“Lo importante es mantener los pies en la tierra”
Entrevistas / Lucho Ssj

“Lo importante es mantener los pies en la tierra”

Karen Montero — 13-08-2020
Fotógrafo — Archivo

De competir en plazas con 13 años a ser uno de las jóvenes promesas más importantes del trap en Argentina. Antes de cumplir la mayoría de edad, Lucho SSJ ya podía presumir de ser el artista más joven en haber tocado en la edición porteña del Lollapalooza, haber abierto el show de Bad Bunny en Buenos Aires y formar parte de la crew SSJ, liderada por Duki, considerado el rey del trap argentino.

Y todo esto, con solo un EP publicado. Su éxito abrumador lo ha llevado a colaborar con figuras como el mencionado Duki o Bizarrap y a participar en “Tumbando el club”, la canción que se ha convertido en el himno del trap argentino y en la que participan, junto a él, nueve de los traperos más importantes en la escena actual en su país. Ahora acaba de presentar su primer disco, “Nivel” (R-i-c / YBR, 2020), en pleno confinamiento y hoy mismo ha presentado un nuevo clip para su tema “Perdóname si llego tarde” junto a su compañero del alma Duki.

“Estoy pasando la cuarentena muy tranquilo, en casa, jugando a la consola”

Si Luciano Vega -su nombre real- ha llegado tan lejos con apenas 18 años es por su continua autoexigencia, según nos cuenta desde su casa en Buenos Aires: “Quería que el nombre fuera un poco el reflejo de la subida de level en lo que estaba haciendo”. La búsqueda de un sonido propio se iba reflejando en cada single nuevo que sacaba, y en “Nivel” alcanza su objetivo. Nada que viniera regalado, claro: “Se fue dando, pero estaba yendo mucho al estudio y grabando un montón”, reconoce. Ninguna de sus canciones es de relleno. Todas, con una fuerte base trap y con letras que cuentan sus vivencias más personales, son terriblemente potentes. Y por esa búsqueda de la perfección constante, cuenta Lucho, “estuvimos hasta último momento definiendo cuáles iban y cuáles quedaban fuera”. “Intro 17”, el primer tema del disco, no es una presentación, sino una dedicatoria a los que han formado y forman parte de su mundo: “Es un repaso por mi barrio, mis amigos y mi papá, que hoy ya no está”.

Mientras que muchos artistas decidieron posponer la publicación de sus discos en estos meses, Lucho SSJ no le temió a la cuarentena para hacerlo igualmente en la fecha prevista: “Decidí sacarlo ya porque me parecía que dárselo a mis fans para entretenerse en un momento así solo podía ser positivo. Por suerte, la gente lo está escuchando y lo está recibiendo muy bien”. Como tantos otros artistas, se ha visto de golpe sin poder dar conciertos: “Estoy pasando la cuarentena muy tranquilo, en casa, jugando a la consola y esperando que termine esto para ir a España, que tanto extraño”, aludiendo a la gira que tuvo por nuestro país el año pasado y donde filmó los videoclips de “Trippin’” y “Diamante y Marfil”. Duki, “un hermano” para Lucho, participa en “Perdoname si llego tarde”, la última del disco. El trapero fue una pieza clave en el impulso de la carrera del artista de Escobar para que entrara en la Liga del trap, formando la SSJ crew -los Súper Sangre Joven, en alusión a los Super Saiyajín de Dragon Ball.

El disco, en el que también colaboran figuras tan importantes como los traperos y raperos argentinos Khea, Neo Pistea, Diego YD, Lil Troca y Midel, está producido por Bles y Asan, “dos de los mejores productores de Argentina” para Luchito, como lo conocen sus amigos y familia. Además, Club Hats produjo “Kodak” y “Timidez”. Sus letras van desde el trabajo que le requirió llegar hasta tan lejos o reconocimientos a figuras como el presentador y humorista Jimmy Fallon, de quien admira que invite a tantos artistas a su programa. Justo poco antes de publicar “Nivel”, Lucho fue protagonista de la “Music Session, Vol. 26” de Bizarrap, el productor de moda en Buenos Aires: cualquier canción que produce, se convierte en oro. En el caso de la de Lucho SSJ, ya suma más de 16 millones de reproducciones entre Youtube y Spotify. Un repaso de nombres, tanto en el disco como en el pasado, que podría hacer que se le subieran los humos a la cabeza, pero Lucho lo tiene claro: “Yo estoy rapeando desde chico y siempre conviví un poco con eso. Lo importante es mantener los pies en la tierra y poder seguir ayudando a los míos con mi música”, tanto a su familia como a chicos que, como él, sueñan con dedicarse a la música.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.