“Para nosotros lo más importante es que el disco se escuche”
Entrevistas / Easy Kid

“Para nosotros lo más importante es que el disco se escuche”

Raúl Linares — hace 3 años
Fotógrafo — Archivo

El dúo madrileño Easy Kid está sorprendiendo a propios y extraños con el lanzamiento de “Lenai” (Depaart, 2016), un LP de once temas que van del deep al tech-house con clase, madurez y mucho trabajo por detrás para sonar como suenan, capaces de hacer emocionar o ponerse a bailar a todo el personal en un club o festival.

Han hecho levantar más de una ceja porque han ido quemando etapas de forma muy rápida, pero en todo momento han sabido escoger el camino correcto y por eso les tenemos aquí, hablando de su disco y no de sus amoríos o de sus escapadas en clínicas de desintoxicación. No, ellos son jóvenes, pero ya han experimentado en sus carnes las arduas tareas de producción musical, promoción de eventos y demás hitos en la carrera de casi todo DJ/productor en la actualidad, se lo han currado desde la base, y esa pasión, esa entrega, se nota, tanto en el sonido como en la actitud.

Vuestro disco acaba de salir a la calle y ya empiezan a llegar los primeros feedbacks… ¿Cómo os encontráis ahora? ¿Nerviosos por cómo funcionará o ya lo habéis superado?
Estamos muy contentos de lo que vamos encontrando y del interés que, entre todos, hemos logrado suscitar con el lanzamiento del disco. Afortunadamente la etapa de nervios pasó con las primeras impresiones que tuvimos de las primeras personas a las que les mostramos el proyecto casi terminado. El disco lo terminamos en junio del año pasado y la siguiente prueba de fuego era enfriarlo, porque venía muy caliente. Nunca habíamos trabajado a un ritmo tan frenético, y si tienes un poco de autocrítica sabes que a veces con el “calentón” te pueden sonar bien cosas que puede que luego te dejen de gustar.

“Para nosotros el mayor aprendizaje ha sido entender que esto es una carrera de fondo y que hay que tomárselo así”.

Hablando de los feedbacks, ¿algún artista que os haya comentado algo que os haya llegado a emocionar?
Hemos enviado pocas promos, pero sí que nos han escrito varios sellos de gran calibre interesados por nuestro trabajo, lo que viene siendo un subidón de mucho cuidado. No creemos que a día de hoy el hecho de que un DJ te diga que le ha gustado o dejado de gustar te vaya a lanzar a ningún sitio, pero todo suma. Normalmente los Djs buscamos pelotazos de pista, y aunque en el disco hay algunos no se trata de un EP para reventar un club, así que tampoco era este nuestro frente. ¡Pero estamos y estaremos siempre encantados de escuchar las opiniones sinceras de nuestros colegas!

Ya tenemos info en la nota de prensa de cuando os conocisteis, pero, ¿nos podéis contar cómo fue? ¿De fiesta, por amigos, por Facebook…?
¡Es mejor aún! Somos amigos de la infancia porque nuestros padres y madres son amigos. Guille tenía 8 y Pablo 4 cuando nos conocimos. Hemos crecido, convivido y veraneado juntos muchos años. Como dijo Pablo en Radio 5 hace poco nos conocemos de toda la vida. En realidad la relación era entre Guille y los hermanos de Pablo y Pablo y la hermana pequeña de Guille, por eso de la edad. Cuando nos juntamos todos en un grupo de rock en 2008 se prendió la mecha.

¿Nos podéis decir de algún artista que hayáis traído a pinchar y que os haya inspirado, tanto como persona como por su música?
Muy buena pregunta. La verdad es que organizar Blackout y Sundaze nos ha servido para conocer a muchos grandes artistas tanto establecidos como emergentes. Siempre intentamos aprender de lo bueno de cada uno, o lo que más nos haya gustado de su faceta musical o personal. Sería injusto remarcar a unos por encima de otros porque siempre tratamos de compartir con ellos el mayor tiempo posible sin ser unos plastas, y siempre en esos momentos de cenas o de copa de después de un bolo fluye información de mucho valor. Para nosotros el mayor aprendizaje ha sido entender que esto es una carrera de fondo y que hay que tomárselo así, el mayor riesgo al que se enfrenta un artista emergente que dedica todos sus recursos a perseguir su sueño es sin duda la frustración.

Y ya un poco más en general, ¿cuáles son vuestros músicos preferidos y/o vuestras influencias?
Esta es más recurrente. Tengamos en cuenta que Pablo viene de una formación clásica muy estricta y Guille de ser un bandarra. Influencias individuales aparte, hemos mamado juntos mucho rock (Black Rebel Motorcycle Club, Brian Jonestown Massacre, Dandy Warhols y este rollo) y luego electrónica hemos flipado mucho con Four Tet, Daniel Avery, Jon Hopkins, Disclosure, Boys Noize, y un largo etcétera.
Recordamos una discusión muy recurrente cuando andábamos con el grupo de rock, y era el centrarnos siempre en nuestras canciones, no hacer covers. Parece una tontería (y alguno hicimos), pero ese carácter de no mirar a nadie más y centrarse en buscar una identidad propia nos sigue acompañando, por lo que nunca hemos puesto un track como espejo a reinterpretar o “copiar”.

Ya en el tema de producciones propias: ¿Cómo os repartís las tareas a la hora de producir? ¿Hay uno que se dedique más a los beats y otro más a las melodías o trabajáis en plan jam?
Otra tremenda pregunta. Afortunadamente los dos hacemos de todo. En casa de Pablo tenemos el estudio más potente pero Guille no anda corto en su casa. En el disco hay varios temas que están prácticamente hechos enteros por uno o por otro (pocos pero los hay). A grandes rasgos Pablo es el científico loco y Guille el más facilón, y es en ese punto intermedio donde queremos cementar nuestro sonido, irreplicable por el uno sin el otro. Ambos mezclamos, grabamos y masterizamos en casa.

¿Y ese proceso implica hardware o software, o una combinación de ambos? En cualquiera de los dos casos, ¿cuál es vuestra herramienta/sinte/caja ritmos preferida?
Somos jóvenes y pobres. Estos materiales son muy caros y la casa no se empieza por el tejado, primero viene invertir en acondicionar una habitación, ponerle unos buenos monitores y un ordenador que tire como un arenero. Al tratarse de nuestro primer disco quisimos introducir todo el valor añadido que pudiéramos, pero me temo que se limita a un Microkorg (muy presente, “Whole Life Waiting” está hecho íntegramente con este aparato) y a grabaciones de instrumentos reales como guitarras, percusiones o nuestras propias voces. El resto son todo sintetizadores virtuales, softsynths, plugins o como queramos llamarlos. Que por cierto aprovechamos para decir que son casi todos un robo y que cuando cobremos un pastón nos compraremos la versión original, jajaja. Que los vendan a un precio razonable y no tendremos que piratearlos.

El disco va poco a poco aumentando de intensidad y tiene algunos experimentos entre medias para hacer mejor la digestión, algo que funciona perfectamente y hace que no sea haga largo. ¿Qué es lo que habéis querido transmitir? ¿Alguna idea/sentimiento en especial?
Lo habéis definido perfectamente. Nos dimos cuenta de que muchos artistas están demasiado encasillados en un sonido. Escuchamos varios discos que realmente podrían ser sesiones troceadas o Eps muy largos y no queríamos hacer eso, el reto era contar una historia y llevar al oyente de viaje por nuestros sonidos y facetas como Easy Kid. Los Eps te limitan a partir la pista y a nosotros nos gustan también otras cosas que no habíamos podido manifestar nunca. Efectivamente dentro del diseño del álbum introdujimos varios tracks que rompen los esquemas y hacen un poco como el jengibre en una cena japonesa, o como unos granos de café mientras hueles colonias. Eran piezas únicas que solo podían tener cabida en el disco y sentíamos la necesidad de introducirlas en el guion y de compartirlas con el mundo.

¿Vais a hacer algún directo/show centrado en este nuevo disco?
Queremos, pero nuestra condición de pringaos no nos permite trabajar en el directo hasta que acabe el verano.

Se os conoce también por montar algunas fiestas como Blackout. ¿Qué tal han salido? ¿Seguiréis con ellas (o con otro nombre)?
Sin duda. Hacer fiestas es una faceta que hemos desarrollado durante tiempo y resulta fundamental para poder nadar en tu salsa y desarrollarte como artista independiente y que no va a la cola de nadie. Cuando montas una fiesta no tienes que satisfacer a nadie, entre comillas. Tienes mucha más libertad porque puedes definir el rollo de tu sesión sobre tu eclecticismo e inquietudes, y no pensando en que el promotor te de otra fecha o una palmada en la espalda al terminar. Este año no hemos organizado Blackout pero hemos hecho un montón de fiestas con Depaart; Locked con ubicación secreta, Unlocked en Goya 43 e Innercity por las tardes en lugares inhóspitos, ¡todas un éxito! Seguiremos en el ajo, ¡eso seguro!

Y sacamos la pregunta típica: ¿cómo veis la escena madrileña en la actualidad? ¿Se nota algún avance respecto a años atrás?
Bueno, ¡no es tan típica! Y tiene mucha miga, es una muy buena pregunta. La industria musical electrónica está en auge y sufre una burbuja como la que teníamos con el ladrillo que va a empezar a petar dentro de poco. Algunos nos estamos dando cuenta de que no es tan necesario gastarte 2000€ o 3000€ en un DJ internacional que, tristemente, ni si quiera es tan famoso como para llenarte una sala, te tienes que dejar los huevos. Este año nos hemos dado cuenta, gracias a las fiestas que hemos hecho con Depaart, que igual no es necesario gastarse ese pastón en artistas invitados con cachés inflados por sus managers. Esto es un dato muy relevante, porque abre la puerta a que colectivos con inquietudes y ganas de trabajar puedan llegar a llenar salas que normalmente requieren de estas inversiones. Por otro lado la crisis ha puesto a cada uno en su sitio y ha dejado hueco para nuevas propuestas, ¡hay cosas muy interesantes! Realmente, y todos lo sabemos, no hace falta un club de miles de personas ni un DJ internacional para que pases una noche cojonuda y aprendas mucho de música, ¡gente pequeña al poder!

Ya para ir cerrando: ¿algo que queráis comentar en especial a los lectores de Mondosonoro?
¡Ante todo que estamos infinitamente agradecidos por la oportunidad de rellenar y compartir estas líneas con vosotros y con vuestros lectores! Es todo un honor ya que os seguimos desde que nos empezamos a afeitar.
Para nosotros lo más importante es que el disco se escuche. Puede gustar, puede disgustar, puede venderse o puede que no, pero para nosotros lo importante es que se escuche. Tiene muchísimo trabajo detrás porque es una obra DIY en la que hemos puesto sudor y sangre y nuestra máxima aspiración a día de hoy es que, dentro del frenético estilo de vida que llevamos (llevamos una vida EP), logremos suscitar interés en el público y hacer que, al menos un rato cercano a una hora, sea diferente, profundo, nuevo, y nos sirva para crear una conexión virtual con quien lo escuche. Nos damos por pagados con eso.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies