EL PUNK NO HA MUERTO
Entrevistas / Buzzcocks

EL PUNK NO HA MUERTO

Redacción — 10-04-2000
Fotógrafo — Archivo

¿EXISTEN REALMENTE DINOSAURIOS EN EL PUNK? HACE CUATRO AÑOS LOS SEX PISTOLS SE REAGRUPARON EFÍMERAMENTE. TAMBIÉN SE VERTIÓ MUCHA TINTA Y SALIVA ACERCA DE UNA POSIBLE REUNIÓN DE THE CLASH, ALGO QUE AL FINAL SE QUEDÓ EN AGUA DE BORRAJAS. LOS QUE PARECEN NO HABER ARROJADO LA TOALLA SON LOS MÍTICOS BUZZCOCKS, AQUELLOS QUE MEJOR IMPREGNARON LA IMPRONTA POP Y ROMÁNTICA EN EL GÉNERO DEL IMPERDIBLE ¿QUIÉN NO SE HA ENAMORADO ALGUNA VEZ, AUNQUE SÓLO SEA EN UN “ROMANCE DE FICCIÓN”? -EN GIRA DURANTE MAYO.

Steve Diggle, guitarra de los Buzzcocks, tiene un hermano que era vecino de Roland Gift (Fine Young Cannibals). El hermano de Diggle y Roland coincidían en la misma escuela de arte, y este último era un fan total de los Buzzcocks. Así que ni cortos ni perezosos, los Cinco Jóvenes Caníbales aprovecharon que estaban grabando unas canciones para la película “Algo Salvaje”, para marcarse una versión de “Ever Fallen In Love”, algo que encantó a su compañía discográfica. Y es que los Buzzcocks han sido muy, pero que muy influyentes. Sino que se lo digan a Richard Oaks (Suede) o a Graham de Blur, cuando de niño su hermana le pinchaba los discos de los de Manchester. Incluso el malogrado Kurt Cobain, declarado admirador, les invitó a abrir para Nirvana en una de sus últimas giras. De 1976 hasta la presente fecha hay un largo camino con silencios, altibajos y cambios de formación. Primero la salida del grupo del vocalista Howard Devoto (Magazine y Luxuria), más tarde la deserción del batería John Maher. Steve Diggle nos pone al tanto de lo que ha cambiado en todo estos años. “Bueno las diferencias que hay entre los primeros tiempos y los de ahora es que hemos dado muchísimos conciertos y tenemos mucha más experiencia. Ahora hemos reeditado nuestro primer single “Spiral Scratch” -tercer disco de punk que apareció en el mercado después de los singles de The Damned y Sex Pistols- ”y el álbum “Time´s Up” porque estaban descatalogados y había gente que le costaba hacerse con ellos. A pesar de que vivamos en épocas distintas y hayan cambiado muchas cosas conservamos la vitalidad y la energía que tenía el movimiento punk en sus inicios”. Y aunque sus letras hablen de romances de ficción, de la problemático que puede resultar enamorarse y soñar con paraísos perdidos, no por ello son conscientes de su visión filosófica del punk. “El punk es un estereotipo para la mayoría de la gente. Muchos lo ven como algo superficial. En realidad lo que entiendo por punk es algo que viene del interior de la persona: una emoción inherente a la condición humana, una actitud, algo así como una revolución interior. Es como vivir sin papeles y sin banderas y cambiar las cosas desde dentro”. Por eso no choca que su actual batería, Phil Barker, comparta funciones con el comprometido Steve Ignorant (ex Crass) en el grupo Stratford Mercenaries. O que el incansable Tony Barber, bajista de la casa, se emplee en sus ratos de ocio con Airport, su otro proyecto. Steve Diggle también da muestras de sus inquietudes al margen de la banda. “Ahora estoy embarcado en mi próximo disco en solitario, se llamará “Some Reality” y saldrá en marzo”. ¿Y del nuevo trabajo de los Buzzcocks, qué? “Lo titulamos “Modern” porque fue lo primero que se nos ocurrió. En realidad, hay cierta ironía en el título – ¿será por los discos electrónicos que Pete Shelley (guitarra y voz) hizo a mediados de los ochenta? – aunque la producción de Tony Barber tenga ese toque algo tecnológico. Aún así, sigue teniendo el sonido característico de los Buzzcocks”. Una música que ha hecho mella hasta en el mundo de la publicidad, como demuestra la inclusión de la canción “What Do I Get?” en un anuncio de televisión para Toyota. “Hay mucha gente que se fija más en la canción que en el anuncio en sí. No veo que haya nada malo en aparecer en un anuncio de coches. Hay muchísimas canciones que se utilizan en anuncios de comida para gatos”. Y de la televisión al cine, con una breve intervención en la película “Different For Girls”. “Aparecemos tocando en un concierto que dimos en el Guinness Club de Londres. No sé de que va la película, pero fue una experiencia distinta. Siempre nos gusta hacer cosas diferentes”. Como la gira que protagonizaron en 1999 junto a Down By Law y Lunachicks a lo largo y ancho del territorio norteamericano. “Fue un tour de dos meses fantástico. Tocamos material antiguo de “Spiral Scratch” y de los primeros discos. Fíjate, estuvimos tocando dieciséis noches seguidas sin parar, teníamos una energía increíble, nos convertimos en una auténtica máquina de rock”. Surge la incógnita de cual es el secreto para mantenerse en este estado de juventud permanente. “La magia de tener una banda, estar de gira, vivir en la carretera, emborracharse. Eso es el espíritu del rock’n’roll”.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.