“A Tangana en Podemos siempre le haremos un sitio si quiere colaborar”
Entrevistas / Los Chikos Del Maíz

“A Tangana en Podemos siempre le haremos un sitio si quiere colaborar”

M. Jubera — hace 4 años
Fotógrafo — Archivo

Tras dos años de silencio desde “La estanquera de Saigón”, Los Chikos Del Maíz han vuelto de forma incendiaria a la escena  musical, esta vez con “Trap Mirror”, un EP que anuncia, si no el final, un parón en su carrera. El disco se compone de cuatro temas: tres  siguen su línea política y un tercero (“Los Pollos Hermanos”) ha hecho mucho ruido al presentarse como adelanto. En él los del maíz rapean sobre una remezcla de Common llevada a cabo por Big Hozone, lo que en sí mismo ya supone un amago de respuesta a C.Tangana que se confirma al escuchar la letra. Pero, más allá del morbo por la disputa pública entre dos de los referentes más claros del rap español actual, Los Chikos nos hablan también de la calle, la violencia, la sociedad, la crítica y la propia industria en la que están sumergidos.


Han pasado dos años desde la publicación de“La estanquera de Saigón”. ¿En qué momento surge la idea de publicar esta mixtape?
Nega: No es una mixtape, una mixtape es una cinta con mezclas de varios temas. Ahora el término se utiliza (de forma errónea) para denominar lo que antes era una maqueta. Lo nuestro es un EP, un disco corto. Pero respondiendo a tu pregunta, queremos aparcar Los Chikos del Maíz por una larga temporada y nos gustó la idea de despedirnos con un buen puñado de temas.
Toni: Más allá de hacer conciertos, lo que más nos motiva es hacer canciones, y ya que íbamos a parar durante una temporada decidimos sacar un trabajo, aunque sea breve. Podríamos habernos despedido sin nada, alargando “La estanquera de Saigón” hasta fin de año, pero este EP es casi más un regalo para nosotros que para el público. Queríamos despedirnos haciendo un buen EP de rap.

¿Cuál diríais que es el concepto sobre el que se articula el disco?
Nega: De alguna manera la serie británica “Black Mirror” sirvió de hilo conductor conceptual: sea para denunciar la separación, el aislamiento, la dictadura de la imagen y la inmediatez o, en contraposición y como hacemos con “Un bolero en Berlín”, para enaltecer la humanidad, el amor y la autenticidad en las relaciones interpersonales.
Toni: También buscamos huir un poco de las tendencias más rockeras que teníamos en el anterior disco y, como es lógico, en nuestro trabajo de Riot Propaganda. Queríamos hacer un disco de rap más clásico. Del rap que venimos mamando desde el principio y que más nos motiva y que, parece, poco a poco se está perdiendo.

“Necesitábamos respirar. Han sido once años con Los Chikos del Maíz. Era el momento”

La verdad es que yo tenía los dientes largos pensando en doce temas. ¿Por qué la grabación de un EP en lugar de un disco?
Toni: Por falta de tiempo, no hay mayor misterio. Tampoco es nada extraño, la mayoría de grupos suelen dejar tres o cuatro años de margen entre trabajos.“La estanquera de Saigón” tiene año y medio pero nos apetecía sacar algo aunque fuese corto.
Nega: No daba tiempo para más, habíamos decidido despedirnos este año. Lo de sacar nuevo material decidió a principios de año: era técnicamente imposible sacar más temas. Pero creo que es mejor así, dejar un buen sabor de boca y dejar a la gente con ganas de más.

¿Por qué este EP supone el final de una etapa? ¿A qué se debe este parón?
Nega: Necesitábamos respirar. Han sido once años con Los Chikos del Maíz, de los cuales seis o siete hemos estado sin apenas parar enlazando una gira con otra. Era el momento.
Toni: Tampoco el EP es el que cierra la etapa. Era algo hablado hace tiempo. Es al revés, el fin de etapa nos ha servido de excusa para hacer este EP como cierre, como epílogo de una década vertiginosa. Y paramos porque, como decía Kase O, “En la carrera la fatiga es normal, por eso hay que parar a respirar…”. Y ello hemos decidido: respirar y afrontar nuevos proyectos.

¿Qué esperáis cuando lanzáis un proyecto así?
Nega: Pues no sé. Que se monte el gran pollo, que la gente discuta, debata y se tiren los trastos a la cabeza. Que los haters rabien. Saber que al día siguiente de sacarlo un chaval en alguna ciudad va camino de la facultad o del curro con el disco puesto en los cascos y va flipando en el metro diciéndose “lo han vuelto a hacer estos cabrones”. Yo qué sé, podría hablarte de la satisfacción del trabajo bien hecho y de que lo importante es que me guste a mí y todas esas mierdas que no son más que consuelos pueriles para los que no salen a tocar más allá de su barrio, pero a estas alturas de la película paso de ir de buen chaval, no hemos venido a participar sino a patear el tablero. Esto es rap y, más allá del mensaje que cada uno ofrezca, será siempre competición. Se trata de ser mejor que el resto y eso no lo decide el esfuerzo o las buenas intenciones, lo decide la gente.
Toni: Esperas que guste. Aunque tú estés contento con tu trabajo, el público es soberano y nunca sabes lo que va a opinar. Lo bueno que ahora con la inmediatez de las redes al minuto de sacar una canción ya sabes si ha gustado o no y, por suerte, parece que el EP ha sido muy bien aceptado. Está claro que haces música porque te gusta y te motiva a ti mismo, pero una vez adquieres cierto reconocimiento, sería absurdo y falso negar que no buscas también que guste al público.

He leído que pese a separaros llevaréis proyectos paralelos. ¿Va a ser 2016 un año con sorpresas por vuestra parte? Aparte de la que disteis ayer…
Toni: 2016 sirve para quemar los últimos cartuchos de Los Chikos del Maíz. En 2017 ya se anunciarán los nuevos caminos que tomemos.
Nega: 2016 será la gira de despedida, será en 2017 cuando surjan los nuevos proyectos e historias.

“¿Qué esperamos que pase? Que se monte el gran pollo, que la gente discuta, debata y se tiren los trastos a la cabeza. Que los haters rabien”

¿Qué os parece la situación de la industria musical actual? ¿Cómo os trata a vosotros?
Nega: Se encuentra en permanente cambio y evolución, en permanente proceso de adaptación. Quizá la industria se encuentra en horas bajas, pero la música vive un momento excelente. Nosotros no tenemos queja, de momento y contra todo pronóstico, seguimos funcionando muy bien. Ahora bien, luego están los medios de esa industria y la verdad es que muchos nos siguen tratando como si no existiéramos. Por ponerte un ejemplo y para ponerte en situación: hemos vendido más de diez mil copias físicas de “La estanquera de Saigón” (es una auténtica barbaridad hoy día) y estuvimos casi seis meses en la lista oficial de ventas, hemos hecho una gira de casi dos años con decenas de sold-outs, hemos llenado en prácticamente todos los festivales importantes, hemos tocado en Londres, la semana pasada metimos cuatrocientas personas en Berlín y, lo más importante, hemos grabado un tema con Evaristo de La Polla. Pues bien, a fecha de hoy aún no hemos salido en La Cartelera del Levante (la revista musical impresa más importante de Valencia), para Vice no existimos (no hacemos trap) y en Jenesaispop hemos salido esta semana porque nos metemos con uno de sus habituales como es Tangana. No es algo nuevo. En nuestra ciudad pasó antes con Obrint Pas, un grupo que recorrió medio planeta, tardaron siglos en ser reconocidos. Y pasa ahora con Zoo y La Raíz, estos últimos metieron diez mil personas en su presentación de Valencia, diez mil personas tronco. Siguen sin aparecer en Radio 3, Vice o Playground. Quizá es que no somos chicos de clase media con flequillo que gusten a gilipollas que toman café en Starbucks, quizá es que cometemos la locura de hablar de problemas sociales o quizá es que los medios de la industria abrazan el credo hipster que nos recuerda que la música comprometida es mala per se y poco cool. Otro ejemplo reciente: la semana pasada fue el Rivas Rock: S.A. tocaba por fin en Madrid después de más de un lustro y miles de personas se congregaron. Apenas tuvo incidencia en los medios. Pues que os jodan. ¿Vosotros tenéis a los medios de vuestra parte y os publican una entrada cada vez que os tiráis un pedo? Genial, nosotros tenemos a la gente. Y me quemo, me quemo porque en realidad es un desprecio elitista con un tufo a clasismo que tira para atrás. Pero luego me descojono cuando el finde hago un soldout mientras Vice publica el enésimo artículo de un mendas que viene a cambiar el juego del rap y lo conocen en su casa. ¿Y sabes qué? Los años pasan y vemos que este tipo de medios sirven para comentar tendencias o para contarnos cosas tan determinantes como “estuve una semana comiendo las heces de mi perro”, pero como pitonisos y futurólogos se morirían de hambre. Y eso es, a grandes rasgos, lo que pienso de la música y la industria de este país. Otro día te cuento por qué la entrevista en La Cuarta Parte de Radio 3 sigue censurada y sin publicarse. Y ya te digo que no es por Frank T, la cosa apunta más arriba.
Toni: Pero tampoco es nada nuevo, Violadores del Verso han vendido más discos que muchos grupos pop que suenan veinticuatro horas en las radio fórmulas. Y siguen sonando sólo en programas de radio especializados de rap o poco más y eso es negar una realidad: que existen más seguidores de algunos grupos de rap que de ciertos grupos prefabricados que nos intentan vender como exitosos cuando sólo viven de los derechos de sonar en Los 40 y de cuatro verbenas organizadas por radiofórmulas. Kase O llenó el palacio de Vistalegre (cosa que no logró Albert Rivera, por cierto) y no salió en ningún medio de comunicación tampoco. Luego te viene un cantante de fuera, te llena la mitad de La Riviera y sale en las noticias de TVE como un éxito. El trato de los medios es denigrante con determinados estilos o grupos pero que se jodan, que vamos ganando.

Sigue leyendo—->

Un comentario

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies