Los Young
Libros / Jesse Fink

Los Young

8 / 10
Eduardo Izquierdo — 29-09-2021
Empresa — Libros Cúpula
Fotógrafo — Archivo

Reza la nota de prensa y también la contraportada de este libro del australiano Jesse Fink que “no es como ningún libro de música que hayas leído antes”. Eso para empezar no tiene por qué ser ni malo ni bueno. Pero es que, además, es un poco engañoso. Porque si bien es verdad que estrictamente hablando, la estructura de este volumen difiere de lo habitual, lo que hace realmente es mezclar formas de hacer que sí que ya habíamos visto antes. Pero oigan, hay que vender libros, y por una mentirijilla de nada, o una verdad a medias, tanto da, tampoco nos vamos a poner quisquillosos. Y menos si nos encontramos ante un trabajo como “Los Young”, que está la mar de bien.

De hecho, esta no es la primera incursión de su autor en el universo AC/DC. Ya lo había hecho anteriormente con “Bon: The Last Highway”, dedicado evidentemente a la figura Bon Scott. Ahora cambia el punto de mira y se centra en la figura de los hermanos Young, Malcolm, Angus… y George. Sí, porque el Fink no se olvida del hermano menos conocido dotando también de la trascendencia que merece a su figura. La anunciada originalidad parece encontrarse en que, en lugar de tratarse de una biografía al uso, la historia de los Young y por tanto de AC/DC se nos presenta a través del análisis de once canciones de su carrera, alrededor de las cuales se va construyendo su trayectoria vital.

También, y afortunadamente, se nos dice que este libro tiene más tono crítico que otros del mismo estilo, cosa que empieza por cuestionarse algunas de las certezas ya aceptadas sobre el génesis y la evolución del grupo. Y digo afortunadamente porque entre tanta literatura musical más o menos neutra, no viene mal cuestionarse la supuesta historia oficial y, de paso, que el periodista se moje y dé su opinión, algo que Jesse Fink hace sin problemas. Quizás se olvidará en las listas de los mejores libros del año, porque habla sobre un grupo sobre el que probablemente ya se ha dicho todo, pero está muy bien parido y se lee de una sentada. Y encima cuando lo acabas te apetece volver a ponerte “Back In Black”. ¿Qué más le podemos pedir?

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.