Gente normal
Libros / Sally Rooney

Gente normal

8 / 10
José Martínez Ros — hace 2 semanas
Empresa — Penguin Random House

Esta es una novela singular. Celebridades como Lena Dunham, Isabel Coixet, Taylor Swift o Emily Ratajkowski la han recomendado con entusiasmo. Su autora no deja de aparecer entrevistada en los principales medios. Antes que nada, hay que citar un hecho objetivo: la irlandesa Sally Rooney nació en 1991, lo que quiere decir que aún no ha cumplido ni siquiera treinta años. “Gente normal”, su segunda novela, no sólo ha sido un éxito tremendo, con más de medio millón de ejemplares vendidos hasta la fecha y un aplauso crítico, sino que la ha convertido en algo más: en la voz de su generación. Es probable que, a la larga, se transforme en un hito como fue, cada uno en su tiempo, “El guardián entre el centeno”, “Trampa 22” o “Norwergian Wood (Tokio Blues)”. Una obra que, más allá de sus notorios méritos literarios, se vuelve una representación icónica de la sentimentalidad y los valores de una época.

Lo más curioso es que “Gente normal” es una obra abiertamente clásica, en su forma y tema. Sus personajes se intercambian mails, tienen cuentas de Facebook y Twitter, comparten imágenes y vídeos de sus parejas sexuales y, en resumen, viven en un mundo hipertecnológico que es el nuestro, pero la autora se las arregla para emplear la mensajería instantánea y la charlatanería de las redes sociales como un novelista decimonónico utilizaría con propósitos narrativos los largos intercambios postales y los chismorreos a la puerta de la iglesia. De hecho, si hay que citar a una antecesora literaria de Rooney, el primer nombre que nos viene a la cabeza es nada menos que Jane Austen: como la autora de “Orgullo y prejuicio”, nos relata una historia de amor en esencia muy romántica, pero situada en un contexto realista, en el que los factores económicos y sociales pesan en las decisiones –a veces muy desafortunadas– de sus protagonistas.

Estos son Marianne y Connell. Se conocen en la adolescencia, van al mismo instituto; los dos son atractivos –cada uno a su modo–, muy inteligentes, cultos, y se sienten atraídos el uno hacia el otro. Pero las circunstancias los separan: Marianne es de una familia rica y es una chica impopular y solitaria; Connell es el capitán del equipo de fútbol y de una familia pobre; peor aún, su madre limpia en la casa de los padres de Marianne. A pesar de todo, el romance se inicia… y fracasa. Pero esto es sólo un principio. A lo largo de la siguiente década, no dejarán de unirse y separarse una y otra vez; Marianne y Connell se cambiarán, se harán daño y crecerán como individuos gracias a su relación. El resultado es una de las novelas más empáticas y serenamente complejas de los últimos años.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies