Desembarco ibérico
Entrevistas / Zoé

Desembarco ibérico

Sergio del Amo — 26-05-2010
Fotógrafo — Archivo

En su México natal son un fenómeno de masas y han vuelto a poner los cánones del rock sobre la palestra. Ahora, casi una década después de su debut, pretenden repetir tal éxito en tierras españolas resumiendo su trayectoria en “2001-2010”.

Presentar un recopilatorio con tus mejores temas cuando eres un auténtico desconocido por estos lares puede sonar, cuanto menos, presuntuoso. Pero si tenemos en cuenta que los protagonistas en este caso llevan una década afianzando la escena alternativa de México y son de las pocas bandas en su país capaces de congregar a las masas y recibir el disco de platino en momentos de crisis, la estrategia se debería considerar como una carta de presentación indiscutiblemente necesaria. Al menos, para nosotros. Zoé nos presentan “2001-2010”, un recopilatorio exclusivo para el mercado español en el que se reúnen algunos de los temas más representativos de su carrera y en el que participan, como invitados de excepción, Dorian, Enrique Bunbury, Vetusta Morla y Anni B. Sweet. ¿Cómo se presenta su desembarco por nuestras tierras? “Hemos puesto toda nuestra ilusión. La apuesta por España nos la tomamos muy en serio ya que llevábamos años presionando a la discográfica para hacerlo. Somos conscientes de que aquí partimos de cero, únicamente nuestros dos últimos álbumes han sido publicados (este es el caso de “Memo Rex Commander y el Corazón Atómico de la Via Láctea” y “Reptilectric”), pero creo que podemos llegar a gustarles al público”, comenta el guitarrista Sergio Acosta. Cuando en 2001 debutaron con su álbum homónimo, prácticamente nadie les prestó atención. Las radios mexicanas, enaltecedoras de lo prefabricado como Paulina Rubio, les ignoraron en su parrilla y la banda no encontraba su lugar. Pero todo cambió con el EP “The Room” y, más concretamente, el tema “Death”. “En algún momento se nos vino a la cabeza tirar la toalla antes del éxito de ‘The Room’. El boca a boca hizo que en México el público nos conociera y acudiera a nuestros directos, pidiéndole a las radios, incluso, que radiaran nuestras canciones. Así que aquí seguimos desde entonces. Las discográficas siempre tienden a tirar por lo fácil, por aquellos artistas en los que la imagen, que no la calidad, prevalecen”, denuncia el batería de la banda, Rodrigo Guardiola. “En nuestro país, durante los noventas, hubo una etapa del todo oscura para el rock, ya que la máxima aspiración de la gente, entonces, era hacerse Dj. El rock, como tal, pasó a un segundo plano. Lo tuvimos muy difícil cuando lanzamos nuestros primeros dos discos, pero la ilusión por el trabajo bien hecho es lo que nos ha animado a seguir luchando”, sentencia Acosta al respecto. Si tuviéramos que destacar a un culpable del sonido de Zoé, sin duda, deberíamos centrarnos en la figura del productor británico Phil Vinall (Radiohead, Placebo, Pulp), quien redujo drásticamente su caché para trabajar codo con codo junto al quinteto. “Phil es como de la familia. Contactamos con él justo después del éxito que supuso ‘Pure Morning’ de Placebo y nos invitó a Londres para conocernos. Nos cobró 7.000 dólares cuando nos podía haber pedido muchísimo más. Él es el típico productor que únicamente se involucra con aquellos proyectos que le interesan, así que debemos agradecerle de todo corazón todo lo que ha hecho por nosotros estos años”, afirma el bajista Ángel Mosqueda, recalcando que el mismo Vinall será quien comande los mandos de su próximo largo, el cual “se encuentra en plena fase de composición en estos momentos”.“Ese puente que en los ochentas hubo entre España y México debería volver. Grupos como Nacha Pop o Danza Invisible triunfaron en nuestro país gracias a ese intercambio. Ahora las cosas son mucho más difíciles. Coger un avión y venir para acá supone un gran gasto, pero un riesgo que hay que tomar”, concluye Acosta. No sabemos a ciencia cierta cómo calará la banda por nuestras tierras, ni si surgirá una nueva generación de “rocanlovers” (el nombre bajo el que se identifican sus fans) en tierra hispana. Pero lo único fehaciente de todo este asunto es que hemos tardado mucho, demasiado incluso, en conocerles. Ya lo dice el dicho, más vale tarde que nunca.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.