El trío catalán acaba de firmar su mejor trabajo desde que debutasen en 2004. “Los peces de colores” es, pese a su escaso minutaje, uno de mis discos favoritos del pasado año. Faltaba ver los temas nuevos en directo, así que aproveché la presentación del nuevo disco en Barcelona para discutir con ellos un rato.

Entre que soy un tocapelotas y que uno de los peores momentos para entrevistar a un grupo es minutos antes de que salgan al escenario, nos enfrascamos en una discusión de más de veinte minutos. El tema giraba en torno a que pienso que Nueva Vulcano deberían ser más conscientes de la gran banda que son. Las pruebas están ahí, no sólo sus discos me lo dejan claro, sus directos son auténticas explosiones de energía que encadenan al público desde el primer acorde. Este concierto cumpliría con mis expectativas, las superaría, algo que todavía hace que entienda menos el hecho de que Nueva Vulcano no esté en los carteles de todos los festivales. Al menos los otros veinte minutos de charla dejaron algo en claro. (Artur Estrada) “Yo tengo que decir que nos tratan muy bien allí donde vamos a tocar. Me siento entonces totalmente respaldado por público y por promotores. No tengo la sensación de que estemos infravalorados o menospreciados”. No es menospreciados, es poco valorados. (Albert Guardia) “Yo creo que es cuestión de darle tiempo al disco. Hay gente a la que ahora, al fin, le gusta ‘Juego entrópico’, años más tarde. Hay que darle tiempo, no somos un grupo fácil, nunca lo hemos sido”. (Artur) “Nosotros cuidamos mucho las cosas desde dentro. Aunque parezca más sencillo, en este disco hay mucho de meticulosidad. Hay que ir con calma, sin esperar demasiadas respuestas. Igual que en la vida, si esperas mucho de la gente y que se reconozca lo que haces, no es sano. Pienso que es inteligente por parte nuestra el mantener la esencia de lo que ha hecho que nos juntemos a tocar: canciones, ensayos, llevarnos bien, trabajar con quien queremos trabajar, caso de Santi García o Jordi B-Core”. Conociendo como conozco a Nueva Vulcano, creo que pecan de exceso de modestia. (Wences Aparicio) “Hombre, siempre ha habido conversaciones entre nosotros en las que nos autoexigimos subir cada disco un peldañito, valorarnos más, pero sin plantear un gran salto de golpe. Lo que tú estás esperando de Nueva Vulcano llegará, esperamos”. Llegará. Para ello han hecho un disco más cercano, pero no por ello menos efectivo. Un trabajo que ya se podía adivinar por donde caminaría escuchando el EP “Los días señalados”. (Albert) “Mucha gente se salta ese trabajo, y creo que tanto ‘Mano Izquierda’ como ‘Predominio del sol’ podrían estar en este disco”. Así es, hacia aquí apuntaban esos temas. Mayor claridad en la letras y en las voces, menos recovecos en las melodías. (Artur) “Ya ha habido más presencia de la voz durante el proceso creativo, no es que Santi lo haya hecho durante la grabación. No ha habido frases a última hora en el lavabo del Santi. Las letras se han trabajado más desde un principio”. Algo que se nota, pero también parece que quien se encarga de la letra flota sobre un estado anímico de más felicidad. (Artur) “Hombre, lo tendría que analizar, pero lo que te puedo decir es que en el estudio he bebido mucha agua y he reído mucho, que son dos cosas que no hago mucho y debería hacer más”. Parece que la gira americana de salas que realizaron también ha influido en el nuevo devenir de los catalanes. (Albert) “La gira americana que hicimos también te llena de seguridad, para las letras, para cantarlas y para todos nosotros”. Les cuento que en el nuevo disco echo de menos hits de la talla de “El día de mañana” o “Sagrada Familia”, canción que ya no sé si soy al único que emociona de forma tan exagerada. (Albert) “Cuando veas en qué posición la hemos puesto en el concierto, verás que es ‘Vaca Sagrada’ más que ‘Sagrada Familia’ (risas). Las echo de menos, pero el conjunto del disco me parece más efectivo, emocionante…, mejor. (Albert) “Bueno, me parece que ‘Te debo un baile’ o ‘Ley de costas’ son hits a la altura de un hit”. (Wences) “En ‘Juego entrópico’ igual enseñábamos las cartas al final; en el nuevo, las enseñamos desde el principio. Es un gran hit que dura media hora”. De todos modos, la comparación que nos hace Artur nos deja sin palabras. “Bueno, voy a contarte, a contaros porque estos dos tampoco lo han oído, una historia para explicar lo que dices. La Nueva Vulcano era una fábrica, siderurgia, hacían barcos… Creaba buques como ‘Sagrada Familia’ o ‘El día de mañana’, más grandes. Ahora se está especializando en fabricar pequeños barcos, con más movilidad, más ágiles. Hemos cambiado un poco. Es una nueva serie de barcos. ¿Qué te parece?”. Excelente metáfora. El disco ha sido grabado por Santi García, inseparable de la banda que justo aparece en el camerino para que lo pillemos por banda. (Artur) “Santi, yo creo que tenías una idea preestablecida de lo que querías hacer con este disco, ¿verdad?”. (Santi) “Lo quería más bonito. Menos banjo y más voz (risas). Pero coincidimos en que es el mejor trabajo hasta la fecha, ¿no? (Santi) “Es el mejor, seguro. Hay que sentirlo así. Mejores canciones, mejores letras, más personal, es el mejor. En el siguiente la guitarra ya se escuchará (risas). De lo que no hay duda es de que Nueva Vulcano se encuentran en una situación envidiable. (Artur) “Yo quiero hacer música con ellos siempre. Si ellos me aguantan, siempre”. (Albert) “Hay que intentar mejorar, pero no de cara a la galería, mejorar como grupo y como personas”.