“Cuando toco “Fire”, creo que la gente nota que salió de dentro”
Entrevistas / Mavica

“Cuando toco “Fire”, creo que la gente nota que salió de dentro”

Pablo Tocino — 05-08-2020

Tras la última edición del Monkey Week, tuve en repeat “Gone”, el primer EP de Mavica, y se lo recomendé a una amiga. Aún recuerdo su mensaje: “voy a borrar de mi mente Karaoke, esto es la continuación buena de Agent Cooper’. Pero, más allá de la ocurrencia, y de que, sobre todo en los primeros temas, exista esa similitud con Russian Red, lo cierto es que incluso en esos primeros temas de Mavica había algo distintivo, algo que nos hacía querer saber más sobre quién estaba detrás de esas canciones. Y quien está detrás es Marta Casanova, que en este confinamiento ha sacado su segundo EP, “Send me to the water”

En “Send me to the water”, de nuevo, ese “algo más” asoma entre la mezcla de influencias que ella misma cita como Sufjan y Bon Iver (“No it’s not”) o Daughter (“Ada Road”). Marta Casanova confirma en este  que es uno de los talentos emergentes a tener en cuenta, y probablemente termine de disipar dudas con el debut largo que está preparando – y del que nos da algunos detalles en esta entrevista.

Curioseando tu trayectoria, he visto que te crías en Cartagena, luego estás un tiempo viviendo en Madrid, luego en Berlín, y finalmente acabas en Londres. Cuéntame un poco este periplo.
Sí, es que a ver… en Madrid estuve estudiando idiomas, pero ahí casi que no hacía nada de música aún. Estando allí me junté con gente que sí tocaba, y cuando terminé la carrera decidí que para estudiar alemán, lo mejor era irme a Berlín, que además culturalmente me interesaba mucho. A Berlín fui como con un Erasmus de prácticas en una guardería, pero que realmente no me pagaban nada, así que enseguida empecé a tocar en la calle y tal. Pero claro… allí la mentalidad en esto es distinta, es un poco tocar en la calle para sobrevivir y eso les vale. Y yo quería sacar cosas, quería estudiar más sobre música… así que me fui a Londres para seguir formándome, que justo ahora estoy acabando la segunda carrera allí.

“No volvería a Berlín a vivir, volvería de viaje, pero para vivir es como muy fría”.

¿Cuánto tiempo estuviste en Berlín?
No llegó a un año, lo pasé fatal allí… de allí salió ‘Gone’, así que imagínate (ríe)

Claro, es que te iba a preguntar qué te aportó creativamente Berlín, al ser una ciudad de tanta efervescencia cultural. Pero no sé si puedes sacar aspectos positivos de tu estancia allí…
Bueno, pero yo cuando estoy triste es cuando más escribo (ríe) De allí puedo sacar muchas cosas, viví un montón, toqué un montón, conocí a un montón de gente que hacía lo mismo que yo, etc. Pero es verdad que no volvería a Berlín a vivir, volvería de viaje, pero para vivir es como muy fría.

¿En qué parte de Londres vives?
Ahora nos hemos venido a Cartagena por todo el tema del virus, pero vivo más hacia el sur, por la zona de Brixton, Peckham y demás. Es una zona un poco Malasaña. Al principio vivía por Elephant and Castle, que también es sur pero es más centro.

No te voy a preguntar por el nombre “MAVICA” porque ya he leído el motivo (NdR: “MArta VIrginia CAsanova”) pero sí por otros detalles del proyecto. Tú eres voz y guitarra, Pablo Serrano está en bajo y sintes, y luego la producción la lleváis entre los dos, ¿no?
Claro, cuando empecé a grabar, yo no tenía ni idea de producción, y Pablo me ayudó muchísimo. Conforme voy aprendiendo, voy metiendo más mano; especialmente este año lo he hecho. Ahora estamos en contacto también con una persona para la producción del disco, nos gusta mucho lo que hace y, aunque no tenemos clara la forma en que se dará la colaboración, tenemos la idea en la cabeza.

¿Quién es?
Es Bullion, que es el productor de Westerman, y me encanta lo que ha hecho Westerman, “Confirmation” es uno de mis tema favoritos del año pasado. Ha llevado el cantautor a un terreno más electrónico y está muy guay lo que hace, ha salido ya varias veces en Pitchfork.

Lanzaste tu primer single en 2018, el año pasado salió el primer EP, estás preparando ahora el disco, pero justo acabas de sacar otro EP, “Send me to the water”, que es casi el single con su cara B: “Ada Road” y “Oh it’s not”.
Exacto, era como un doble single, pero quería que tuviese forma de EP, por sacarlos como un concepto y un sentido para continuar tras “Gone”. Me interesaba tener una transición entre “Gone” y el disco, que no sé lo que me va a llevar, ahora mismo es todo muy incierto. Y no quería tener Spotify parado.

Tu canción con más streamings en Spotify sigue siendo “Fire”, y con un número brutal: casi dos millones de reproducciones. Imagino que es una alegría, pero no sé si también te supone una presión a la hora de crear temas nuevos.
Pues mira, justo ese tema salió de lo de Berlín que te conté, y es un tema que cuando lo toco, creo que la gente nota que salió de dentro. Cuando escribes algo que de verdad lo piensas y lo sientes, se nota. Intento no pensar en números, ni seguidores y esas cosas, pero es verdad que la canción fue un poco trampolín a la hora de que otra gente me conociera, así que en ese sentido me alegro mucho. Pero creo que tienes que hacer lo que te apetece, si a alguien no le gusta pues es respetable, pero no tienes que dejar de hacerlo por ello. Con “Ada Road” por ejemplo sabía que iba a crear polémica el uso del autotune, pero a mí me gustaba. Aún así, ha tenido un recibimiento mucho mejor del esperado (ríe)

“Mira, precisamente a mi padre le puse el otro día los temas nuevos y me decía “hija, con lo que te he puesto yo a Antonio Vega, y no has sacado nada de Antonio Vega”

Pensando en el disco, quería preguntarte si todas las canciones serán nuevas, o si incluirás alguna de este nuevo EP, o incluso alguna de “Gone”.
Van a ser todas nuevas. Desde que empecé haciendo el primer EP, para mí siempre ha sido todo esto un tema de evolución. Sobre todo porque empecé sin tener ni idea de música ni de producción (ríe) Creo que eso se ve reflejado, y no me arrepiento en absoluto, eh, a mí me encantaría dentro de veinte años ver “Gone” y decir “esto es lo que hice yo empezando”… ¡igual hasta me gusta más que lo que haga en ese momento! Pero es como cuando miras una foto y dices “qué guay, qué pequeña era”. Como que es bonito pero no tiene sentido meterlo, ya ha pasado, ¿sabes? Hay que hacer cosas nuevas.

Para la producción entiendo que aún tenéis que hablarlo y tal, pero ¿cómo llevas el proceso de composición del disco? ¿Y cómo es para ti ese proceso?
Normalmente cuando compongo me cojo la guitarra o el teclado y luego ya lo grabo si veo que me puede encajar en el disco. Por ejemplo, hay una canción que no sé si la acabaré dejando fuera, o la meteré con una versión totalmente distinta, porque la desarrollé mucho, quizás la produje demasiado y funcionaba ya a sinte y voces. Entonces es eso, voy desarrollando las demos según me van gustando o no.

¿Y tienes algún concepto para el disco, o ciertas temáticas que veas que estás tratando?
El concepto no lo tengo muy claro aún, pero va a ser más pop, y en estilo ha evolucionado a algo mucho más electrónico y mucho más producido, he dejado las guitarras en un segundo plano. Cada vez más me descubro pensando en la producción antes que en la canción, a la hora de componer. Tengo siete demos de momento que seguro incluiré, una que he descartado y varias que estoy pensando. Me gustaría que el disco tuviese unas diez.

En cuanto a tus influencias, he leído que nombras a Bon Iver, a Daughter o a Sufjan Steven, pero también citas a Antonio Vega y Amy Winehouse como figuras que de pequeña te inspiraron especialmente, me parece una mezcla súper curiosa. Lo de Daughter o Bon Iver es más palpable, lo de Antonio Vega a priori no, pero luego he pensado en el cuidado que tienes en las letras, por ejemplo.
Mira, precisamente a mi padre le puse el otro día los temas nuevos y me decía “hija, con lo que te he puesto yo a Antonio Vega, y no has sacado nada de Antonio Vega” (ríe) Y yo le decía que eso es porque al estar en inglés él no sabe la letra. Me decía que ya podía componer algo en español para que se viese reflejado (ríe) Y en algún momento lo haré, claro. Pero sí, siempre he escuchado a Antonio, y me ha fascinado. Para mí es un referente que tendría que ser el primero en todo caso. Intento ponerme influencias anglosajonas sobre todo de cara a medios extranjeros que quieran informarse sobre mí, pero mi primera referencia fue y es sin duda Antonio Vega.

Si le tuvieras que resumir tu proyecto a alguien que no te conoce, que ni siquiera ha escuchado “Fire”, ¿qué dirías?
Esto siempre es muy complicado, ¿eh?

Lo sé, lo sé.
Además luego respondes y, fuera de contexto, queda todo como súper pretencioso, que ya me ha pasado (ríe) Pero mira, a ver… para mí lo más importante del proyecto es que yo utilizo los temas a modo de terapia, ¿sabes? Cuando no puedes decir las cosas, o no puedes contar algo a alguien, lo escribo. Para mí lo más importante es lo que puedo llegar a transmitir con las letras y con la música que la acompaña. Para mí, MAVICA es intentar transmitir lo que siento, y que cosas tan personales puedan ser interpretadas por gente que está pasando por algo parecido, y que a ellos también les pueda servir de terapia. No que se centren en MI problema, sino que les pueda ayudar a ellos. No sé si, a su vez, es un objetivo algo pretencioso…

Pretencioso o bonito, no sé. A mí me parece bonito.
Jo, pues muchas gracias (ríe) Es que de verdad que me gusta pensar que la gente también pueda ser partícipe de lo que escribo. Lo más bonito que me pueden decir, y que me han dicho por ejemplo en este confinamiento, es “muchas gracias por sacar esto, me ha ayudado muchísimo en esta cuarentena”. Yo no sabía muy bien si sacar el EP en este período, no tenía del todo claro que fuese buena idea, y recibir algo así… para mí es lo mejor que te pueden decir, ver que tu música está ayudando a algo o alguien, en lo que humildemente pueda. Incluso aunque simplemente le haya ayudado a evadirse y no tenga nada que ver su problema con el mío… con solo conseguir eso, mi objetivo ya está cumplido.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.