Ha sido una forma de trabajar muy como de “jam band”, ¿no?
(Ekain) Pues mira, una de las cosas de las que hablábamos allí en la casa durante los descansos cuando estábamos viendo la tele era precisamente eso. Porque hasta ahora hacíamos la canción en el local, la grabábamos y luego, a medida que la íbamos tocando en directo y la ensayábamos, surgían partes de “jam”, partes que alargábamos... Por eso decidimos currarnos las canciones durante mucho más tiempo y más tranquilamente, para ver si esas cosas que nos salían durante los meses de estar girando, nos salían ahora en el local y ya podíamos plasmarlo directamente en el disco.

Podemos decir, entonces, que a vosotros la pandemia os ha hasta beneficiado.
(Paco) Sí, en realidad sí. Piensa que nuestro último concierto fue en febrero de 2020 y teníamos pensado quedar en mayo para empezar a montar temas y nos confinaron, así que al final creo que quedamos en junio, que es cuando hicimos la mudanza a la casita de la Sierra, y en julio empezamos a trabajar. Y, claro, es que nosotros no teníamos motivos para salir de casa. Todo ese parón a nosotros realmente no nos afectó.

"La sensación que tenemos es que la gente se lo pasa bien en los conciertos de principio a fin, que es justo lo que nosotros intentamos" (Paco)

Lo cierto es que se nota en el disco porque, además de tener un componente como más folkie y menos blues que los anteriores, también se nota que es fruto de un proceso mucho más reflexivo.
(Nina) Hemos hablado mucho, sí. Y el hecho de vivir todos juntos en una misma casa ha dado pie a mucha conversación, tanto entre nosotros como con uno mismo, yo por lo menos. Pero supongo que es algo que no solo nos habrá pasado a nosotros y que, por la pandemia, todo el mundo habrá estado obligado a mucha conversación, ya fuera de pareja o con uno mismo.

Hay una canción que sorprende en el disco, “Paranoid Fall”, porque es un tema muy rockero en el que parece que, por fin, Morgan os ponéis la chupa de cuero y os dejáis llevar.
(Paco) A todos siempre nos ha gustado mucho esa onda, pero nunca habíamos dado con un motivo o con algo...

El 'riff' es básico, ¿no?
(Paco) ¡Claro! ¡El riff! Recuerdo que teníamos una armonía y teníamos una intención, y me acuerdo que un día hablando con Ekain dijimos: “A esto hay que sacarle un riff”. Y, claro, para mí eso, como guitarrista, es divertidísimo. No sabes si lo vas a conseguir o no, pero si al final sale, pues es una maravilla. Estoy contentísimo con esa canción. Y me parece que es lo que te decía antes, que nos sale de forma bastante natural. No es nada forzado.

Luego tenemos el inevitable tema del idioma. Y es que en este disco también habéis incluido, al igual que en los anteriores, solo un tema en castellano titulado “Un recuerdo y su rey”. ¿Es algo ya obligado el ofrecer un tema en castellano por álbum?
(Nina) No. Es algo totalmente circunstancial. De hecho este tema no tenía letra, pero yo sabía, y no me preguntes por qué, que si al final entraba en el disco tenía que ser en castellano. De hecho no teníamos nada claro que fuera a entrar en el disco.

¿Se ha quedado fuera del disco algún otro tema en castellano?
(Ekain) No, ninguno. Y de hecho yo siento que esa canción ha entrado en plan minuto noventa del partido, balón al área... [risas].

Lo que resulta curioso es que, si uno mira las escuchas de vuestras canciones en Spotify, la que más escuchas tienen y con diferencia es “Sargento de Hierro” con quince millones de escuchas, pero es que luego la segunda es “Volver” y, claro, supongo que eso puede llevar a pensar que, cuando hacéis temas en castellano, la gente los escucha más que el resto.
(Paco) En Spotify sí, pero luego en los bolos vemos que la gente no viene solo a escuchar un solo tema, porque sino sería una auténtica chapa. La sensación que tenemos es que la gente se lo pasa bien en los conciertos de principio a fin, que es justo lo que nosotros intentamos: que durante esa hora y media la gente esté metida en el bolo como si estuviera viendo una película.
(Nina) Y luego hay otra cosa y es que, aunque nosotros seamos conscientes de que eso es así, que esas canciones tienen más escuchas, una cosa es verlo, y agradecerlo, claro, y otra cosa es basarte en eso a la hora de currar o a la hora de planear hacia dónde dirigir nuestra carrera. No pensamos en esos términos.

"Me da la sensación de que nosotros no somos mucho de los que pensamos de puertas para fuera, sino que más bien pensamos más de puertas para dentro". (Nina) 

Pues ya que hablamos del directo decidme ¿cómo afectan los temas nuevos a vuestro directo y a esa gira que empezáis a principios de noviembre?
(Nina) Pues a eso que te conteste mejor Ekain [risas].
(Ekain) Lo dice porque yo me obsesiono mucho con el repertorio, y procuro que tenga un guion, una especie de sentido, con sus fluctuaciones, y es algo que me suele costar mucho. Es el hecho de que haya un equilibrio y por ejemplo no haya un bloque con muchas canciones nuevas. Recuerdo que fue algo que me costó mucho cuando pasamos del “North” al “Air”. Pero, al igual que al final de la gira del “Air” ya sentí que las canciones de ambos discos estaban integradas, con este y tras muchos meses de probar mil opciones, creo que hemos conseguido que ya estén integradas. Y en cuanto a lo que aportan los temas nuevos, creo que le dan a nuestro directo mucha más variedad, nuevos colores, nuevos ritmos, muchos más coros.

De hecho, para consolidar vuestra carrera el directo ha sido esencial y en vuestro caso ha funcionado mucho el boca a boca de la gente. ¿Tenéis vosotros también la sensación de que el secreto del éxito de Morgan ha sido precisamente el directo?
(Paco) Es que con el directo nos lo pasamos muy bien. Pensamos que es un directo muy divertido y nos encanta hacerlo. Y casi el disco es un poco la excusa para poder tocar... Además esa sensación que tenemos nosotros en el escenario, creo que somos capaces de contagiarla al resto. Y sí, estoy totalmente de acuerdo contigo, porque sin hacer promo ni nada siempre hemos visto como al siguiente bolo que hacíamos venía más gente.

Imagino que os tomáis la gira junto a Fito y Los Fitipaldis como una oportunidad enorme para llegar a más publico que todavía no os conoce o no os ha visto en directo.
(Nina) Desde luego eso puede llegar a pasar, pero para nosotros, de puertas para dentro, lo que en realidad es toda una oportunidad para disfrutar de un equipo de gente que son una maravilla y que tiene toda la pinta de que nos lo vamos a pasar muy bien y de que vamos a disfrutar mucho de la música juntos. Y es que me da la sensación de que nosotros no somos mucho de los que pensamos de puertas para fuera, sino que más bien pensamos más de puertas para dentro.
(Ekain) Es que el motivo de hacer esta gira no ha sido en ningún momento “vamos a tocar delante de mucha gente”. No es eso. En realidad lo que pasa es que tenemos mucha gente en común que trabaja para Fito y para nosotros, y nos apetece mucho hacerlo porque nos lo vamos a pasar de la hostia.

Para esta gira no vais a contar ya con Alejandro 'Ove' al bajo porque se ha hecho apicultor, ¿verdad?
(Paco) Sí, él lleva mucho tiempo con un amigo suyo montando esta iniciativa y dedicarse a la apicultura y, bueno, han invertido dinero, tiempo y esfuerzo y de hecho cuando le contactamos al principio, iba a ser algo temporal, pero como fue funcionando bien y estábamos muy a gusto todos la cosa se alargó y él tenía que compaginar ambas cosas. Pero el trabajo en el campo es un trabajo que exige y al final ha tenido que elegir porque ya no podía seguir haciendo las dos cosas.

Y creo que tanto en el disco como en la gira el nuevo bajista va a ser Alejandro 'Boli', otro de esos músicos que ha tocado con medio mundo.
(Paco) Sí. De hecho 'Boli' llevaba dos años con nosotros como 'backliner' y estaba encantado y siempre nos decía que contáramos con él para cualquier cosa, así que ha sido una cosa bastante lógica.
(Ekain) Muy natural y además creo que ha hecho un trabajo fantástico en el disco. Don Disturbios

El disco a tener en cuenta a la hora de escuchar “The River And The Stone”

Ekain Elorza (batería): “Kid A” (Radiohead, 2000)
No he dejado de pensar en este disco mientras componíamos “The River And The Stone”. Teníamos muchas ganas de explorar nuevos caminos y sonidos con los que envolver nuestras canciones y queríamos descubrir hasta dónde podíamos llegar si abríamos un poco más nuestro espectro musical. Radiohead rompieron todos los esquemas con este disco y se desmarcaron de todo lo que venían haciendo hasta ese momento, y nuestro tercer disco, aún no siendo una ruptura total con lo que veníamos haciendo hasta ahora, sí que tiene esa intención de evolucionar nuestro sonido hacia un nuevo lugar.

Carolina de Juan 'Nina' (cantante, teclista): “The Muse” (The Wood Brothers, 2013)
Soy muy fan de esta banda gracias a Paco, que conocía sus canciones y las tocaba en acústico. Me enseñó las voces que hacían y me gustaba mucho cantar los coros con él. Después, The Wood Brothers sacaron este disco y me entró por el estómago. Todas las canciones son joyas. La producción, el sonido, el gustazo, las letras, las voces… Me encanta escuchar las armonías y los arreglos, la forma en la que empastan sus voces por cómo las cantan y parece que pasan a ser una sola cosa. Un disco muy inspirador y que a mí personalmente me anima mucho a la hora de ponerme a trabajar en los coros de nuestras canciones. Son “musa” efectivamente.

Paco López (guitarra): “Naturally” (J.J. Cale, 1972)
Primer álbum de J.J. Cale en el que ves que hay algo especial desde el primer tema. Su manera de tocar y de cantar, casi sin hacerlo, no son como nada que yo hubiese escuchado antes o desde entonces. Extremadamente cool sin esfuerzo alguno y referente absoluto. Pasó bastante desapercibido para lo que se merecía porque parece ser que prefería girar a hacer promoción, aunque ganó popularidad por las maravillosas versiones de “After Midnight” de Eric Clapton y “Call Me The Breeze” de Lynyrd Skynyrd. En cualquier caso, lo mejor es ponerse sus discos.

David Schulthess 'Chuches' (teclados): “The Misseducation Of Lauryn Hill” (Ms. Lauryn Hill, 1998)
Este disco me inspira desde hace años. Tanto por las melodías y armonías como por la producción. Lo he tenido muchas veces en mente a la hora de elegir instrumentos y ambientes para nuestras canciones. Es un disco al que me gusta volver y por eso siempre lo recomiendo.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.