“De alguna manera fuimos los precursores de la EDM”
Entrevistas / Fatboy Slim

“De alguna manera fuimos los precursores de la EDM”

Fernando Fuentes — hace 2 años
Fotógrafo — Archivo

“You’ve Come A Long Way, Baby” (Skint/BMG, 18) cumple veinte años y se reedita a lo grande en una edición especial comentada. Un disco irrepetible que cambió vidas, sobre todo la del propio Norman Cook.

Fue toda una sorpresa escuchar el primer disco de Norman Cook bajo el alias de Fatboy Slim. El tipo que fue bajista de The Housemartins y cabeza pensante de proyectos como Beats International publicaba Better Living Through Chemistry en 1996. Pero la sorpresa fue todavía mayor cuando vio la luz su segundo largo, el grandioso You’ve Come A Long Way, Baby, un disco que ahora cumple veinte años.

El principal mérito del segundo largo de Fatboy Slim fue su capacidad para mezclar géneros como el hip hop, el reggae, el house o el jungle, liderando a finales de los noventa un nuevo estilo de lo más golfo, el big beat, que enloqueció tanto a clubbers como a indies y rockeros. En las últimas dos décadas no ha existido un estilo de música para bailar más gamberro, desprejuiciado, divertido y para todos los públicos… ¿Y lo habrá?

La música inglesa de baile actual no tiene mucha identidad

You’ve Come A Long Way, Baby -que ahora cumple veinte años y se reedita- te cambió la vida… ¿Qué recuerdas de aquel momento en el que te diste cuenta de ya nada iba a ser igual?
Mmmmm… No lo sé. Sí recuerdo pensar que hubo un momento en mi vida que supe que todo iba a cambiar. Pero no era solamente por este álbum, también fue por mi boda, tener un bebé. Pero sí, mi vida no fue la misma desde entonces. Eso fue hace veinte años y me cuesta recordar cómo era mi vida antes de todo eso.

¿Es un disco irrepetible? ¿La decisión de reeditarlo ha sido tuya o de la compañía?
Creo que es un poco por parte de ambos. Obviamente aquí hay un guiño cínico implícito. Para mí también es un gran viaje nostálgico, hacia atrás por la memoria. Me doy cuenta de que han pasado veinte años desde que lo saqué y, sabes, creo que gran parte del disco aún suena bien. Nunca pensé que pudiera ser así.

Estaremos de acuerdo en qué el máximo mérito de que el Fatboy Slim de “You’ve Come A Long Way, Baby” fue que supo ser capaz de liderar un estilo nuevo -el big beat- a base de mixturar géneros como el hip hop, reggae, house, breaks y jungle? ¿Se te puede considerar su creador?
(Risas) ¡Yo no fui el primero en hacer big beat! Había toda una pandilla empeñada en ello. The Chemical Brothers y The Prodigy, de alguna manera, fueron quienes lo crearon. Yo supe subirme y despegar con ello.

¿Ha existido un estilo de música para bailar más gamberro, desprejuiciado, divertido y para todos los públicos?
La verdad es que era una mezcla muy entretenida. La idea era romper las reglas y luego, después de un tiempo, se volvió a esas mismas reglas, así que era tiempo de mirar para adelante…

¿Y lo habrá?
Cada vez que sale un nuevo estilo de música dance, se puede ver algo de lo que hicimos, como con el dubstep que definitivamente se relaciona con el big beat de alguna manera. Si es bueno, si se sale de las normas, generalmente tienes a personas actuando como hooligans.

Una de las grandes virtudes que hizo tan grande a este disco fue que gustaba tanto a los club-kids, como a los indies o incluso a los rockeros recalcitrantes… ¿Fue algo premeditado o simplemente salió así?
Sí, definitivamente. Al principio solamente había dos clubes diminutos en los que se pinchaba esta música. Nos dimos cuenta rápido de que era muy accesible para los jóvenes a los que les gustaba el rock, para los que escuchaban hip hop, para los que bailaban house y también para el público de la música pop… La idea era que abarcara a todo tipo de públicos e invitarlos a todos a una fiesta y así todos pudieran disfrutar del dance music.

Uno de los grandes hitos del disco fue de la impresionante forma en que fue acogido en Estados Unidos. ¿Se te puede considerar el precursor del EDM en aquel país? ¿Eres tú el culpable?
No soy el culpable, pero sí creo que -de alguna manera- fuimos los precursores del EDM. Y lo siento muchísimo. Es bonito ser parte de la historia musical, y éramos como una especie de culto anterior a que llegara el EDM, más viendo cómo serían las cosas después. Era muy divertido abrir los ojos a los americanos al dance music. Extraño. En Europa lanzábamos nuestra dance music y la pinchábamos en radios de música pop. Y en América, tocábamos en radios pop nuestra música dance. Estábamos educando en cada lugar de forma opuesta.

Por cierto, ¿qué opinión te merecen otros sonidos, tan de actualidad, como son el reggaetón o el trap?
El reggaeton y trap es en donde se centran ahora los esfuerzos para romper las barreras. El EDM se ha vuelto demasiado comercial. Fue tan excitante que ahora parece que finalmente está perdiendo su momento, no sé. Quizás el reggaetón pueda ser lo próximo… Veremos cómo va el próximo trabajo de Diplo. Puede ser que Diplo se apropie de todo el mundo y reemplace al EDM sin ninguna ayuda, él solo.

“Puede ser que Diplo se apropie de todo el mundo y reemplace al EDM sin ninguna ayuda, él solo”

¿Crees que “You’ve Come A Long Way, Baby” es un disco que ha sabido envejecer bien? ¿Lo escuchas ahora y te gusta?
Sorprendentemente sí. Cuando lo hice pensé por primera vez que sonaba como un álbum. No, no, no. Pensé que era música desechable en ese momento y estaba equivocado. “Right Here Right Now”, “Praise You,” etcétera, han durado mucho más de lo que jamás imaginé.

“¡Rockafeller Skank”, “Gangster Trippin”, “Praise You” y “Right Here Right Now” son temas imposibles de obviar cuando se repasa la música electrónica más bailada de la historia… ¿Te siguen dando dinero? ¿Eres tan jodidamente rico como dicen?
No. Esas cuatro canciones que mencionas no dan demasiado dinero, todas son samples. Estoy cómodamente acomodado, soy cómodamente rico (risas), pero no tanto por esas canciones. A la gente le gusta John Barry y a los artistas originales les llega el dinero antes que a mí, pero soy feliz.

En aquel 1998, con este disco, pusiste la música de baile inglesa en lo más alto del mapa mundial… ¿Qué opinas de la actual escena inglesa de la música de baile? ¿Cualquier sonido pasado fue mejor o para nada?
No lo sé. Creo que la música inglesa de baile actual no tiene mucha identidad. En los últimos años los suecos, holandeses y americanos han sido los que han estado haciendo todo el ruido. Creo que esto significa que nos estamos reagrupando para nuestra siguiente movida. Vendrá algo nuevo desde el underground, en Londres. Y está a punto de explotar.

Han pasado veinte años y sigues estando en plena forma, sigues siendo uno de los artistas más rompedores y prolíficos de aquella generación pionera de DJ’s superestrella… ¿Tienes relación con alguno de ellos?
Carl Cox, Pete Tong y The Chemical Brothers… todos somos aún amigos y agradecemos mucho cada día poder seguir haciendo esto.

¿Cuál es el secreto para mantenerse tan bien y tanto tiempo en todo lo alto?
Tampoco lo sé. Creo que nosotros amamos genuinamente lo que hacemos. Si amas genuinamente lo que haces de verdad -hacer música y pinchar la de otras personas- este es el mejor trabajo del mundo. Viajar, conocer gente, encenderlos y montar una fiesta con ellos. ¿Se te ocurre algo mejor?

Por cierto, hay algunos puristas de acid y del “smiley” que no están muy contentos contigo porque dicen que te has apropiado de su símbolo sagrado… ¿Qué les dices?
El problema más gordo lo he tenido con la persona que se cree el dueño del “acid smiley”. Un francés que dice que es suyo y me amenaza con demandarme. Pero no hay nada sagrado en esto, es solamente por dinero. El “smiley” fue inventado por Harvey Ball, en 1963, y él se lo regaló al mundo. Así que nos pertenece a todos nosotros, no solamente a una persona.

“Estoy cómodamente acomodado, soy cómodamente rico”

No paras, no te haces viejo, no engordas. Entre otras muchas cosas acabas de preparar un directo para actuar B2B con Eats Everything, ¿por qué precisamente con ellos? ¿Cómo te fue en Cream/Amnesia con ellos?
No les conocía. En Ibiza estaban pinchando en un club distinto cada noche. Hasta que, gracias a Danny Pierce, coincidimos en Glastonbury y actué con ellos. Fue como conocer a la familia de la que nadie te había hablado antes. Tus padres y hermanos perdidos. Compartimos el mismo sentido del humor y las ganas de montar una gran fiesta con cada show.

Hablando de España, ¿qué relación real te une a Elrow? ¿Qué opinión te merece esta marca clubbing española?
Cuando el “smiley” se junta con el pollo, grandes cosas suceden. Mi festival favorito en España de momento es Elrow en Sitges y Barcelona.

¿Estarás por aquí celebrando esta feliz efeméride? ¿Festivales, Ibiza…?
Tengo algunas noticias muy excitantes y recientes. Pero me temo que no te puedo decir nada todavía. Te aconsejo que veas mis noticias estas próximas dos semanas. Y después, pasaré por Sónar, estoy trabajando en un proyecto de cine que tiene relación con Ibiza. Y eso es todo, más de lo mismo… Estuve en Barcelona la semana pasada, fui a visitar Elrow y también hice un show allí hace dos semanas.

Para terminar Norman, últimamente produces poco, ¿por qué? ¿Habrá alguna vez un nuevo álbum de estudio de Fatboy Slim?
Sinceramente creo que no estoy de humor para eso. Creo que no debes volver al estudio a grabar un álbum si no sientes esa pasión. Y, por ahora, mi pasión es ser DJ. Y eso no me deja tiempo para volver al estudio. Dentro de unos años, quizá, me cansaré de ser DJ o seré demasiado viejo para serlo. Y será, probablemente, la hora de volver al estudio. Pero, ahora mismo, solamente pienso en seguir como DJ.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies