Entrevistas históricas especial 200 - Dover
Entrevistas / Dover

Entrevistas históricas especial 200 - Dover

Don Disturbios — 10-11-2012
Fotógrafo — Archivo

Cuando salió esta entrevista Dover ya habían vendido más de 50.000 copias de “Devil Come To Me”, convirtiéndose en el fenómeno “indie” de la temporada. Una imparable ola que se extendería por media europa y que marcó un antes y un después en nuestra escena.

Entrevista publicada en septiembre de 1997

Tampoco es ahora el momento de analizar en profundidad las causas que os han llevado a dicha elección, pero sí podemos analizar brevemente cuál ha sido el proceso. El grupo surge en el 94 y tras una infructuosa intentona de sacar un disco con el desaparecido sello madrileño Mojave, acaban editando su primer trabajo "Sister" (1995) con Everlasting (Caroline España). El disco pese a su triste producción es bien recibido por la crítica, que empieza a analizar las principales bazas potenciales de la banda (Mondo Sonoro lo incluye en su lista de los 10 mejores trabajos nacionales), pero como casi siempre el reflejo en las ventas es el habitual: 700 copias.
Cambio de compañía, aparece en escena Subterfuge, que pone a disposición del grupo su modesta pero efectiva maquinaria promocional. Sale "Devil came to me", su segundo trabajo, y casi de inmediato empieza a sonar en Radio 3. La prensa especializada más arriesgada y menos snob (el snobismo no comporta riesgo, aunque algunos lo pretendan) le da su beneplácito y la bola de nieve ya circula por la pendiente. Anuncio de Radical, la bola sigue rodando. Actuaciones en Festimad y Dr. Music Festival y el efecto "boca a boca" se activa. Sus actuaciones se recuerdan y Dover aprovechan como pocos la oportunidad que ofrecen los numerosísimos festivales patrios (gracias a la nueva moda Pon-un-festival-en-tu-pueblo) de convencer a grandes audiencias. Un público que hace apenas dos años, no conseguías reunir ni en un año de gira por los numerosos garitos, baretos o establos que adornan la geografía ibérica. Por todo ello la bola es hoy una realidad. Una realidad que trae de cabeza a mucho capitoste de multinacional que programa y desprograma la tentadora oferta que los arrastre a las orillas del "mainstream", y es que los cabezazos que se han dado los A&R se oían por toda la Castellana. Y encima cantando en inglés, para que duela más.
Por todo esto y por mucho más, nos acercamos  a charlar con la banda en su reciente y multitudinaria actuación durante las fiestas de la Semana Grande de Bilbao ante más de 10.000 personas. Y atentos alas novedades.

Por lo pronto Álvaro Gómez (bajo) ha dejado la banda (con el consabido Sin-malos-rollos) y durante los conciertos del verano ha sido sustituido provisionalmente por un veterano del instrumento hasta que las tres partes restantes del grupo -Jesús Antúñez, Cristina y Amparo Llanos- han dado con el recambio ideal de esta apisonadora musical que es Dover. Y esa afortunada plaza ha recaído en Álvaro Díaz, el que fuera primer bajista de la banda en sus años maqueteros, antes de la grabación de "Sister". La elección se realizó pocos días antes de realizar la sesión fotográfica para Mondo Sonoro.
La primera - y más obvia- pregunta que se puede plantear a Cristina Llanos es la razón, si la hubo, de dejar Everlasting sin tener aun otra casa discográfica:"Teníamos un contrato de un año y lo cumplimos. Podíamos renovarlo o buscar otra cosa, pero siempre existe la posibilidad de que alguien haga algo más, y no queríamos eliminar esa opción. Y, efectivamente, encontramos a alguien que quería hacer más. Con Subterfuge firmamos por dos años, pero estamos muy a gusto, las cosas van bien…". Subterfuge tiene todavía un disco más -se oyen más cabezazos en la Castellana-, aun así algunos defienden que "Devil came to me" podría haber tenido tanto éxito en Everlasting como el que ha tenido en Subterfuge. Cristina nos disipa las dudas: "No, seguramente no. Es trabajo tuyo y trabajo de la compañía. Sin lo uno no hay lo otro. El disco, por muy bien que esté, sin la promoción que hay detrás no puede salir y darse a conocer solo. A los oídos de la gente tiene que llegar a través de unos medios, y de eso se ha ocupado muy bien Subterfuge". Estamos de acuerdo, pero las diferencias entre las composiciones de "Sister" y "Devil came to me" son notables. "Hay diferencias de producción y, bueno, la canciones del nuevo disco están más evolucionadas. Las otras eran más cortitas, más antiguas, menos trabajadas, pero más que nada es que el primero no tuvo nada de producción". Lo dicho, dudas disipadas.
Pero a pesar de todo, la fórmula del éxito del "diablo",sigue dando mucho que hablar. Y es que la fórmula de este -rotundoe indiscutible- éxito (sus 43.000 copias vendidas les pueden llevara ser el primer grupo independiente que consigue el Disco de Oro) da opiniones para todos los gustos, pero Cristina lo tiene claro "Es por las canciones, por el disco. Creo que es un buen disco, y como se trata de vender música, pues es lo que ha sucedido en este caso. Ha sido el disco, sin más".

Cristina habla con total naturalidad, da la impresión de que el licor del éxito, que tan fácilmente emborracha, a ella no le ha afectado lo más mínimo. "La única diferencia es que ahora tenemos más cosas que hacer, mucho más trabajo. Pero eso es bueno, es de lo que se trata: de que toques y que tengas quehacer mucha producción y mucho de todo. Pero en la vida personal no nos ha cambiado nada". No hay más remedio que creerla, porque las hermanas Llanos parece que hasta se esfuercen por no cambiar las cosas. A pesar de los numerosos conciertos que han realizado durante este verano, todos continúan con sus trabajos habituales: "Hombre, es bueno tener otras alternativas porque estas cosas duran determinado tiempo, no son para toda la vida. Entonces siempre es bueno no abandonarte y decir "yo ya he hecho todo lo que tenía que hacer”. Yo tengo 21 años y me quedan muchos por trabajar. Por ejemplo, Jesús trabaja menos, pero a mi no me apetece mucho no hacer nada durante todo el día hasta que llegue el fin de semana. Estar tocándome las narices hasta el viernes no me apetece porque además, corres el peligro de que se te vaya un poco la onda y puedes creerte que eres una estrella del rock cuando no lo eres".
Quizás tenga razón Cristina y sea eso lo que les mantiene "cuerdos", mantener contacto con el mundo terrenal y "ascender de los infiernos" unos cuantos días a la semana. Y es que el disco está lleno de referencias religiosa: el Diablo, Jesucristo, la traición. "Esto es porque te sale, porque te gusta como queda. El aire que le da a las canciones, a veces más oscuro, a veces más brillante. Y quizás por darle al disco un aire más homogéneo que el otro no tenía, algo que también se corresponda con el trabajo artístico de la carpeta, de la galleta. Que cojas el disco y todo tenga algo que ver".

Los shows de Dover, los grandes responsables de su éxito huyen de espectacularismos "Yo nunca he acabado de confiar en estas cosas, no porque no me parezcan bien, sino porque en estos momentos de nuestra carrera no lo veo adecuado. Todo ha sido muy de repente y sería algo forzado. Creo que todavía tenemos tiempo por delante para seguir mostrando simplemente lo que somos, ¿no?, una cosa muy básica de cuatro personas haciendo música. Yo intento representar todo lo que puedo conmigo misma a la hora de cantar, ya que soy la que habla, pero cosas más espectaculares todavía no..." Sí Cristina, pero es que lo espectacular es tu voz.
Ahora el abanico de posibilidades que se abre es inmenso, posibilidadesentre las que van a tener que elegir. "Vamos a editar el disco en Santiago de Chile y en Argentina y esperaremos a que pase un poco el tiempo para ver qué tal funciona. Si todo va bien iríamos allí en diciembre o enero. Luego tenemos lo del Festival de Venecia que es una pequeña producción más para dentro que para fuera y cosas así de promoción". "Lo del Festival de Venecia" no es ni más ni menos que la inclusión de varios cortes de "Devil came to me" en la banda sonora de "A Ciegas", la nueva película de Daniel Calparsoro (de la que tenéis noticias en estas mismas páginas), que al concursar en el Festival de Venecia se lleva al grupo a la fiesta de presentación de la misma. Respecto a lode Chile y Argentina no deja de ser curioso que las miradas vayan hacia allí en vez de hacia Europa o paises de habla inglesa. "Por ahora no, en un principio el objetivo es quemarlo aquí todo lo posible... Más adelante nos gustaría ira los Estados Unidos, pero bueno... Hace poco nos llamó uno de los guitarristas de los Posies -que nos había oído en el Doctor Music- y nos propuso ir a hacer algo, tocar algunas fechas y tal. Pero eso necesita respaldo. No basta que tu disco esté muy bien, porque a veces sale económicamente muy mal".

Llevamos todo la entrevista hablando del éxito cosechado por el bombazo del año (no confundir con la siempre perecedera canción del verano, léase, y perdonen los disconformes, "La Flaca" de Jarabe de Palo) pero detrás de todo esto hay una realidad y que es que el listón para el próximo trabajo de los madrileños está muy, pero que muy alto: "Yo confío mucho en nosotros y mantengo plenamente esa confianza porque siempre hemos hecho lo que nos gustaba, y así lo hemos llevado". De momento han desestimado todas las ofertas de las multinacionales y sigue en pie su contrato con Subterfuge (la propia compañía ha llegado a recibir ofertas de compra). "No es que hagamos ascos, ni no ascos a las multinacionales. Por ahora no hemos hablado con nadie ni nada. No nos lo planteamos. Yo creo que fichar por una multinacional o por otra independiente significa que tienes que estar mal donde estás y tienes que buscar otra cosa. Lo de las multinacionales tiene el peligro de que no lo conocemos. Es la misma situación en que estábamos antes de sacar nada con nadie, que tampoco sabíamos lo que era una independiente. No es que los de las independientes sean muy buenos y los de las multinacionales muy malos. Es que unos funcionan de una manera y otros de otra. El peligro de las multinacionales está en que, a lo mejor, manejan unos productos bien y otros no tanto".Y sin "a lo mejor". Las multinacionales no saben, o ni siquiera dedican recursos a trabajar en el "material alternativo", como ellos lo llaman. Un "material" que podría tener potencialmente una repercusión comercial mucho mayor de la que actualmente tiene. Con Subterfuge nos encontramos en el caso contrario. La avezada factoría madrileña ha demostrado su astuto olfato y la efectividad de su trabajo recogiendo lo más florido o -en caso de opiniones contrarias- como mínimo lo más vendedor de la "escena alternativa": Killer Barbies, Sexy Sadie, Australian Blonde o Manta Ray. Pero no nos despistemos, porque a Cristina Llanos poco le importan todas estas disgresiones, incluso le parece normal que los ayuntamientos sigan contratando cosas como Ella Baila Sola. "Saben seguro que a la gente le va a gustar porque se han vendido, yo qué sé, 500.000 copias. Los Ayuntamientos es normal que hagan balance y vayan a por lo que más vende. ´Vamos a por Rosana!´. Pero luego hay Ayuntamientos que tienen sus concejales enterados, que conocen todo esto y contratan un poco de todo".
Ellos han tocado en el Doctor Music Festival de Lleida y en el Festimad de Madrid, pero a diferencia de otros grupos españoles, no critica el trato: "Me parecen muy bien, muy divertidos, conoces muchos grupos. Te tratan muy bien". Ya, pero el trato que le dan a Dover no será igual al dispensado a otro grupo español sin tanto reconocimiento. "Yo creo que les tratan igual de bien. Otra cosa es el tema de las horas, ya que normalmente te ponen más pronto que a los extranjeros. Pero aun así, eso está yendo un poquito mejor. Está cambiando. En el último Festimad, grupos extranjeros que no venden demasiado tocaban antes que grupos españoles que venden más que ellos. Yo creo que esa es la lógica a seguir". Sí, pero la lógica es algo difícil de encontrar en el mundo de la música. Aunque de momento, con vosotros, ha sido ella la encargada de aplicar sus inapelables leyes.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.