Con fina desobediencia
Libros / Fermín De La Calle

Con fina desobediencia

7 / 10
Eduardo Izquierdo — hace 1 mes
Empresa — Libros del K.O.

No me imaginaba yo leyendo un libro sobre rugby, así lo digo. No porque el deporte no me interese, que me gusta, y mucho, sino porque antepongo otros más comunes al fino arte del balón ovalado. Además, para qué engañarnos. Uno tiene la pila de libros pendientes lo suficientemente llena como para embarcarse en algo que, a priori, no le atrae. El caso es que el jefe de redacción de esta revista debió pillarme en un momento bajo cuando me ofreció este volumen para hacer una reseña. Y acertó. De lleno. Porque si bien el rugby es un deporte que siempre me había llamado la atención, por su asombrosa capacidad para mantener la limpieza y el respeto por las reglas del juego y el rival, a pesar de estar de tratarse de mastuerzos de dos metros dándose mamporros, nunca me había metido de lleno a conocer a sus anécdotas, sus jugadores más legendarios –más allá de los que destacaba la prensa– y sus equipos de leyenda. Y lo he pasado pipa haciéndolo. No, no voy a revelarles todo lo que he descubierto, pero sí les confesaré que la lectura de este más que entretenido “Con fina desobediencia” me ha abierto los ojos a un mundo más fascinante aún de lo que ya suponía, acrecentando de paso mis dosis de respeto hacia unos deportistas que enorgullecen su profesión en cada ensayo, en cada melé o en cada ruck.

Lo siento, debes estar para publicar un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies