Los 100 mejores discos de rock en directo
Libros / Tito Lesende

Los 100 mejores discos de rock en directo

7 / 10
Joan S. Luna — 23-03-2020
Empresa — Efe Eme

El periodista Tito Lesende firma “Los 100 mejores discos de rock en directo”, una selección de los más importantes live albums de la historia del pop rock.

El tiempo pasa, las reglas de la industria musical y lo que funciona o deja de hacerlo cambian ante nuestros ojos sin que nos demos demasiada cuenta. Podríamos hablar de formas de consumir música, de plataformas, etcétera, etcétera, aunque en realidad no sea este el tema que nos atañe a la hora de hablar de este ameno y plagado de anécdotas “Los 100 mejores discos de rock en directo”.

Todos sabemos la importancia capital que tienen, a día de hoy –por lo menos hasta que apareció el Coronavirus–, las actuaciones para los artistas con intenciones de mantener una carrera. Sin conciertos la cosa está complicada. Lo curioso es que, al mismo tiempo que los live han devenido parte fundamental para el sostenimiento económico de la mayor parte de los músicos, las grabaciones que reproducían esos shows, y que tan relevantes fueron durante décadas, cada día parecen gozar de menor interés para el público en general. Es de imaginar que la cantidad de actuaciones completas que cualquiera puede conseguir en Youtube habrá jugado muy a la contra en estos últimos años, algo que nadie esperaba un tiempo atrás.

Si cualquiera repasa la historia de la música pop y sobre todo rock –incluyendo ahí todas las variantes estilísticas, desde el progresivo hasta el metal– son muchos los discos en directo que han ayudado a despegar las carreras de artistas de forma casi fulminante o que han supuesto un espaldarazo en ventas sorprendente. Algunos de esos títulos son piezas básicas para los grupos o solistas que las crearon y grabaciones fundamentales para sus seguidores. Pero claro, eso fue sobre todo en los tiempos pre-Internet. Tito Lesende, autor de este libro y de otros dedicados a M-Clan, The Beatles o el pop español, además de colaborador en infinidad de medios estatales, ha decidido listar muchos de esos álbumes imprescindibles. Y lo ha hecho de una forma muy amena y con la intención de no caer en nostalgias desorbitadas.

Lesende selecciona sesenta y seis discos en directo básicos, completando la lista hasta cien con algunos que bien podrían sumarle. Y lo cierto es que la lista completa quita el hipo más allá de filias y fobias, porque como dice aquel tópico “no están todos los que son, pero sí son todos los que están”. Así que es posible que cada lector eche de menos algún título ­–a mí no se crean, quizás solamente me hayan faltado tres o cuatro–, pero cada uno de los seleccionados merece la pena. Sobre cada uno, Lesende aporta datos y anécdotas que, como decíamos antes, redondean una lectura de lo más amena.

Lesende acierta ordenándolos cronológicamente desde los años sesenta, combinando estilos sin demasiados prejuicios, y añadiendo también álbumes correspondientes a los últimos años (alcanzando hasta los directos “Before The Dawn” de Kate Bush y “Live In Paris” de Sleater-Kinney, publicados en 2016 y 2017 respectivamente), un momento en el que no es que los live records gocen de excesivo predicamento. Y diría que solo se le puede recriminar haberse centrado tanto en la música anglosajona, dejando apartados con ello algunos grandes discos en directo quizás menos emblemáticos, pero igualmente apasionantes.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.