Se han convertido en estrellas de Soundcloud y Youtube con temas como “Historia del arte”, “Universio” o “Señoras Bien”, y han arrasado con su proyecto de crowfunding. Las Bistecs, reinas indiscutibles del electrodisgusting están en plena cuenta atrás para la salida de “Oferta”, su primer álbum. Antes podemos disfrutar de “Caminante”, un nuevo single acompañado de sus siempre disfrutables videoclips. De cómo están llevando a cabo el proyecto, sus aspiraciones y la temporada de verano nos hablan en esta entrevista.

¿En qué momento vital os encontráis ahora mismo, con un proyecto discográfico en marcha?
Estamos como una embarazada, con las hormonas locas y a punto de parir el monstruo del electrodisgusting. Es una acumulación de ojeras y diversión.

Gracias al éxito brutal del crowfunding (casi un 300% más de aportaciones de las necesarias para poner en marcha el disco) imaginamos que vuestro proyecto inicial se ha convertido en algo mucho más grande. ¿En qué punto de la producción se encuentra vuestro primer álbum?
Ya hemos roto aguas y le vemos la cabeza. Es calvo y está hinchado. En el líquido amniótico no tenía agua, tenía Chardonnay.

Vimos el tracklist del largo en una servilleta. Canciones como “Historia del arte”, “Universio”, “Cosas negras”… ¿se regrabarán o irán dentro tal y como las conocemos?
El punk forma parte de nuestros inicios, así que el CD incluye diferentes registros de las canciones. Algunas de ellas las grabamos en estudio, otras en casa con un micro y un cartón doblado para que no se escuchara el sonido ambiente, otras con el iPhone… Así es el electrodisgusting del siglo XXI.

Nos contáis por redes sociales vuestro día a día del verano frenético que estáis teniendo. Sabemos que hay un videoclip grabado y pendiente. ¿Para cuándo nueva música de Las Bistecs?
Entre ahora mismo y diciembre sale todo. Y con ‘todo’, queremos decir que saldrá el CD digital, el físico, el vinilo, el show de presentación de disco y las canas.

Habéis hablado de tiempos de producción y fabricación de los formatos físicos. Acostumbradas al feedback instantáneo que permite Internet, ¿estáis gestionando vosotras mismas la producción y los ritmos? ¿En algún momento los tiempos y la agenda os han desesperado?
¡¡¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!! Todo muy bien. Todo es fantástico. Miseria Producciones sale adelante muy lentamente, pero con mucha fuerza.

Las Bistecs son un conjunto en el que no hay nombres ni apellidos. ¿Cómo vivís la relación musical y vital? ¿Es la historia del arte, por un lado, y el cine, por otro, lo que hace que vuestro proyecto tenga cohesión?
Nuestro objetivo primordial es molestar. El arte viene después.

Con medio mundo recorrido, ¿en qué lugar os habéis sentido más famosas?
En Valencia y Sevilla siempre nos acogen muy bien. Cuanto más al sur vamos, más entregado es el público. En Ushuaia causaríamos furor.

¿Sois conscientes de que muchos pensaron que el video de “Señoras Bien” se rodó en Benidorm? ¿Os parece lógica la asociación?
Sí, cualquier lugar que infrinja la Ley de Costas podría ser válido.

¿Creéis que vuestra propuesta está hecha para el formato que tiene un festival u os sentís más cómodas en otro tipo de show en un formato más pequeño?
Somos eclécticas. Déjanos un micro y algo que esté mínimamente elevado y nosotras te hacemos un concierto. Como si es un taburete, eh, ningún problema.

Muchos artistas que comienzan a tocar en festivales se quejan de la poca atención, incluso del trato excluyente frente a los artistas que tienen un management grande o una discográfica grande detrás. ¿Os ha pasado algo parecido?
Ah, pues muy bien, a Nosoträsh no nos pasa.

¿Alguna anécdota de backstage? Por ejemplo, ¿DJ Amable hace honor a su nombre? ¿Qué se siente al formar parte de uno de los pocos festivales sin Love Of Lesbian en cartel?
DJ Amable tuvo mucha paciencia con nosotras. Nos regaló un cigarro y todo (para que nos calláramos). Qué amable es, de verdad. A Amor de Lesbianas ya nos los encontraremos, seguro que son muy majos.

¿Cómo es vuestra relación con vuestros fans, los entrecots?
Los entrecots nos dan la vida, sin ellos no estaríamos aquí. Eternamente,
Electrodisgustingmente agradecidas.

Ya es más que obvio que el mundo está preparado para vuestra propuesta. ¿Cuáles han sido las dificultades de poner en marcha el proyecto y cuáles las facilidades? ¿Notáis algún tipo de prejuicio? Al fin y al cabo vuestra música no representa ninguna nueva corriente (sí reinventada, quizás) pero sigue considerándose minoritaria.
Haters hay algunos, pero lo que pasa es que sus insultos son nuestro leitmotiv. Es decir, estamos de acuerdo con todo lo que dicen. Para ofendernos hay que ser un poco más creativo y muchos no se quieren esforzar.

¿En lo que llevamos de año, cuál diríais que ha sido vuestro mejor show?
Donosti fue muy divertido. Siempre es muy refrescante actuar en sitios nuevos y ver que gracias a Internet se saben la letra.

¿Habrá gira?
Hemos cerrado el concierto de lanzamiento de disco en Madrid para el 17 de septiembre en la sala Ocho y Medio, y en Barcelona unos días después. De momento estamos pensando en estos, y será un colapso visual y auditivo.

¿Cómo de famosas aspiráis a ser? ¿Famosas como para no tener que trabajar o famosas de las que se curran los glúteos todos los días en el gimnasio?
No tenemos tiempo de pensar en el mañana. Vivimos en el presente y trabajamos mucho, aunque sí es verdad que nos gustaría tomarnos un cóctel al lado de una piscina pentagonal.

Aunque seáis todo un fenómeno en Youtube y Soundcloud, ahora que vamos a poder llegar a vosotras de una forma más tradicional, ¿qué debe saber alguien que no tenga ni idea de qué son Las Bistecs para que se lance a escucharos?
Debe saber que utilizamos la música para difundir nuestras ideas con humor, error y actitud.