MondoSonoro Discos

Psychedelic Country Soul

Pocos podían esperarse a estas alturas un disco de The Long Ryders. Sid Griffin, su líder, había apostado por una carrera en solitario que, eso sí, no había acabado de arrancar, formaba parte de los interesantes Coal Porters, y, a la vez, se había dedicado a publicar libros musicales, en un sueño que siempre había tenido. Indispensables, por ejemplo, son sus acercamientos a la carrera de Bob Dylan, Million Dollar Bash y Shelter from the Storm. Eso complicaba volver a tener noticias de su mejor y más conocido grupo. Pero Sid Griffin, Tom Stevens, Stephen McCarthy y Greg Sowders vuelven a la palestra con un disco, como mínimo de notable alto. Un trabajo que puede mirar cara a cara y sin rubor a los discos de The Jayhawks o Old 97’s, por citar a algunos combos esenciales del rock norteamericano de este siglo.

Doce temas con muy buen tono, versión incluida y destacable del “Walls” de Tom Petty, en el que colaboran aportando voces las Bangles Debbie y Vicki Peterson. Esta está entre lo mejor del lote, como también pasa con “The Sound”, compuesta a medias con su productor Ed Stasium, la hermosa balada acústica “If You Want to See Me Cry” o “California State Line”, una maravilla folk rock en la que brilla con luz propia la Steel de David Pearlman. Quizá la sorpresa por su calidad colabora a que lo valoremos más, pero desde luego ahora mismo la calificaría de emocionante retorno.

MÁS SOBRE THE LONG RYDERS
Comentarios Un comentario

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. Para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, ver nuestra Política de cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies