El triunfo del garage pop
Entrevistas / Black Lips

El triunfo del garage pop

Adrián D. Bóveda — hace 9 años
Fotógrafo — Archivo

La música de garaje y el pop agamberrado están de moda. El 7 de junio sale a la venta “Arabia Mountain”, el sexto álbum en estudio de Black Lips y el primero que se atreven a grabar mano a mano con un productor. El resultado es un tracklist a rebosar de hits pop despeinados a conciencia con psicodelia y distorsión vintage y garajera.

Black Lips es la banda más exportada, divertida y una de las más potentes de la nueva ola de garage americano. Entre sus discos y especialmente en “Good Bad Not Evil” (2007) hay un buen número de canciones de esas que no tienen fecha de caducidad (como “Katrina”, “Bad Kids”, “Drugs”, “Cold Hands” o “Navajo”), aunque, sin duda, su nuevo trabajo “Arabia Mountain” se lleva la palma en cuanto a proporción de petardazos. Los dos singles de adelanto, “Go Out And Get It” y “Modern Art”, vienen acompañados por otros seis, siete u ocho claros competidores a la hora de romper caderas en las pistas de baile más molonas. “Nunca lo pensamos. Lo único que hacemos es escribir hits y esperar. A veces hay canciones que parecen hits, pero cuando sale el disco no van más allá”, asegura Jared Swilley, bajo y voz de los Lips.
“Arabia Mountain” es el sexto álbum en estudio de los de Atlanta y no se trata de uno más en la lista. Han invertido dieciocho meses en su elaboración –nunca habían tardado más de una semana en grabar- y se han atrevido por primera vez a delegar responsabilidades en un productor -Mark Ronson-. “Me gustó mucho, fue una nueva experiencia. Fue más duro trabajar en ese ambiente, pero me gustó. Nosotros llegamos con nuestras canciones y él trabajó con los tonos y otro tipo de arreglos. La verdad es que participó mucho en el disco y en la mayor parte nos entendimos muy bien, teníamos las mismas ideas. Además, aunque siempre le imprimió un carácter muy clásico, estaba dispuesto a experimentar teniendo mucho respeto por nuestro sonido”. Y todo esto se nota. El disco tiene el sonido más cuidado de todos y significa el triunfo de la fusión entre el garaje y el pop, con canciones sucias y melódicas, tarareable del corte uno al dieciséis.
Aunque desde sus inicios Black Lips han visto influenciada su música de garaje por la calidez del pop y del folk, siempre han desarrollado su actividad de acuerdo con las culturas garage y punk norteamericanas, que les han llevado a amar las giras y los directos por encima de todas las cosas. Del amor a la carretera surgen ciertas contradicciones con la clásica y anticuada forma de ver el negocio musical, como que toquen en España en mayo y el disco salga en junio. “Nos gusta girar. Es muy divertido; salir, conocer gente… Si fuese por nosotros estaríamos de gira todo el tiempo. La verdad es que habíamos planeado el tour antes de haber terminado el álbum. Pensamos que estaría acabado antes de empezar a tocar… (risas). Pero volveremos a España cuando salga el disco. Además, nos encanta España. Incluso hace años vivimos en Valencia durante tres o cuatro meses. Me gusta el País Vasco”, asegura Jared entre risotadas, intentando provocar.
El bajista de los Lips también está muy puesto en la actualidad musical de su país. “Hay muy buenas bandas ahora y estoy feliz de encontrarme cerca de ellas. De todos modos, esto ha pasado en todas las generaciones porque siempre ha habido buenas y malas bandas. Ahora hay buenas bandas, hace diez años también había muy buenas bandas, hace veinte años también… (lo piensa a medida que lo dice). Yo diría que mi banda favorita en este momento es Davila 666. Me encanta su discurso y son increíbles. Es mi banda favorita de pop de todos los tiempos. También me gustan Odd Future y Vivian Girls”.
Black Lips no han abandonado el discurso playero y gamberro que los ha caracterizado desde su debut, allá por el año 1999. De hecho, el último videoclip de la banda, el de la canción “Get Out And Get It”, trasncurre entre la playa y un crucero en el que aparecen rostros conocidos de las bandas que más lo petan de la escena garajera norteamericana. “Rodamos el videoclip durante un festival de música que se hizo en un barco. Allí había muchas otras bandas como Thee Oh Sees, The Strange Boys o Vivian Girls. Siempre nos ha gustado hacer cosas con otros grupos. Es parecido a ir a jugar al fútbol con los amigos. Nosotros hacemos música y nos gusta ir a tocar con nuestros amigos”.

“Arabia Mountain” se publica el próximo 7 de junio vía Coop/Music As Usual. Black Lips forman parte de los conciertos Heineken Music Selector, y estarán actuando en Barcelona (6 mayo, Bikini), Santiago de Compostela (7 mayo, Capitol) y Madrid (8 mayo, Heineken), con Fuckin’ Bollocks como artistas invitados.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies